Escrito por Tendenzias

Como cuidar el gato persa chinchilla

Los gatos persas chinchillas, son distintos de los gatos persas comunes, hay que acostumbrarlos desde chicos a tenerlos en los brazos, de lo contrario cuando son grandes no se dejan acariciar, aunque son afectivos.

A los dos meses ya se les puede comenzar a bañar, pero antes hay que peinarlo con algún producto desenredante, para cuidarles el pelo, también conviene taparles las orejas. Se deben secar con una toalla y luego con un secador. Para eliminar los pelos oscuros, se puede emplear la técnica de stripping. Que se realiza con las dos manos, pero hay que tener mucha práctica, y paciencia, para tirar y arrancar los pelos oscuros, así el manto  quedará más claro y  vaporoso.

persa 1

El pelo de los gatos persas chinchillas, es más hermoso en invierno y principios de primavera. En invierno les gusta salir a la calle, porque aman el frío. Con una cuchilla especial de una sola hoja, que no sea nueva se le pueden afeitar los pelos de la nariz.

persa 2

Los ojos hay que limpiarlos diariamente con agua bórica, para sacarle las lagañas, hay personas que le sacan las pestañas con una tijera de puntas redondas y curvadas, para mejorar la expresión, esa misma tijera se puede emplear para cortar los mechones que crecen en la punta de las orejas. Los pelos de la cabeza que sobresalen, se cortan usando las tijeras de esculpir, que también se pueden usar para redondear lo mofletes, así parecen que están sonriendo constantemente, y con ella se redondea la punta de la cola.

persa 3

Son tan hermosos que bien vale la pena pasar algo de trabajo para cuidar al gato persa chinchilla o llevarlo a un peluquero para que luzcan más hermosos aún.

AnimalesMascotas

Newsletter