Escrito por Tendenzias

Gato Oriental Blanco

El gato Oriental blanco es de pelo corto y tienen exactamente la misma conformación que los siameses y se los clasifica dentro del mismo. Sin embargo, se distinguen de ellos por la ausencia de marcas acomelánicas es decir su coloración es uniforme. Este tipo de razas de gato son el resultado de cruces entre gatos europeos y siameses y de ella os desvelamos a continuación, todos los detalles.

gato-oriental-blanco

Raza Gato Oriental Blanco:

El manto de gato oriental blanco debe ser blanco puro como su nombre indica sin reflejos de otro color y es por ello que destaca muchísimo entre las distintas razas de gatos.

<img class="decoded aligncenter" src="descripcion de imagen” alt=”descripcion de imagen” width=”600″ height=”621″ />

Las almohadillas de las patas y el hocico son rosas. Esta variedad es la única entre los orientales que tiene los ojos de color azul brillante. Sin embargo, está también reconocido el oriental blanco de ojos verdes. Los ejemplares blancos que no se corresponden con el estándar son eliminados de la cría, se puede decir que los orientales blancos son animales que rozan casi la perfección.

Para cuidar a las hembras del tipo oriental blanco se puede recurrir a machos del mismo tipo, pero también a siameses, con el fin de mantener, incluso mejorar, el magnifico color azul intenso de los ojos. La camada puede entonces estar constituida por gatitos pertenecientes a diferentes variedades siamesas u orientales.

Los gatos blancos son casi siempre portadores de genes coloreados enmascarados por el gen dominante blanco, según las leyes de herencia.

El gato oriental blanco es un tipo de gato muy estable que tiene un carácter afectuoso y comunicativo, y enseguida reclaman compañía a la primera oportunidad.  También hay que destacar su potente voz, perceptible casi desde su más tierna infancia y haciendo su máxima exhibición en las épocas de celo. Esta raza de gato puede vivir sin problema en  interiores aunque agradecerá las escapadas al exterior.

Cuidados del Gato Oriental Blanco:

gato-oriental-blanco-cuidados

El gato Oriental Blanco no necesita de grandes cuidados, aunque sí que necesitará un buen cepillado de vez en cuando para evitar la acumulación de pelo muerto.

No son gatos que enfermen demasiado, ya que es una raza sana y robusta. Lo único destacable, al igual que en otras razas orientales, es la aparición de algún caso de estrabismo (alteración del nervio óptico producida por el gen cs).

Un poco más sobre el Gato Oriental Blanco

Hemos contado cuáles son sus características físicas y dado algunas pistas sobre cómo cuidarlo. Así que lo que toca ahora es dar algunos datos más para que podáis conocer al completo a esta raza gatuna (o al menos tener una visión global), como por ejemplo, de dónde proceden y cuál es su personalidad.

Como resultará fácil imaginar por el nombre que tiene esta raza de gatos, su origen es oriental, concretamente de Tailandia. Como hemos comentado antes, se suele relacionar con los gatos siameses, casi parece obvia la razón, ¿no os parece? De hecho, existe todo un debate por esto, ya que algunos consideran al Gato Oriental Blanco una mutación del siamés; otros, por el contrario, que el siamés es una variación de éste, una que adquirió color, dejando atrás ese tono puro blanquecino.

gato-oriental-blanco-sillon

Sin embargo, a día de hoy, aún continúan las disputas con referencia a este tema. Aunque lo cierto es que ambas razas comparten muchas características anatómicas que nos hacen pensar que ambas razas en algún momento fueron la misma, que partieron del mismo lado, es decir, todos coinciden en afirmar que, como mínimo, son (o lo fueron) parientes —de ahí la teoría de la mutación o la variación del color—. Desde luego, pocos podrían diferir en esto.

Personalidad del Gato Oriental Blanco

A los gatos se les suelen atribuir las características de: independiente, territorial, juguetón (o arisco, a veces ambas de forma sorprendente), convenientes y muy, muy fieles. Y muchas de estas la raza del Gato Oriental Blanco las tiene, pero vamos a hablar un poco más en profundidad del verdadero carácter que los diferencia del resto de gatos.

El Gato Oriental Blanco, tal y como puede advertirnos su apariencia refinada o mirada inquisitiva, este gato suele ser muy orgulloso, imprevisible y de fuerte temperamento, pero también curioso, juguetón y muy inteligente. Adora la compañía, en especial la de su amo, a quien suele esperar cuando no está en casa haciéndole mismo, o al que llamará la atención con insistencia hasta que sea oído. Le gusta jugar, y más aún que jueguen con él, a pesar de su postura de “esfinge” en muchas ocasiones cuando algo no le conviene.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
gato-oriental-blanco-flor

Al tratarse de un gato sociable al que le encantan las atenciones y los juegos, lo ideal sería intentar estimularlo para que desarrolle su inteligencia, algo que acogerá de buen grado. Siempre querrá jugar, y si le presentas un reto, su orgullo y curiosidad lo llevarán a superarlo para después dar mucho, mucho amor.

Si alguna vez os han sorprendido algunas peripecias llevadas a cabo por los gatos con tal de captar la atención de sus dueños, esta raza no os dejará indiferente. Más aún si, como decimos, se les estimula de buena forma. Existen muchos juguetes para que los gatos activen su astucia y sacien sus ánimos de investigador, por lo que lo que mejor recibirá serán estos artículos pensados en especial para los gatos más audaces con él.

Video del Gato Oriental Blanco:

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos