Escrito por Tendenzias

¿Cómo hacer a un gato feliz?

Cuando tenemos a un gato en casa puede que nos sorprenda el que la mayoría de ellos son bastante independientes y aunque nos dan su amor, lo cierto es que muchos dueños se deben preguntar si lo cuidan con el suficiente amor para que sean felices. A continuación en Animales Mascotas os damos algunas claves y consejos para que la pregunta ¿Cómo hacer a un gato feliz? tenga como resultado una mascota no sólo feliz, sino sana y saludable.

como-hacer-a-un-gato-feliz-consejos

¿Cómo hacer a un gato feliz?

como-hacer-gato-feliz

En Animales Mascotas tenemos una debilidad por los remedios naturales para ayudar a los animales domésticos, pero a veces la mejor medicina es simplemente la prevención. Y como resulta que, según los expertos, un ambiente que un gato encuentre estresante puede conducirle a padecer de enfermedades crónicas queremos evitar esto y conseguir así que sea feliz.

A pesar de que creemos entender a los gatos, muchos ni tan siquiera entendemos aspectos de su comportamiento habitual como por ejemplo que les de por rascar el sofá o que sin motivo arañe nuestra mano cuando les acariciamos. Puede que la respuesta esté precisamente en que hemos acabado teniendo un gato estresado y con ello no se siente bien y puede además caer enfermo.

La mejor cura, dicen, es que aprendamos a escuchar a nuestro gato y para ello debemos darle “opciones” en su propio habitat y sobre todo eliminar o reducir,  los factores ambientales que desencadenan la respuesta al estrés.

No importa cuánto los amamos, los gatos son nuestros cautivos domesticados y no hay forma de explicar sus costumbres, o la interpretación que ellos hacen de las nuestras así que hemos de ser nosotros los que no adaptemos a ellos y no a la inversa.

A diferencia de los perros y (la mayoría de) los seres humanos, los gatos no son innatamente sociales. Evolucionaron como cazadores solitarios y no son adeptos a la lectura de nuestras señales sociales. Es por ello que puedes gritar, romper, aplaudir, hacer gestos y ruidos a un gato que este no emitirá respuesta alguna mientras que por ejemplo un perro puede que salga corriendo, o se esconda.

Sin la capacidad cognitiva para establecer una conexión entre su ira y su comportamiento, los gatos simplemente ven la agresión. Esto es aterrador para el pobre animal que no tiene capacidad de reacción a ello, frustrandole tanto a él como al humano, y en última instancia conduce a la tensión para el gato a causa de la interrupción constante de los comportamientos felinos naturales.

Debes saber que en realidad, los gatos se enferman cuando quieren expresar sus comportamientos naturales y no pueden.

Es por ello que podemos enumerar una serie de trucos para aplicarlos a nuestro gato y con ellos poder conseeguir que sean más felices.

Trucos para conseguir un gato feliz

trucos-para-hacer-a-un-gato-feliz

Entrena a tu gato para que se adapte a su entorno

Puedes crear obstáculos mecánicos, en lugar de los emocionales. Pon cinta adhesiva de doble cara en las zonas en las que araña, la línea de la encimera de la cocina cubrela papel de aluminio y como no, compra una alternativa como un poste para que el animal rasque. Cuando lo haga, le das una recompensa.

Presta atención a donde colocas sus cosas

Los gatos se integran en nuestra rutina porque nosostros así lo deseamos pero debemos prestar atenció al entorno en el que vivimos y como este puede afectar a nuestra mascota. Procura que su plato de comida y cajón de arena estén en zonas de arena y en lugares que den acceso a su libertad.

Proporciona buenas vistas

Los gatos están interesados ​​en otros animales, pero no quieren sentirse expuesto de modo que puede que estando frente a la ventana salten sin más y que o choquen contra el vidrio o caigan por ella. Procura que hayan  lugares de observación ocultos para tu mascota, y esto es importante, asegurate de que no sea un lugar alto  como una estantería.

Acaricialos cuando ellos quieran

Es complicado saber cuando un gato quiere que les toquemos pero la señal más habitual para ello es hacerlo cuando se frotan contra nosotros. Es su modo de pedir “mimos”.

No les toques el vientre

La mayoría de los dueños de gatos saben esto. Cuando un gatito voltea en su espalda y muestra el vientre como hace un perro no quiere decir que está preparado para que le toquemos. Significa que está a gusto en el entorno y nos lo hace saber pero si les acariciamos entenderán que atacamos su zona corporal más vulnerable y puede que su respuesta sea un buen zarpazo.

Cuidado con la grupa

La grupa de un gato está lleno de nervios y es muy sensible de modo que rascarles en esta zona les provoca incómodas cosquillas que no les gustan nada.

No fuerces nuevas amistades

Los gatos no suelen llevarse muy bien con los perros y con otros gatos de modo que evita nuevos amigos aunque si no te queda más remedio, es bueno hacerlo con cuidado. Puedes frotar cada animal con una toalla seca y luego frotar la misma toalla en el otro para que puedan acostumbrarse al olor del otro. Asegúrate de que cada mascota haya comido y procura que estén cómodos. Deje que se mezclan sin forzarles, y asegúrate de tener una vía de escape en caso de que uno de ellos se asuste y tenga que salir a la carrera.

Puede que estas indicaciones te ayuden a no tener más “problemas” con tu mascota o puede que no te sirvan pero lo cierto es que con ellas no tienes nada que perder y mucho que ganar, especialmente si puedes ayudar a que quizás con algunas de estas ideas tus gatos sean las criaturas felices y saludables que merecen ser.

AnimalesMascotas

Newsletter