AnimalesMascotasby Tendenzias

¿Cómo saber si mi perro tiene cataratas? Cómo tratarlas

Los perros de la misma manera que las personas pueden sufrir con los años de diversos problemas oculares. Uno de los más recurrentes son las cataratas que afectan mucho a los perros cuando ya se encuentran en la última etapa de sus vidas. Os hablamos ahora de qué son las cataratas en los perros, cómo […]

Los perros de la misma manera que las personas pueden sufrir con los años de diversos problemas oculares. Uno de los más recurrentes son las cataratas que afectan mucho a los perros cuando ya se encuentran en la última etapa de sus vidas. Os hablamos ahora de qué son las cataratas en los perros, cómo saber si mi perro tiene cataratas y cómo tratarlas.

La catarata es una enfermedad muy común y su principal signo clínico es la opacidad ocular (ojo blanquecino), pero para saber si nuestro perro sufre de esta dolencia y cómo se debe tratar, es necesario tener claro en qué consiste la enfermedad y cómo no, la consulta a un veterinario. Además, es importante comprender qué es la clasificación de cataratas, qué razas están más predispuestas y cómo buscar el tratamiento adecuado.

¿Qué es la catarata?

La catarata es una enfermedad que conduce a una opacidad no fisiológica del cristalino del ojo, que lo hace blanquecino y, por lo tanto, bloquea el paso de la luz. Puede afectar solo un ojo (unilateral) o ambos ojos (bilateral). Es una enfermedad que padecen muchas personas cuando llegan a cierta edad, y que también puede afectar, especialmente a los perros.

La catarata afecta la lente, que es responsable de enviar y enfocar la luz hacia la retina, de modo que la imagen que recibe el cerebro es clara. Cuando se produce esta afección ocular, la lente se vuelve opaca y blanquecina . De esta manera, apreciaremos un cambio en los ojos de nuestro perro, ya que parecerá que una película con estas características, opaca y blanquecina, lo cubre. Lo notaremos, especialmente cuando la luz.

A medida que progresa el estado de catarata, nuestro perro dejará de tolerar la luz hasta el punto de evitarla por completo. Otro síntoma que notaremos si nuestro perro sufre de cataratas es el desgarro excesivo e incluso la supuración.

La catarata senil aparece en todas las especies domésticas y afecta a animales mayores de 8 años. En los perros, la catarata es una de las causas más frecuentes de pérdida de visión. La catarata en perros debe diferenciarse de la esclerosis nuclear canina.

¿Catarata o esclerosis nuclear?

A diferencia de la catarata, la esclerosis nuclear canina es una afección fisiológica / normal del cristalino y está relacionada con la edad (perros mayores de 7 años). Aunque esta condición causa cierta confusión entre las personas, ya que también conduce a la opacificación de la lente, la esclerosis nuclear no causa cambios significativos en la condición visual, es decir, no causa pérdida de visión.

Por lo tanto, es importante que un veterinario oftalmólogo evalúe a tu perro (o gato) en una clínica veterinaria de calidad. Este profesional realiza los exámenes y pruebas necesarios, distinguiendo correctamente estos dos cambios en la visión de tu mascota, ya que definitivamente una dolencia (la catarata) será más grave todavía.

¿Cómo se clasifica la catarata y qué razas de perros están más predispuestas?

Las cataratas se pueden clasificar teniendo en cuenta diferentes parámetros, incluida la edad del perro en el momento del inicio de la enfermedad (de modo que podamos decir si es congénita, o si es una catarata de desarrollo desde la etapa juvenil y adulto y senil), su etapa de desarrollo (inmadura, madura, hipermadura) y etiología (hereditaria, nutricional, tóxica, metabólica y traumática).

Por otro lado, algunas razas de perros están predispuestas a la enfermedad, dado que suelen ser razas que tienen cataratas de  forman hereditaria.Entre las razas que están más predispuestas a tener cataratas tenemos que mencionar: Caniche; Pastor alemán; Cocker inglés y Spaniel americano; Golden y Labrador Retriever; West Highland White Terrier; Schnauzer Miniatura.

Con respecto a la etiología de la catarata, los perros de cualquier edad pueden desarrollar la enfermedad, y las razones más comunes son: trauma; cambios nutricionales, cambios congénitos; trastornos metabólicos / endocrinos (diabetes mellitus).

Aunque las cataratas afecta a muchos perros, no queremos dejar de mencionar que también los gatos sufren de esta enfermedad, aunque ocurre con menos frecuencia y se relaciona principalmente con el envejecimiento, la inflamación intraocular crónica, o con algún trauma.

¿Cuáles son las consecuencias de las cataratas en el perro?

La principal consecuencia causada por la catarata es la pérdida de visión, pero también pueden ocurrir otros cambios oculares, que incluyen: uveítis inducida (inflamación), glaucoma secundario (que causa aumento de la presión en el ojo), dislocación del cristalino.

La pérdida de la vista hace que sea difícil para el perro moverse, especialmente en lugares desconocidos, caminar, subir y bajar escaleras y escalones, e incluso encontrar el comedero y el bebedero de agua.

Con la pérdida de visión, la gran mayoría de los perros tienden a ser más tranquilos al principio, y los dueños notarán que sus compañeros son menos activos. En este momento, es necesario redoblar la atención y el cuidado de los perros afectados por esta enfermedad, especialmente en escaleras, escalones y piscinas.

Tratamiento de las cataratas en el perro

El único tratamiento efectivo de cataratas es la extirpación quirúrgica. Se pueden realizar algunas técnicas, pero la facoemulsificación con colocación de lentes intraoculares es actualmente la técnica de elección debido a las ventajas sobre otros procedimientos.

En el caso de que las cataratas del perro se hayan producido debido a la diabetes, seguramente el veterinario recomendará una dieta mucho más específica y un tratamiento adecuado para esta otra enfermedad, al margen de la operación a la que se haya eliminado el perro para eliminar la catarata.

¿Cómo prevenir la catarata en los perros?

No existen medidas preventivas para las cataratas, pero algunos comportamientos pueden disminuir la incidencia de la enfermedad, tales como: castrar animales con cataratas hereditarias y razas predispuestas al desarrollo de la enfermedad; Los perros con diabetes mellitus sospechada o diagnosticada deben ser llevados a un veterinario endocrinólogo para un monitoreo y tratamiento adecuados.

Por lo tanto, es extremadamente importante hacer visitas periódicas a un veterinario, porque de esta manera las enfermedades se pueden diagnosticar y tratar antes.

Si tu perro tiene opacidad ocular o cambios en la visión, lo mejor que puedes hacer es consultar a un oftalmólogo veterinario, ya que cuanto antes se haga el diagnóstico, mejor será la planificación terapéutica de tu mascota.

Artículos de interés:

También te puede interesar