Escrito por Tendenzias

La salamandra como mascota

Teniendo en cuenta que hoy en día no es nada “raro” el contar con todo tipo de animales en casa o al menos especies que antes era imposible considerar como animales de compañía, tenemos que decir que las salamandras parecen ser animales que podemos cuidar sin apenas muchos problemas y que estan, cada vez, presentes en muchas casas.

Las salamandras son anfibios de un tamaño y peso reducido por lo que parece que se dan cada vez más como una mascota o animal de compañía, ya que su alimentación es muy básica y además apenas requieren mucho esfuerzo en sus cuidados.

La salamandra como mascota:

  • Quizás la característica que más atraiga a las personas que se hacen con una salamandra como mascota será su longitud que sueñe oscilar entre los 12 y los 30 centímetros, aunque lo más común es que no superen los 20 aunque algunos ejemplares adultos pueden llegar a los 28 centímetros.
  • Se dice que existen más de 500 clases de salamandras aunque la más común es la que podemos distinguir por tener una piel de tono negro oscuro y con alguna que otra mancha en color amarillo. Algunos ejemplares pueden tener además algunas manchas de un tono rojizo.
  • Lo normal es que la mayor parte del tiempo la pase en tierra ya que tan sólo entrará en el agua para parir (aunque algunas subespecies lo hacen en tierra).
  • Es más activo por las noches, ya que son de habitos nocturnos y sobretodo en ambientes algo humedos o cuando haga frío. En meses de mucho calor incluso pasa períodos de letargo (algo que también puede hacer en los meses de mucho frío).
  • Normalmente os daréis cuenta que por el día no suele apenas moverse y que suele “ocultarse” bajo las hojas ,o los troncos o ramas.
  • Por otro lado no hay que olvidar el tener cuidado con este animal si lo elegimos como mascota y en referencia a un líquido de un color blanquecino que suelen segregar para defenderse y que si tocamos puede que haga que acabbemos con irritaciones en tu piel y resultando bastante molesto en zonas como los ojos.

Alimentación de las salamandras:

  • A la hora de alimentar a nuestra salamandra mascota tendremos que diferenciar de sus primeros meses de vida a cuando ya sea adulta.
  • Si tenemos una salamandra que acaba de formarse o que tiene unos meses es mejor que se alimenten de pequeños crustáceos y larvas de insectos y gusanos.
  • En la edad adulta deberán ingerir alimentos con mayor sustento por lo que tendremos que conseguirles invertebrados que sean de cuerpo blando como por ejemplo pequeñas arañas, gusanos o lombrices de tierra, cararacoles o babosas, así como insectos de la familia de los coleópteros como escarabajos o mariquitas.

Cuidados de la salamandra como mascota:

  • Es importante que a la hora de elegir un habitat para tu salamandra, lo hagas en un espacio que se asemeje al máximo a la naturaleza en la que ellos están acostumbrados a vivir.
  • Si tienes una jaula, aunque quizás un terrario es mejor,  como un tanque de plástico o de vidrio será esencial que cuente con una tapa para poder tenerlo siempre vigilado y que no se te escape.
  • Puedes optar por colocar elementos como hojas, plantas acuáticas, piedras lisas, pequeñas en la parte inferior y cubrir con un poco de tierra húmeda.
  • También procura crear algunos huecos que puedan utilizar como escondite y sobretodo evita que a la jaula le de el sol de manera directa.

Os dejo video de salamandras:

Otros artículos de interés en AnimalesMascotas:

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Contacta con nuestra experta veterinaria
Top 6
artículos
Síguenos