AnimalesMascotasby Tendenzias

¿Cómo debo de cuidar a mi reptil? Consejos y cuidados

En el ámbito de las mascotas, los gatos y los perros ocupan un lugar destacado, pero no son los únicos animales que los humanos han elegido como compañeros. En muchos hogares, hay reptiles. ¿Conoces cuáles son los cuidados que necesitan los reptiles? ¿Vive en condiciones óptimas para su salud? ¿Sabes cómo tratar realmente a tu […]

En el ámbito de las mascotas, los gatos y los perros ocupan un lugar destacado, pero no son los únicos animales que los humanos han elegido como compañeros. En muchos hogares, hay reptiles. ¿Conoces cuáles son los cuidados que necesitan los reptiles? ¿Vive en condiciones óptimas para su salud? ¿Sabes cómo tratar realmente a tu reptil?. Damos respuesta ahora a la pregunta central, ¿Cómo debo de cuidar a mi reptil? Consejos y cuidados.

¿Cómo debo de cuidar a mi reptil? Consejos y cuidados

No hay duda de que tener una mascota puede traer una alegría incalculable a la vida de alguien. Cuando la mayoría de la gente piensa en una mascota, los perros y los gatos probablemente son la primera cosa en la que pensamos. Pero los reptiles también son excelentes mascotas. Si te encuentras entre las personas que preferirían tener una serpiente, un lagarto, una tortuga u otro reptil como mascota, aquí hay algunos consejos y cuidados excelentes para cuidarlo y mantenerlo saludable.

Realiza una investigación inicial

Antes de establecer tu plan para ser dueño de un reptil, es aconsejable investigar primero. Diferentes tipos de reptiles tienen diferentes tipos de necesidades. Antes de comprar tu reptil y llevarlo a casa, debe conocer todos sus aspectos y necesidades especiales y estar dispuesto a adaptarse a lo que tu reptil necesita para estar seguro y feliz. Si no estás dispuesto a hacer el esfuerzo, ser dueño de ese reptil en particular no es para ti. Averigua con qué frecuencia necesita ser alimentado, qué come y cuáles son sus otros requisitos antes de tomar su decisión final.

Respeta a tu reptil

Los reptiles son seres vivos y, por lo tanto, merecen el mismo respeto que cualquier otra criatura. Si no te sientes cómodo cuidando un reptil más grande, comience con uno más pequeño. Además, desarrolla una relación con un herpetólogo calificado que tenga experiencia en el trato con reptiles. La mayoría de los herpetólogos estarán felices de trabajar con los nuevos propietarios de reptiles para mostrarles cómo cuidar a sus mascotas adecuadamente.

Conoce las necesidades nutricionales de tu mascota

La mayoría de los reptiles necesitan alimentos frescos. Dependiendo del tipo de reptil que tengas, algunos requieren gusanos de la harina y ratones, mientras que otros necesitan una dieta que consista principalmente de frutas y verduras frescas. Las cucarachas Dubia son una gran adición a la dieta de un reptil mascota. Son fáciles de criar y cuidar, lo cual es ideal para el dueño de la mascota. También son una gran fuente de proteínas y otros nutrientes para tu mascota. Aunque hay algunos alimentos para reptiles fabricados comercialmente en el mercado, es mejor evitarlos y optar por los alimentos frescos que su reptil particular necesita. Sin embargo, puedes optar por usar gelatina de cucaracha para tu reptil mascota. Es una forma conveniente de obtener los nutrientes necesarios para su reptil mascota.

Maneja a tu reptil con confianza

Si eres nuevo en el mundo de los reptiles o si has tenido este tipo de mascota durante años, manejar a tu mascota con confianza es un factor clave en una relación exitosa con él. Cuando tienes confianza en la forma en que manejas a tu reptil mascota, esto permite a tu reptil sentirse cómodo contigo. Si eres tímido, se mostrará en tu lenguaje corporal y tu mascota lo percibirá. Si un tipo particular de reptil te hace sentir incómodo, aléjate de él como una elección de mascota. Hay muchos tipos diferentes de reptiles entre los que puedes elegir, así que no uses las opciones de propiedad de tu mascota como una forma de superar el miedo a un animal en particular.

 Informa a tu reptil cuando no hay alimentos involucrados en una interacción

Los reptiles, particularmente las serpientes, muerden solo por dos razones: una respuesta de alimentación o un ataque defensivo. Antes de coger a tu mascota, es imprescindible hacerle saber que no es hora de comer. Puedes lograr esto empujando suavemente su nariz con un objeto inanimado o retirándolo de su jaula con un gancho. Estas acciones “romperán el instinto de caza” y le harán saber a la serpiente que no eres un depredador.

Has de saber dónde tocar tu reptil

Cuando manejes a tu lagarto o serpiente, nunca lo agarres por la cola para sacarlo de su recinto. Esta acción causará un estrés indebido en el animal y hará que el cuerpo no tenga soporte, lo que invoca miedo y hace que entre en modo de defensa.

