Escrito por Tendenzias

Discapacidad y rehabilitación en perros

Si la mascota cuenta con el apoyo de sus dueños, podrá superar cualquier tipo de adversidad, inclusive las limitaciones físicas. Lo primero es entender a tu mascota. Recuerda que no puede hablar así que tú tienes que estar al tanto de los síntomas que presenta para brindarle al veterinario toda la información necesaria para dar un tratamiento óptimo.

Gran parte de las discapacidades se originan por accidentes o son consecuencia de una enfermedad. Aunque no hay que olvidar que también existe la posibilidad de una discapacidad por temas genéticos o hereditarios, como la catarata o problemas de la columna vertebral.

Cómo se puede causar la discapacidad

Las enfermedades que suelen causar discapacidad son las vinculadas al sistema nervioso como distémper, problemas de los riñones o del hígado, y las enfermedades del corazón.

Otras discapacidades se dan por accidentes, como los sufridos en los accidentes de tránsito. Si nuestra mascota es atropellada, debemos cargarlo –siempre sosteniendo la cabeza- y llevarlo al veterinario con urgencia.

Si hay daño externo como un corte o herida, lo óptimo es cubrirla con una tela y causar presión en la zona. Lo común es la existencia de huesos rotos, sin embargo, hay casos en que el atropello es muy violento y ocasiona hemorragias internas, inflamación del cráneo, obstrucción de las vías respiratorias o la muerte.

Si hay daño leve tendrá que seguir un tratamiento de clavos intramedulares, si es grave, la mascota tendrá que recibir aparte de medicamentos y sobrellevar una o varias operaciones, tratamientos complementarios como la hidroterapia.

Cómo apoyarlos

Si nuestra mascota sobrevive a un accidente o enfermedad que le daña alguna de sus capacidades motoras, lo primero que debemos hacer es orientarnos con el veterinario sobre los cuidados que debe recibir, ya sean físicos o psíquicos.

Recordemos que ellos son como nosotros y si los sobreprotegemos o erroneamente los tratamos como inútiles es factible que eso altere su personalidad, forma de contactar con la sociedad, e incluso, que lo lleve a la depresión y muerte.

Mientras nosotros lo mediquemos, tratemos con cuidado, cumplamos con su rehabilitación y le demos mucho cariño, la mascota debe sentirse segura de realizar sus actividades de siempre y aprender a vivir con el aditamento que necesite, ya sea unas rueditas u otros. Este elemento debe volverse parte de su cuerpo y aprender a controlarlo como hacen las personas que utilizan sillas de ruedas.

AnimalesMascotas

Newsletter