-    Escrito por giuliana

Poema para dedicarle a un perro

Si recientemente tu perro murió, que mejor que recordarlo con algún poema que puedas leer durante el entierro, o un poema con el cual puedas recordar a esta mascota que tanta alegría te dio y compartió contigo durante su vida.

rocco

Hace unos días murió mi perro, la mascota, que ya era parte de la familia y que nos acompañó por más de 8 años (iba a cumplir 9 años el 14 de julio) y ante el dolor que me embargaba esta perdida, un amigo buscó por mi algún poema que pudiera dedicarle a mi perrito y me envió a mi correo este poema llamado: “A Niebla, mi perro” de Rafael Alberti.

"Niebla", tu no comprendes: lo cantan tus orejas,
el tabaco inocente, tonto de tu mirada,
los largos resplandores que por el monte dejas
al saltar, rayo tierno de brizna despeinada.

Mira esos perros turbios, huérfanos, reservados,
que de improviso surgen de las rotas neblinas
arrastrar en sus tímidos pasos desorientados
todo el terror reciente de su casa en ruinas.

A pesar de esos coches fugaces, sin cortejo,
que transportan la muerte en un cajón desnudo,
de ese niño que observa lo mismo que un festejo
la batalla en el aire, que asesinarle pudo.

A pesar del mejor compañero perdido,
de mi más tristísima familia que no entiende
lo que yo más quisiera que hubiera comprendido,
y a pesar del amigo que deserta y nos vende.

"Niebla", mi camarada,
aunque tu no lo sabes, nos queda todavía,
en medio de esta heroica pena bombardeada,
la fe, que es alegría, alegría, alegría

Tal como podemos leer, este es un profundo poema que nos habla del amor hacia los animales y de cómo ese amor a veces puede ser incomprendido por muchas personas que no tienen la misma sensibilidad que nosotros amantes de los animales.

Dedíquenselo a su mascota, yo, en mi caso, se lo dedicaré a mi perrito Rocco: “Donde quiera que estés Rocco, algún día nos volveremos a encontrar.”