Escrito por

Procesionaria del pino en perros: riesgo de exposición y síntomas.

Con la llegada del buen tiempo – comienzo de la primavera- entra en escena uno de los mayores peligros causantes de frecuentes urgencias veterinarias en los perros , la procesionaria del pino. El contacto directo con el insecto ó con alguno de sus pelos cuando migra, desencadena graves reacciones alérgicas, que pueden llegar a causar en casos más extremos, incluso la muerte de nuestro animal.  El diagnóstico temprano es por tanto fundamental, para minimizar las secuelas, junto con un control estricto en la exposición, en las áreas de mayor posibilidad de contacto.

IStock 922696186

https://www.youtube.com/watch?v=DQJs7hev6q4

Ciclo biológico de la procesionaria del pino

La procesionaria del pino, es un lepidóptero nocturno, cuyo nombre científico es Thaumatopoea pityocampa. El ciclo biológico empieza, cuando termina el verano; las mariposas salen del terreno, los machos fecundan a las hembras, y posteriormente los huevos son depositados en las agujas de los pinos.

De los huevos salen las orugas, 4 semanas después. Luego tendremos 4 fases evolutivas donde destacan, la larva en fase 2, con capacidad para producir cuadros urticantes, y la fase 3 en la que se construye el nido (bolsa de seda), donde pueden llegar a alojarse hasta 200 orugas, y que se localiza en el pino.

El momento fundamental llega con la subida de la temperatura, al comienzo de la primavera. Todas las orugas migran en procesión guiadas por una hembra que es la conductora del recorrido. Buscan un destino ideal donde enterrarse y formar las crisálidas,  que posteriormente darán lugar a las mariposas. Es precisamente  el momento de la “procesión” el más peligroso para nuestras mascotas.

IStock 637988816

Sintomatología en perros

El contacto con la oruga se puede producir de formas muy diversas: a través de los nidos en el suelo, por contacto directo con las orugas, ó mediante los pelos urticantes, que incluso pueden ser llevados por el viento y causar afecciones oculares.

Los animales que han entrado en contacto con las toxinas desarrollarán principalmente síntomas en la cavidad oral, entre otros:

  • aumenta la salivación
  • contacto constante de extremidades anteriores a la boca
  • aumento de la frecuencia de deglución
  • nerviosismo
  • lesiones en la lengua: desde edema a necrosis grave
  • inflamación aguda de labios/ojos/cara en general
  • vómitos/diarreas: en caso de ingesta de orugas
  • disnea
  • hipovolemia
  • etc…

El pronóstico y las secuelas de las lesiones, están directamente relacionadas con la parte afectada, el grado de contacto y la rapidez en el tratamiento.

IStock 529117096

Prevención

La principal medida para prevenir el contacto, es evitar pasear a nuestras mascotas por áreas de pinares durante la época de mayor incidencia de orugas, que es entre febrero y abril.

Si el contacto con la toxina sucede por accidente, se recomienda lavar el área afectada con agua caliente (el calor desactiva la toxina), con vinagre ó con jabón, siempre evitando frotar para no incrementar la liberación de toxinas en caso de pelos adheridos ó clavados a nuestro animal.

A continuación, se debe acudir al veterinario más cercano,para comenzar cuanto antes con el tratamiento más adecuado en cada caso.

IStock 611634048

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos