Escrito por Tendenzias

Agresividad en perros

Uno de los temas que siempre genera dudas al momento de tener un perro es el de la agresión. Lo primero que hay que destacar es que muchos perros son genéticamente agresivos, como los perros que originalmente fueron utilizados para cazar o pelear. Pero un perro puede volverse agresivo si aprende esa conducta de sus amos.

Esto quiere decir que si el animal es maltratado, aprenderá ese tipo de conducta y la aplicará con los demás, sin importar que sean personas u otros ejemplares de la misma especie. Además, si la mascota se encuentra siempre atada, privada de la libertad, y se la golpea o maltrata verbalmente se volverá muy agresiva debido al medio.

Agresividad perros

Los perros que son maltratados siempre se encuentran a la defensiva, hasta que en algún momento reaccionan y pueden lastimar a sus amos como a sí mismos. En el caso de que la conducta del animal no sea buena es necesario apartarlo del foco del maltrato y realizar terapias para que aprenda a no tener miedo.

¿Qué hacer frente a una conducta agresiva?

Lo recomendado frente a una conducta agresiva que nosotros no podemos controlar es llevar a nuestro perro al veterinario.

Llevándolo a consulta se podrá descartar que la causa sea orgánica, es decir, alteración patológica, epilepsia, una disfunsión de nivel hormonal, etc; o que sea originada por algún tipo de dolor (puede ser que la mascota tenga un dolor agudo, un dolor crónico, o que se le hubiera clavado una astilla o algo que le genere un dolor que desencadene en agresividad); asi, descartando estás alternativas, sabremos que la causa es por un desorden de conducta o social.

Una vez que se determine el tipo de agresividad en la mascota, el veterinario podrá determinar cuál será el tratamiento teniendo en cuenta que existen más de veinte transtornos de conducta que pueden generar este comportamiento en nuestra mascota.

Mieentras nuestra mascota recibe tratamiento (pueden ser clases de comportamiento, de control de agresividad, e incluso algunos tendrán que ser medicados), es importante saber que si un perro detinene fijamente su mirada en un punto, se vuelve rígida su cola, comienzan a gruñir, muestra los dientes y arruga la nariz, se pondrá violento por lo que debemos evitar los momentos en que se pueda sentir amenazado.

AnimalesMascotas

Newsletter