Escrito por Tendenzias

Conducta en gatos

Conducta agresiva: ¿Deseáis llevar un gatito a vuestra casa y saber cómo educarlo para que se adapte a su nuevo hogar? ¿O ya tenéis uno, pero necesitáis lograr una buena convivencia? Aquí os acercamos algunas pautas para calmar al revoltoso u orientar al recién llegado en una sana relación con sus dueños.

Comportamiento agresivo

Uno de los problemas de mayor gravedad que enfrentan los dueños de gatos en relación a la mala conducta, refiere a la agresividad dirigida hacia los seres humanos que los rodean.

conducta GATOSEs sumamente difícil para el propietario, predecir si su mascota desarrollará en algún momento una conducta indeseada. Sin embargo, es posible establecer ciertas pautas de control y educación del animal –y su entorno- para prevenirla o corregirla, si ya existiere.

Pautas de reconocimiento y corrección

Cuando llevamos un gatito a casa:

Es importante tener en cuenta el lugar donde le adoptemos. Antes de elegir, debemos chequear la reputación del criadero. Saber, cómo han sido sus padres y si éstos han desarrollado en algún momento, conductas agresivas.

Este punto, refiere a una tendencia genética y al ambiente de reproducción. Estos factores inciden en cierta predisposición del animal, tal como sucede con los seres humanos.

Si hemos recogido a nuestro peludo colega de un refugio de animales, es recomendable, no tomar un gato que se vea temeroso o excitado excesivamente.

Si tenemos la posibilidad de conocer dónde ha sido encontrado, debemos consultar si ha estado en contacto con personas o no.

Pautas de juego:

Cuando jugamos con ellos, es fácil que el gato se vea sobreexcitado y surja algún tipo de reacción adversa.

Poder marcar ciertos límites, colaborará con una relación sana y feliz entre la mascota y su dueño.

Es importante no presentarle al animal, juegos rudos o que involucren mordidas o contacto bucal con la piel o las ropas. Estas actividades, refuerzan conductas negativas.

Los niños deben ser siempre supervisados. Ellos también deben ser educados acerca de cómo tratarlos.

Si el juego se torna rudo o el gato intenta morderos, una buena estrategia radica en redirigir su atención. Atraerlo hacia una pelota, cuerda o algún otro tipo de juguete especialmente diseñado.

gato jugandoSi esto no fuere suficiente, podéis alejarlo momentáneamente o castigarlo a distancia. El “no” con voz firme y un rociador de agua, suelen ser efectivos.

NUNCA UTILICE CASTIGOS CORPORALES, son crueles y no ofrecen ningún tipo de beneficio.

Recuerde, que la muestra de afecto, debe ser en momentos de calma y sumisión. De otro modo, esteremos reforzando estados alterados y negativos.

Manejar nuestro comportamiento

El miedo o dolor que sin desear, podemos infligirles, es una importante fuente de conductas agresivas.

Tal como mencionamos líneas más arriba, es importante que se establezca una pauta general de buen y correcto trato hacia ellos. Los niños, especialmente deben aprender a interactuar con sus colegas peludos.

Los ruidos fuertes, los golpes, los movimientos repentinos o el trato brusco, pueden generar un gran temor en el animal y provocar reacciones agresivas.

A través de recompensas se puede acostumbrar al gato a recibir caricias, cuidados de higiene e inclusive a que se le retire el alimento, el agua o algún juguete. Debéis recordar que en una situación de peligro para el animal, es importante poder ejercer estas acciones.

De otro modo, podría ingerir algún objeto que lo lastime o incluso, le provoque la muerte.

Instinto territorial

Se manifiesta a través del alejamiento de personas que no son del entorno habitual del gato, tanto de su territorio como de sus dueños.

Una acción, que además de controlar la reproducción indiscriminada, colabora con la disminución de conductas  agresivas, es la esterilización.

Es importante, acostumbrarlos a interactuar con personas que no pertenecen a vuestro hogar desde que es pequeño. Esto, ayudará a que tenga una mejor sociabilidad de adulto.

Éstas, son sólo algunas de muchas pautas y consejos que podemos acercaros. Lo importante es establecer limites claros, se consistentes en vuestras acciones y fundamentalmente basar todo, en el amor y respeto mutuo.

Fuente:

Veterinaria Diego Silva

Imágenes:

Daniel Hefi en Flickr

Toni Castillo en Flickr

Video:

canalmascotastv en Youtube

Galería:

Flickr

Artículos relacionados:

Viajar con gatos

Gatos y niños

Curso de psicologia canina y felina en A Coruña

Eliminar malos olores

AnimalesMascotas

Newsletter