Escrito por Tendenzias

Las mascotas y nuestro entorno

¿Cómo evitar que nuestras mascotas sean un dolor de cabeza para nuestro entorno? ¿Cómo lograr una buena convivencia con ellas? A continuación te enseñaremos que precauciones tomar que que tengamos una convivencia saludable con nuestras mascotas.

Para mantener una convivencia buena entre nuestra mascota, nosotros y nuestros vecinos hay tres pilares básicos: la mascota debe estar vacunada, salir de paseo de forma adecuada y estar adiestrado.

la educacion en mascotas

Cómo hacer a la mascota un buen “ciudadano”

Lo primero es vacunarlos, ¿por qué? Porque al vacunar a nuestra mascota ayudamos a disminuir el contagio de parásitos y enfermedades al tener contacto con otros animales, además, le estaremos entregando a nuestra mascota una buena salud y protección ante cualquier enfermedad.

educacion mascotas

Después, otra forma de contribuir con que nuestra mascota sea un buen ciudadano es sacarlos a pasear bajo nuestra supervisión, de esa forma, si los soltamos, evitamos que genere algún tipo de destrozo en las áreas comunes, o que destroce plantas, haga agujeros, orine en árboles o jardines ajenos, o que se meta en piscinas de otras casas.

Otro detalle importante es también el adiestrar a la mascota. Si la adiestramos serán más sencillo el pasearlos y controlarlos, así, evitaremos que pueda pelearse con otras mascotas en el parque o que puede agredir a algún vecino.

Nuestras responsabilidades

No debemos olvidar que todos tenemos responsabilidades cuando decidimos tener una mascota por lo que su educación no solo dependerá de su carácter sino de la orientación que nosotros le demos.

mascotas y sociedad

Debemos tomar todas las medidas necesarias para mantener los parques y espacios públicos en buen estado a fin de que las zonas verdes no se vean afectadas por la visita de nuestras mascotas , además, si nuestro animal fuera violento debemos sacarlo a pasear con bozal a fin de que no muerda a otras personas o mascotas.

También debemos evitar que nuestro perro ladre mucho ya que esto genera malestar en el entorno. Para realizar este control primero debemos saber que los perros ladran por estrés, miedo, ansiedad, soledad, sentirse en situaciones de peligro, defender a sus dueños o por la presencia de objetos y personas extrañas.

Para controlar los ladridos debemos identificar la causa del por qué ladra nuestra mascota así podremos solucionarlo con nuestra compañía, acariciándolo, haciendo sentirse protegido, distrayéndolo con algún juguete o, si la situación es incontrolable, llevándolo a terapia.

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Contacta con nuestra experta veterinaria
Top 6
artículos
Síguenos