Escrito por Tendenzias

Cómo detectar enfermedades en animales domésticos

Al igual que las personas, es muy común que los animales domésticos se enfermen, y requieren del mismo cuidado y atención que precisamos nosotros. El problema está en que muchas veces nos damos cuenta de que nuestras mascotas están enfermas cuando ya es demasiado tarde. Vamos a darte unos consejos para que puedas detectar posibles enfermedades y así ser capaces de prevenir que los animalitos que tengas en casa lo pasen mal.

Cómo detectar enfermedades en animales domésticos

Detectar posibles enfermedades en los animales puede ser tan sencillo como observar el físico o el estado anímico de nuestro compañero doméstico, sin embargo, a veces no lo es tanto, ya que, para no ser aislados de su grupo social, los animales pueden llegar a ocultar los síntomas. Este es el caso de las aves, por ejemplo, que suelen intentar comportarse con normalidad para no ser apartadas. Pero a poco que sospechemos y nos vayamos fijando en cambios de hábitos o comportamientos, detectaremos estas pistas que nos indican que algo les ocurre.

animales domesticos

En el caso de los peces, por ejemplo, nos llamará la atención que algo les sucede cuando sus aletas se vean prácticamente rígidas. Si nos fijamos bien, sus movimientos de nado se modifican sustancialmente. No obstante, lo que todos los animales tienen en común a la hora de presentar signos de alguna enfermedad es su apetito. ¿No sucede lo mismo con los humanos? Tened en cuenta que, cuando se sienten débiles, menos fuerzas tienen para ir a por la comida. El esfuerzo de ir al comedero puede ser demasiado para ellos. Pero vamos paso por paso.

Lo primero que nos llamará la atención de nuestro animal doméstico (perro, gato, hámster, cobaya, conejo, pájaro, hurón o pez) es un cambio de hábito. Nos preguntaremos siempre que dudemos si nuestro animal se mueve con normalidad, si tiene la misma disposición a dar su paseo rutinario, si deja comida en su comedero, si bebe líquidos, o si duerme con más frecuencia de lo normal. Desde luego, lo que más llamará nuestra atención podrá ser su forma de caminar, volar o nadar, ¿lo sentimos sin equilibrio, cojeando?

Otra pista que nos dirá si a nuestro animal le sucede algo malo es si lo notamos más torpón de lo habitual. A veces puede ser un problema de extremidades (patas, alas o aletas), pero otras puede tratarse por una pérdida de visión o una falta importante de vitaminas (vamos a nuestro animal algo frágil).

Hay que tener en cuenta que, en líneas generales, y mucho más importante en periodos de frío intenso, nuestro animal deberá tener una buena alimentación, ya que la falta de algún nutriente esencial en su dieta, puede provocarle una carencia de defensas, lo cual le predispondrá mucho más cualquier enfermedad. Más aún si se trata de un resfriado, por ejemplo. En el caso de los roedores (hámsters, cobayas, ratones, conejos) hay que prestar especial atención a los estornudos, la tos y la falta de apetito, así como el tacto frío de su cuerpo. Esto nos indicará que nuestro pequeño animalito ha cogido una gripe.

Cómo detectar enfermedades en perros

Como sucede con la gran mayoría de los animales domésticos, detectar enfermedades en los perros no será una tarea complicada, ya que casi todos presentan síntomas parecidos a los nuestros. Sin embargo, hay otras pistas que nos alertan de un problema perruno, así que vamos a explicarlos para que nuestros caninos estén lo más sanos posibles.

Es importante saber que este tipo de exámenes o revisiones domésticas pueden realizarse en cualquiera de nuestras rutinas, como será el caso de ir a pasear con nuestro perro o en el momento del baño, ya que algunas de estas pruebas consisten en observar el estado de los excrementos o la presencia de parásitos alrededor de los ojos, oídos y demás.

Cómo detectar enfermedades en perros | Detección de parásitos

A veces, cuando nuestros perros salen a jugar por los parques, campos y playas, y aunque forme parte de su naturaleza curiosa y juguetona, nuestros amigos de cuatro patas se están exponiendo a un gran número de parásitos, bacterias y enfermedades. Algunas razas, de hecho, corren peligro de envenenamiento o alergias por dar un lametazo o ingerir ciertas plantas. Pero vamos a centrarnos en cuestión más genéricas en lugar de problemas específicos por raza. No obstante, para evitar cualquier susto, es recomendable llevar siempre con nosotros pastillas de carbón activado y agua, y más cuando nuestro paseo canino suele ser en campos grandes y no controlados.

Revisa sus ojos y oídos, estas zonas deben estar limpias por completo, presentar un color rosáceo (ni rojo ni blanco) y no desprender olor. Según la raza, algunos perros suelen tener algunas legañas al día, sin embargo, si no es lo habitual en tu perro, esto podría indicarte que existe algún tipo de proble. Desde luego, hay que tener claro que, cuando existan sospechas de un posible enfermedad, hay que llevar a nuestro compañero doméstico al veterinario para que puedan hacerle una revisión adecuada y así poder ponerle tratamiento.

La pérdida de peso puede ser otra pista para indicarnos que nuestro perro presenta algún tipo de infección bacteriana, así como el estado de sus heces o la frecuencia en el vómito. Es común que los perros vomiten después de un paseo por la playa, ya que lo más probable es que hayan ingerido arena. Lo mismo sucede cuando se trate de un perro especialmente comilón y le pueda el olor de los restos de comida de la basura, o que sea de aquellos que todo se lo llevan a la boca. Esto no quita que no controlemos lo que está al alcance de nuestros perros, en especial si tienen esta tendencia.

Cómo detectar enfermedades en perros | Examen exhaustivo

Si quieres que tu perro esté sano, pero sospechas que pueda estar pasándole algo, revisa su cuerpo. Ten en cuenta que, según la raza de tu perro, lo normal es que no deban marcarse sus costillas (excepto en el caso de los galgos), tampoco deben asfixiarse al caminar (salvo en los bulldogs) y no deben presentar excesiva salivación (salvo en bóxers o mastines). En el caso de su piel o pelo, no debe presentar calvas y es importante que este sea cepillado con frecuencia.

AnimalesMascotas

Newsletter