Escrito por

Peter, el hombre que realizó una gran heroicidad

Aunque los mensajes transmitidos por una ballena no llegan a oídos humanos, hay una buena posibilidad de que al menos una canción de una joven ballena jorobada esté dedicada a un hombre llamado Peter Brown.

Disfrutando un agradable día de navegación en la costa de Brisbane, en Australia, el nativo de Queensland Peter Brown, vio a una joven ballena jorobada que se enredó en una red de tiburón, por lo que este alerto a las autoridades. A medida de que pasaban los minutos, sin embargo, se hizo evidente que el animal se encontraba al borde de la muerte, ya que intentaba luchar por mantener su espiráculo fuera del agua. Así, en un estilo heroi o clásico, el valiente de 67 años tomó el asunto en sus propias manos, ayudando a liberar a la ballena con nada más que un poco de agallas y un cuchillo de cocina.

Con ello se demuestra que aun queda mucha gente que ama a los animales.

Según Brown, “esta ballena no era capaz de mantener su agujero para respirar fuera del agua, algo que tenía que hacer de inmediato y no podía esperar a la caballería”.

Al principio, Brown remó hasta la ballena de 25 pies de largo y trató de cortar la red a partir de ahí. Cuando esto resultó insuficiente para liberar al animal, el intrépido salvador de ballenas, atado a unas gafas y aletas de buceo, cogió el cuchillo para terminar el trabajo.

Brown comentó a los periodistas que “fue un sentimiento misterioso tocar la carne de una gran ballena de 40 pies… pero me sentí totalmente seguro con la ballena”. “Con el tiempo parecía que estaba nadando lejos de todas las cuerdas y boyas que se enredó con él”. “Y muy lentamente y aturdida se fue alejando”.

Aunque las autoridades dicen que es un acto que no se debe hacer nunca, admitieron que este acto de valentía obtuvo un buen resultado para la ballena.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos