AnimalesMascotasby Tendenzias

Conoce las plantas venenosas para gatos

No podemos evitar poner caras de tontos cuando vemos a un gato jugar, o ronronear, o intentar ponernos las patitas encima. Los gatos son todo ternura, saben como hacerse rápidamente con nuestro corazón y nos regalan miles de caricias. Por eso es muy importante su seguridad, apartar todo lo que pueda hacerle daño. Poca gente […]

No podemos evitar poner caras de tontos cuando vemos a un gato jugar, o ronronear, o intentar ponernos las patitas encima. Los gatos son todo ternura, saben como hacerse rápidamente con nuestro corazón y nos regalan miles de caricias. Por eso es muy importante su seguridad, apartar todo lo que pueda hacerle daño. Poca gente cae en que hay elementos decorativos en nuestro propio hogar,o mejor dicho, en su hogar, que puede dañarle e incluso provocarle la muerte y esos elementos son las plantas. Conoce las plantas venenosas para gatos y podrás tener un hogar seguro donde disfrutar de la compañía de un animal como el gato, independiente e inteligente.

Les mimamos mucho y les tenemos consentidos hasta permitir que se sienten en nuestro libro, cuando estamos leyéndolo y no paramos de comprarles cosas porque nos encante verlos  jugar con su juguete, y es que los amantes de los gatos, somos así.

Por eso, tenemos que tener cuidado con lo que haga, porque a lo mejor podemos ir detrás de ellos, vigilandolos, pero muchas veces, hacen cosas que no sabemos y podrían correr peligro. Es lo que ocurre con las plantas. Ha y algunas que pueden hacer verdadero daño, por eso, os mostraremos una lista de las plantas venenosas para gatos que no debes plantar en tu jardín o en tu casa, para que el gato siga siendo el rey de la casa.

Plantas venenosas para gatos

Los gatos a menudo tienden a mordisquear hierbas, el motivo como todos sabréis se el de purgarse, es decir, expulsar las bolas de pelo que se acumulan en su estómago, tras sus constantes lavados. Pero no todas las hierbas sirven para esa función tan específica y al no encontrar las hierbas óptimas, son capaces de mordisquear cualquier tallo verde que ven.

El problema viene cuando esas plantas no son aptas para su consumo, muchas de ellas contienen sustancias como el látex en su sabia que en el organismo de un felino puede provocar la muerte. Plantas que todos conocemos y que seguro tendremos por casa y que realmente son venenos en el organismo y ya no sólo de los felinos, sino también para los humanos.

Pero no nos extendamos más y vayamos al tema que nos ocupa, conoce las plantas venenosas para gatos para de esta forma, evitar riesgos innecesarios, no necesitarás deshacerte de esa planta, sólo evitar que el gatito pueda acceder.

Plantas venenosas para gatos – Potos

Es difícil encontrar una casa en la que al menos una pequeña planta de Poto no adorne un rincón o una estantería. Los Pothos o Epipremnum aureum, son plantas ornamentales cultivadas en todos los países del mundo. Son plantas de interior de hojas grandes y muy decorativas. El motivo de estar presente en la mayoría de los hogares hace que las intoxicaciones producidas por esta planta sean más frecuentes de los que nos gustaría.

Cuando nuestro gato mastica o ingiere esta planta, se produce una reacción que provocará en nuestro amigo una gran irritación e hinchazón en los tejidos de la boca, laringe o faringe, por todos las partes del tracto gastrointestinal por donde pase el trozo masticado o la sustancia tóxica pase irá provocando estos daños. Los síntomas serán los siguientes:

  • Inflamación de boca y faringe
  • Salivación excesiva
  • Irritación muy dolorosa
  • Edemas en boca y garganta
  • Engrosamiento de las mucosas de la faringe y de las cuerdas vocales
  • Dificultad para respirar
  • Temblores
  • Agitación
  • Rigidez muscular
  • Fallos renales
  • Muerte

Plantas venenosas para gatos – Manzano

Bien es cierto que normalmente no solemos tener en el jardín o en la terraza un manzano, pero si que pueden estar en muchos jardines y en muchas mesas. Porque lo que es realmente peligroso del manzano es su semilla, cuando nos sentamos a la mesa y le ofrecemos a nuestro gato un trozo de manzana, tenéis que tener la precaución de quitar previamente las semillas de la manzana.

Son estas pepitas las que contienen cianuro en pequeñas cantidades, normalmente estas se metabolizan en el organismo del ser humano sin ningún problema, siempre que te comas una o dos por error, pero si se ingiere grandes cantidades puede llegar a ser mortal.

Los gatos metabolizan de forma distinta los alimentos por lo que la ingesta de una gran cantidad de semillas podrán conducir a nuestro amigo felino hasta la muerte. Esta idea vamos a olvidarla, puesto que a la mayoría de los gatos, la fruta no les atrae mucho y quizás coma una semilla o dos por error, pero si notáis síntomas como los que se describen a continuación, coge a tu gato y sal disparada hacia el veterinario más cercano.

  • Problemas de visión
  • Respiración con alteraciones
  • Pupilas dilatadas
  • Arritmias
  • Muerte

Plantas venenosas para gatos – Hortensia

Son altamente tóxicas. Puede provocarles trastornos intestinales graves, hasta el punto en que el gato podría fallecer si ingiere sus pétalos y sufre una sobredosis, porque podría acabar deshidratado por los vómitos y diarreas.

Esta es una planta que generalmente se encuentra presente en muchos jardines y balcones, forma grandes arbustos globosos de hasta 2 metros de altura, pero también se puede cultivar en macetas, con dimensiones mucho más pequeñas de modo que de alguna manera, está fácilmente al alcance de los gatos.

Las flores, que aparecen como bolas grandes compuestas de flores de múltiples pétalos, pueden ser de varios colores (blanco, rosa claro y oscuro, lila, morado, azul, azul), según el suelo y la variedad. Cuanto más ferroso es el suelo, más tienden a florecer las flores. Es muy tóxico: si se ingiere, los brotes pueden causar problemas respiratorios, vómitos, letargo, cianosis, convulsiones, coma .

Plantas venenosas para gatos – Albaricoquero

Puede llegar a dañar gravemente la respiración de tu gato y alterar la vista.

Plantas venenosas para gatos – Adelfas

Podemos ver esta flor por muchas zonas de nuestras calles y nuestro barrio. Ya veréis, cómo por esas zonas no se mueven los gatos, porque son altamente tóxicas. Provocan vómitos, irritación de la vista, dolor abdominal y podría provocarle hasta taquicardia, acabando en un par cardíaco.

Como contiene glucósidos cardioactivos, oleandrina y varios alcaloides nocivos, puede causar también hipotermia, inflamación del tracto gastrointestinal, y también irregularidades cardíacas y provocar la muerte. Ten cuidado de quitar las hojas incluso una vez que estén secas, ya que siguen siendo tóxicas incluso después de haber caído al suelo.

Plantas venenosas para gatos – Flor de pascua

Provoca escozor de ojos, irritaciones y daños en las mucosas. Estas flores, son muy típicas de Navidad y si os dais cuenta, el gato o no se acerca a ella o simplemente la tira. Porque es muy tóxica para ellos y no la quieren.

Plantas venenosas para gatos – Estrella de caballero

Es una pena que una flor tan hermosa pueda provocar alteraciones gastrointestinales a nuestras mascotas. Podremos ver que ha ingerido esta flor si vemos que no tiene coordinación en sus movimientos y se encuentra mal. Podría morir si sufre una sobredosis.

Plantas venenosas para gatos – Eucalipto

Parece que no hace nada, pero esta planta es capaz de provocar diarreas y un malestar general en el gato.

Plantas venenosas para gatos – Acebo

Tanto los frutos como las hojas provocan fuertes diarreas y vómitos. Puede provocar una deshidratación que el gato entre en shock o sufra un paro cardíaco.

