Escrito por Tendenzias

Invertebrados: Poríferos, Celentéreos, Anélidos, Moluscos, Equinodermos y Artrópodos

Los invertebrados, como bien define esta palabra, son aquellos seres vivos que no tienen vértebras. A este grupo pertenecen seres vivos que habitan en medios acuáticos y otros que lo hacen en medios terrestres. Existen varios grupos que lo componen. Os lo explicamos.

Poríferos

A este grupo pertenecen aquellos seres vivos invertebrados, acuáticos, con cuerpo perforado y poros inhalantes. Por éstos penetra el agua hasta la cavidad atrial y sale por otros que son los ósculos. En la cavidad atrial existen una serie de células flageladas que pueden capturar las partículas alimenticias.

Existen esponjas compuestas de una serie de espinas diminutas y otras que son como las del baño. Las esponjas que usamos para el baño, realmente, son esqueletos de espongina que han quedado tras la descomposición del resto de la materia.

Celentéreos

Los celentéreos son animales metazoos cuya simetría es radiada, el coral, la medusa, los pólipos, las anémonas, entre otros. Tienen un mecanismo de defensa que consiste en la segregación de una sustancia venenosa urticante, la cual es capaz de paralizar a su atacante o presa. En los humanos puede provocar urticaria en distintos niveles, inflamación, e incluso ha habido casos de colapso cardiovascular en personas altamente susceptibles a este veneno.

Anélidos

Los anélidos son animales invertebrados con estructura alargada, cilíndrica y constituida de múltiples anillos casi idénticos, los gusanos. La superficie de su cuerpo la cubre una especie de cutícula flexible y en ocasiones también dispone de pelo (quetas). Los anélidos pueden clasificarse en tres grupos:

  • Los oligoquetos, que son los que tienen escasas quetas, lombriz de tierra, por ejemplo.
  • Poliquetos. Estos disponen de muchas quetas.
  • Los hirudíneos, las sanguijuelas, por ejemplo, las cuales disponen de una serie de ventosas en los extremos.

Moluscos

Los moluscos son organismos cuya masa corporal es blanda. Muchos de los moluscos disponen de concha, donde esconden su aparato respiratorio. En especies terrestres, como el caracol, este sistema se constituye de un pulmón y en el caso de las especies acuáticas, branquias, como el caracol marino, por ejemplo. Los moluscos pueden clasificarse en tres grupos:

  • Los gasterópodos. Éstos disponen de un pie musculoso con el que puede deslizarse sobre cualquier superficie. También suelen tener concha, como el caracol, o no tener concha como en el caso de la babosa. En el caso de las lapas, la concha es plana.
  • Bivalvos. Estos seres vivos disponen de concha constituida por dos piezas que se articulan, las “valvas”, las almejas, por ejemplo. No disponen de cabeza que se diferencie del resto. Pueden tener de un pie con forma de pala o una simple glándula, la cual segrega biso. Esta sustancia ayuda al bivalvo a la hora de su adherencia en la roca. La respiración es branquial, que, a su vez, retiene las partículas nutritivas.
  • Los cefalópodos. Estos animales disponen de tentáculos con ventosas con los que se impulsa. Estos tentáculos se encuentran alrededor de la boca. Su cabeza está perfectamente diferenciada del resto del cuerpo y con ojos. En el caso del pulpo, éste no tiene concha, mientras que la sepia la tiene interna y los nautilos la tienen externa.

Equinodermos

Los equinodermos son animales que viven en el medio acuático. Bajo su piel se encuentra un esqueleto calcáreo formado por una serie de placas. Éstas, además, también sirven de apoyo para aquellos que tienen espinas. Tienen pies ambulacrales, con forma cilíndrica y acabados con ventosas, las cuales ayudan a su desplazamiento y fijación en las rocas. Un ejemplo sería la estrella de mar. Estos organismos se reproducen sexualmente y la fecundación es externa.

Artrópodos

Estos animales invertebrados se caracterizan por disponer de exoesqueleto. El cuerpo se encuentra segmentado y tiene apéndices articulados. A este grupo pertenece la mayor cantidad de especies diferentes y por número en el planeta. Son animales que vemos a diario y en cualquier lugar. Según la estación en que nos encontremos veremos unos u otros. Moscas, mariposas, arañas, gambas, saltamontes

La cantidad de especies reconocidas supera el millón, aunque según os expertos, se calculan diez veces más sin catalogar. Puesto que los artrópodos son un grupo muy extenso y diverso, resulta difícil reunir características comunes a todos éstos. Por tamaño, los hay microscópicos o hasta los hay que miden más de un metro. Estos animales son muy diversos en cualquier medio, terrestre, acuático o aire. Los terrestres se adaptan perfectamente incluso en climas muy secos.

Características principales de los artrópodos

Una de ellas es la de tener el cuerpo segmentado, constituido por metámeros repetidos. Sin embargo, aunque el cuerpo está segmentado, puede apreciarse la diferencia que hay entre regiones de su cuerpo. Éste se divide en dos o tres partes muy bien diferenciadas. Es posible que en algunas especies no se aprecien estos detalles a primera vista, aunque en sus formas embrionarias se observa perfectamente.

El exoesqueleto de los artrópodos está formado por una cutícula compuesta por un elemento no celular segregado por la epidermis. Cada parte segmentada en el cuerpo de estos animales está cubierta con esta cutícula. Las uniones entre los segmentos están cubiertas de otra cutícula flexible que facilita el movimiento. Hay una gran variedad de especies con pelos en su cutícula (quetas) los cuales cumplen varias funciones, la tarántula, por ejemplo.

La cutícula se constituye de tres partes. Primero la epicutícula, que es la más externa. Esta capa es delgada y es un elemento que permeabiliza. La exocutícula es la más gruesa y dura. La última capa es la endocutícula, la cual es muy gruesa, aunque a su vez también es flexible.

Los artrópodos, generalmente van mudando el exoesqueleto a medida que van creciendo. De no hacerlo, el crecimiento de éstos se vería limitado. Son fases en las que el animal se encuentra más vulnerable y requiere de una energía extra.

Los órganos internos de estos animales también se encuentran segmentados. Sus sistemas como el nervioso, el circulatorio y el excretor están dispuestos de forma repetida. Gran parte de estos animales utilizan un pigmento para conducir el oxígeno. La respiración puede utilizar varios sistemas, aunque generalmente es a través de las tráqueas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

También te puede interesar:

Mantis religiosa – Fotos, características, tipos y apareamiento

Estrella de mar – Fotos, características, reproducción y curiosidades

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Contacta con nuestra experta veterinaria
Top 6
artículos
Síguenos