Asegúrate de que sus manos estén limpias

Los reptiles tienen órganos sensoriales increíblemente buenos. Por lo tanto, pueden sentir incluso los aromas más débiles. Si tu mano todavía tiene el aroma de una presa, tu reptil fácilmente confundirá tu mano con una fuente de alimento. Por lo tanto, es imperativo que te laves las manos después de manipular las especies que proporcionas como alimento para tu mascota si no deseas ser mordido. Mantener tus manos limpias mientras manejas tu reptil también ayudará a evitar la introducción de bacterias y otros contaminantes en su área de vida.

Piensa en tu nueva mascota como un arma cargada

Al principio, esta analogía puede parecer extraña, pero en realidad es solo una advertencia para tratar a tu mascota con respeto y precaución. Si posees un animal que tiene antecedentes de agresión, debes mantener sus cabezas alejadas de tu cuerpo. Luego, preséntate a tu reptil lenta y suavemente. Evitea movimientos rápidos y espasmódicos que su reptil pueda interpretar como amenazantes.

Compra reptiles que fueron criados en cautiverio

Cuando eliges un reptil como mascota, es mejor comprar uno que haya nacido y criado en cautiverio. Hacerlo ayudará a asegurar que tu nueva mascota esté tranquila y saludable.

Ten en cuenta la temperatura

Los reptiles son naturalmente ectotérmicos, lo que significa que regulan su temperatura corporal a través de fuentes externas. En general, la mayoría de las temperaturas interiores de las habitaciones son demasiado bajas para que un reptil mantenga una temperatura corporal adecuada. Por lo tanto, mantenerlo fuera de su terrario durante largos períodos de tiempo puede ser perjudicial para tu mascota. Para asegurarte de que tu reptil mantenga una temperatura corporal saludable, limita la exposición fuera de la jaula a 30 minutos o menos. Además, consulta con tu tienda local de mascotas o comunícate con un herpetólogo para ver si necesita una lámpara de calor u otro tipo de dispositivo para regular la temperatura del recinto de tu reptil.

 Se consciente de la humedad

Es vital para la salud y la comodidad de tu reptil que controle cuidadosamente el nivel de humedad de tu entorno. Los ambientes demasiado secos pueden causar serios problemas de salud que pueden causar la muerte de lagartos y serpientes. Los ambientes demasiado húmedos pueden albergar bacterias u hongos dañinos. En la naturaleza, los reptiles pueden controlar su exposición a la humedad enterrándose o moviéndose a un microclima que sea de su agrado. Sin embargo, no pueden hacer esto cuando están en cautiverio, por lo que depende de ti hacerlo por ellos.

Ten en cuenta la iluminación

La iluminación adecuada es otro factor importante en el cuidado de un reptil mascota. Como son de sangre fría, dependen del calor de los rayos UV y de los ciclos de día y noche para funcionar correctamente. Por lo tanto, es esencial que proporciones a tu reptil el tipo de iluminación adecuado para que se mantenga saludable y vital.

Deja que la comida de su mascota se asiente

La digestión de los alimentos puede ser estresante para el abdomen de un reptil, especialmente cuando una comida tarda más de un día en digerirse. El manejo excesivo cuando su reptil está tratando de digerir los alimentos puede provocar regurgitación, lo que puede ser perjudicial para el animal. Por lo tanto, si tu mascota tiene un bulto visible en su vientre, evita manipularlo a menos que sea absolutamente necesario.

Siempre supervisa a los niños cuando manejen el reptil

Para la seguridad de los niños y el reptil, es importante supervisar siempre a los niños cuando están con el reptil. Un niño puede ser demasiado rudo con el animal, lo que puede hacer que el animal pierda la confianza de todas las personas. Además, si el reptil entra en su modo de defensa, puede morder, arañar o azotar rápidamente su cola, todo lo cual es doloroso y puede asustar a los niños. Además, nunca permitas que un niño menor de 18 meses toque un reptil, ya que su sistema inmunológico no está suficientemente desarrollado.

Procura tener el tipo adecuado de jaula o terrario

Los reptiles necesitan mucho espacio. Por lo tanto, asegúrate de tener un recinto que proporcione suficiente espacio para moverse.

Mantén limpia la jaula o terrario reptil

Debes estar dispuesto a mantener limpia la jaula de tu mascota reptil. Los reptiles son susceptibles a las infecciones bacterianas de la piel que pueden surgir cuando viven en ambientes sucios. Además, su materia fecal puede contener salmonella, que es dañina para los humanos. La mejor manera de evitar estos dos problemas es limpiar la jaula de su reptil regularmente y desinfectarla periódicamente.

Mantente educado

El dueño inteligente de una mascota es un dueño educado. Los reptiles de todo tipo tienen el potencial de ser peligrosos. La mejor manera de mantenerlo seguro así como a ti y a tu familia es conocer los peligros y cómo prevenirlos. No dejes que tu ego te saque lo mejor de ti. Si no estás seguro de trabajar con un reptil, entonces esta no es la mascota para ti.

También te puede interesar