Plantas venenosas para gatos – Marihuana

La verdad es que no es muy normal encontrar estas plantas por nuestros jardines y parques. También es obvio que si tienes esta planta seguramente la tengas muy cuidada y vigilada, por lo que será difícil que nuestro felino pueda acceder a ella. Pero todo puede suceder y debemos comentar cuales son los efectos que puede producir esta planta llamada Cannabis Sativa y más conocida como Marihuana. Los síntomas más habituales que provoca la ingesta de esta planta son:

  • Relentiza el sistema nervioso central, este sistema funciona de forma involuntaria y es el encargado de que el corazón lata y que seamos capaces de respirar.
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Salivación excesiva
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Convulsiones
  • Coma

Plantas venenosas para gatos – Tulipanes

A pesar de su belleza, son muy nocivas, porque les puede provocar diarreas y vómitos bastante agudos.

Plantas venenosas para gatos – Ciclamen

El compuesto principal es la ciclamina, y resulta ser un purgante bastante potente. Puede provocarles diarreas y fuertes dolores abdominales. Podría ocasionarles insuficiencia renal y hasta una parálisis.

Plantas venenosas para gatos – Palmera Sagú

Hemos visto varias veces estas palmeras, peor no esperábamos que fueran tan tóxicas para los gatos. Afecta al hígado y en altas dosis puede provocar la muerte.

Plantas venenosas para gatos – Costilla de Adán

Son plantas que solemos ver en oficinas y que además llegamos a tener dentro de casa. Su ingrediente principal es el oxalato de calcio que le provoca trastornos gastrointestinales, inflamación, irritaciones, hasta el punto en que puede provocar su muerte por alteraciones en la respiración.

Plantas venenosas para gatos – Lirios

Es capaz de desatarle hipertensión,dolores abdominales y una gastroenteritis muy fuerte.

Plantas venenosas para gatos – Lirio de la paz

Muy pacíficos no son porque su toxicidad es muy alta. Su color es muy suave y es hermoso, pero es capaz de matar a nuestro gato si la ingiere. Normalmente no llegan a ingerirlo, porque desde el momento en que es mordido, comienza a provocarle irritaciones.

Plantas venenosas para gatos – Azalea

Esta también es una planta venenosa para los gatos y, las partes ingeridas, especialmente las hojas y el néctar, son altamente dañinas, de hecho, las granaio toxinas, sustancias contenidas sobre todo en sus hojas y su néctar pueden causar problemas gastrointestinales como vómitos, diarrea, salivación excesiva de sialorrea así como pérdida de apetito. Otros síntomas son crisis sistémicas y convulsiones que pueden conducir al coma y, en los casos más graves de paro circulatorio, a la muerte.

Plantas venenosas para gatos – Crotón

suele ser una planta de interior bastante popular pero si la tenemos en casa, puede provocarle al gato ampollas en la piel, trastornos gastrointestinales, dificultad para tragar y alteraciones hepáticas y renales. Puede incluso provocar la muerte del gato.

Plantas venenosas para gatos – Hiedra

Una de las plantas más tóxicas. Aunque sean bonitas decorando muros, es capaz de disminuir el ritmo caríaco, hasta el coma y luego, la muerte.

Plantas venenosas para gatos – Difenbaquia

Con sólo comer poca cantidad de esta planta, debido al látex del interior, comenzará a tener problemas intestinales, dificultades para tragar y hasta dolores en la boca.

Como veis, estas plantas hay que mantenerlas alejadas alejadas del gato para mantenerlo a salvo y que esté bien cuidado. Si quieres a tu gato y quieres que se acompañe en tu vida lo máximo posible, no dejes de vigilar estas plantas venenosas para gatos.

Plantas venenosas para gatos – Acónito

Su nombre deriva del griego koné (= kill). Fue utilizada en la antigüedad en la guerra para lanzar su veneno a través de dardos y jabalinas.

Esta que ves en la imagen pertenece a la variedad Napellus, pero hay muchas otras variedades, con flores de varios colores (púrpura, lila claro, amarillo, blanco) y diferentes formas. Toda la planta es muy venenosa, pero las hojas son especialmente tóxicas. Se encuentra fácilmente en Italia en las zonas alpinas.

