-    Escrito por gon

Antes de comprar una iguana verde ¡pensémoslo! (I)

Muchas veces, los niños y no tan niños, se entusiasman al ver una iguana y anhelan tener una como mascota. Antes de comprar una y de llevarla a casa deberíamos analizarlo dos veces. O, al menos, conocer bien su comportamiento primero.

Iguana

Entre las iguanas, la iguana verde (Iguana-iguana) es la más común. Es aconsejada, generalmente, para los principiantes. Sin embargo, la iguana verde no es la mascota más aconsejable para tener en el hogar.

Esta iguana es una especie muy imponente y, de vez en cuando, agresiva. La iguana común o iguana verde vive en la selva tropical de Sudamérica, en las Antillas Francesas y ha sido, también, introducida en Florida. Es un lagarto igual de ágil en el suelo, en los árboles como en el agua. Se la reconoce, fácilmente, por su cola rayada y por sus escamas. Posee una gruesa placa de color y de forma diferente, según cada ejemplar, que puede observarse debajo del tímpano.

Existen dos subespecies de iguanas verdes:

  • Iguana iguana iguana
  • Iguana iguana rhinolopha: esta iguana tiene la particularidad de poseer espinas rostradas, en forma de espolón, como pequeños cuernos sobre la nariz. Puede llegar a alcanzar hasta dos metros de largo. En general, suelen medir entre 120 y 160 cm con un peso de 10 a 15 kg como  máximo. Poseen una cola muy imponente ya que representa dos tercios del cuerpo del animal. Es una de las especies de iguanas más grandes.

Se nutren de vegetales: frutos azucarados, hojas, flores y brotes tiernos. Al igual que los lagartos y las serpientes, cuando la iguana descubre un sitio nuevo utiliza su lengua para inspeccionar los olores.

Iguana1

Durante el día se instala, preferentemente, en los árboles cercanos a los arroyos y a los ríos y, algunas veces, a más de 10 o 20 metros del suelo.

Al ojo parietal, situado sobre la parte delantera de la cabeza, se lo suele llamar “el tercer ojo” y le sirve de termoregulador. La iguana capta el calor del sol y lo almacena para regular su temperatura interna.

Camuflada entre el follaje, esta especie de iguana pasa de rama en rama y de un árbol a otro. Al mínimo ruido, se abalanza al suelo. Se tira de varios metros de altura para caer en el bosque con un estruendo ensordecedor. Aprovecha para fugarse, a toda velocidad, hacia el lugar más proximo donde haya agua.

Es una excelente nadadora y no duda en zambullirse de cabeza a la primera oportunidad. Puede permanecer bajo el agua durante treinta minutos. Luego, con sus miembros pegados a lo largo del cuerpo, se guía con su cola hacia un lugar más tranquilo.

Vía | Terra Nova

Imagen 1: guerry_pink

Imagen 2: mscheffler60