Plantas venenosas para gatos – Digitalis purpurea

Conocida desde la antigüedad por sus poderes curativos para los humanos, tanto que todavía se usa hoy como ingrediente activo en varios medicamentos para tratar problemas cardíacos humanos. Es una planta que podemos decir, es buena para el ser humano, pero contiene glucósidos cardioactivos así que causa arritmias en animales: puede ser muy peligroso. Las flores también pueden ser blancas, o de cualquier tono de rosa, salmón, fucsia, lila y violeta.

Plantas venenosas para gatos – Ornithogalum

Bulbosa perteneciente a la familia de las liliáceas. La ingestión del bulbo puede causar problemas a partir de vómitos, apatía severa y pérdida de apetito, tratables si se tratan adecuadamente, o insuficiencia renal y hepática. Dependiendo de la cantidad que se tome el gato puede sufrir una simple dolencia o vómitos, o ponerse mucho más grave. En cualquier caso, ten cuidado con esta planta, que se caracteriza por tener flores anaranjadas o amarillas que atraen mucho a los gatos.

Plantas venenosas para gatos – Laurel de montaña

Ya hemos hablado antes de la peligrosidad que tiene una planta como Kalmia Latifolia o el laurel de montaña. Esta es una planta de hoja perenne de pequeño tamaño, crece en el exterior, pero también se puede cultivar en macetas con el cuidado necesario. Las hojas son estrechas, a veces puntiagudas, en otras variedades con la punta ovalada. Las flores son campanas de varios tonos de rosa, muy particulares, con una puntuación en forma de estrella en el interior. Las hojas son particularmente venenosas: si se ingieren en grandes cantidades pueden causar convulsiones, coma y muerte.

Los síntomas causados ​​por las plantas venenosas para los gatos

Es importante reconocer los síntomas en los que puede incurrir el gato para ayudarlo de inmediato. Entre los síntomas más comunes se encuentran: diarrea, tos, vómitos, problemas respiratorios, estornudos, rigidez, espasmos, convulsiones, hemorragia. Cuando note uno de estos problemas, es una buena idea llevar al gato al veterinario más cercano de inmediato.

Es muy importante que te abstengas, de intervenir con medicamentos u otras sustancias sin consultar primero al veterinario y evitar causar vómitos si no conoce el tipo de veneno tomado por el gato para evitar crear daños aún más graves.

Tienes que mantener una lista actualizada de clínicas veterinarias capaces de proporcionar asistencia, para ser consultado cuando sea necesario.

Cómo  prevenir que el gato coma plantas venenosas

Para remediar el problema y satisfacer el instinto del gato de comer plantas, podemos cultivar hierba gatera en el jardín o en nuestros balcones . La hierba gatera es como una droga para nuestros compañeros de vida, se sienten completamente atraídos por el olor que emite.

Es rica en vitaminas A, C y B y sales minerales. Pero no todos reaccionan de la misma manera a la presencia de esta hierba. En algunos tiene un efecto sedante, mientras que otros se vuelven dependientes.

Mordisqueando o lamiendo la planta, el gato dentro de quince minutos comenzará a ronronear ya que ya se beneficia del efecto.

Según diversos estudios, la hierba gatera contiene sustancias similares a las feromonas sexuales felinas. Esta planta puede ayudar al gato a eliminar el cabello ingerido sin envenenarlo, pero una administración excesiva puede crear problemas de gastritis .

La hierba gatera se puede comprar en cualquier tienda especializada en animales, en los supermercados, tiendas de jardinería o cómodamente en Amazon. El cultivo es fácil, solo coloca las semillas en un frasco con la tierra y riégalas. Una vez que alcanzas una altura de cinco centímetros, puedes alimentar a tu gato.

También te puede interesar:

En AnimalesMascotas, sabemos que el mundo animal te encanta y te preocupa, tener a nuestras mascotas en las mejores condiciones no es sólo una necesidad sino que también es una obligación, por eso es interesante conocer que es lo que les hace daño y que es lo que no. Para que sigas informándote hemos seleccionado unos enlaces que seguro te gustarán.

También te puede interesar