Guía para principiantes sobre la recogida de agua de lluvia

Guía de iniciación a la recogida de agua de lluvia La recogida de agua de lluvia es la práctica de recoger y almacenar la lluvia para reutilizarla, en lugar de dejar que el agua se escurra y sea absorbida por el suelo o canalizada hacia los desagües, arroyos o ríos. Es una de las formas […]

Guía de iniciación a la recogida de agua de lluvia

Recuperación ecológica de las aguas pluviales en el exterior en el jardín de la ciudad

La recogida de agua de lluvia es la práctica de recoger y almacenar la lluvia para reutilizarla, en lugar de dejar que el agua se escurra y sea absorbida por el suelo o canalizada hacia los desagües, arroyos o ríos. Es una de las formas más sencillas de conservar el agua en su casa y reducir al mismo tiempo sus facturas de servicios. Tanto si opta por un sistema diseñado a medida como por un método sencillo de recogida de agua de lluvia, la recogida de agua de lluvia es una opción inteligente y sostenible.

La práctica de la recogida de agua de lluvia está adquiriendo una nueva relevancia a medida que se aceleran los efectos de la crisis climática y algunas partes del mundo experimentan sequías cada vez más prolongadas, el agotamiento de las aguas subterráneas y la contaminación del agua dulce por las inundaciones de agua salada. La recogida de agua de lluvia proporciona una fuente de agua dulce limpia en lugares donde el agua es escasa, está contaminada o sólo está disponible estacionalmente. Además, la recogida y almacenamiento de agua de lluvia puede ser una forma menos costosa (en comparación con la desalinización o la canalización de agua a larga distancia) de proporcionar agua limpia y segura para uso doméstico y potable, así como para la jardinería, el riego del ganado o la agricultura.

Aunque hay todo tipo de sistemas modernos de captación de agua de lluvia, la recogida de la misma es una práctica antigua. Los antropólogos creen que la capacidad de captar y almacenar agua fue de la mano del desarrollo de la agricultura, especialmente en los entornos más secos.

¿Cuánta agua se puede recoger mediante la recogida de agua de lluvia?

El programa federal de gestión de la energía utiliza la siguiente fórmula para calcular la cantidad total de agua recogida a través de los sistemas de recogida de aguas pluviales:2ï «¿ï «¿ï «¿

Área de recogida (tamaño del tejado en pies cuadrados) x Precipitación mensual (pulgadas) x Factor de conversión (0,62) x Factor de recogida (75%-90% para tener en cuenta las pérdidas en el sistema)

Por ejemplo, según el Informe Climático de la NOAA, la precipitación mensual promedio para los Estados Unidos contiguos fue de poco menos de 3 pulgadas en 2019.3 Usando este número y un factor de cosecha del 75%, la captura total de agua para una azotea de 1,000 pies cuadrados sería:

1.000 x 3 x 0,62 x 75% =

1.395 galones al mes, o 16.740 galones al año (mínimo)

Cómo funciona: capturar, conservar, reutilizar

Los sistemas de recogida de agua de lluvia más básicos incluyen una forma de recoger la lluvia (que puede ser tan sencilla como el tejado de una casa), una forma de dirigir el agua (como un canalón y una bajante) y un lugar para almacenarla (como un barril). Al carecer de la filtración y el almacenamiento adecuados, el agua recogida por un sistema tan sencillo sólo sería adecuada para usos básicos como el riego de un jardín, la extinción de incendios o como aguas grises â como el agua de la taza del váter.

Un sistema más complejo que proporcionaría múltiples usos finales potenciales para el agua incluiría un sistema de recogida y varias capas de filtros para mantener la suciedad y los residuos fuera del suministro de agua. Un tanque de almacenamiento adecuado tendría que tener una forma de manejar con seguridad el exceso de agua y estar hecho de materiales que no se filtren en el agua e inhiban el crecimiento bacteriano. Ese recipiente debe estar conectado a un sistema de control que pueda filtrar el agua para obtener un nivel de pureza potable si es necesario, o al menos un monitor que controle el nivel de agua. Por último, el sistema requeriría una bomba para dirigir el agua, un caudalímetro y un sistema de prevención de reflujo, todo ello conectado a una fuente de energía.

Esquema isométrico del sistema de recogida de agua de lluvia

Esquema del sistema de recogida de aguas pluviales con escorrentía en el tejado, tuberías subterráneas, filtrado y recogida en un depósito doméstico.

Recogida de agua de lluvia y reciclaje de aguas grises

La recogida de aguas pluviales puede formar parte de un sistema más amplio que incluye el reciclaje de aguas grises, pero no son lo mismo. Las aguas grises son un término que se define por lo que no es, lo que significa que las aguas grises son todo tipo de aguas residuales domésticas que no proceden de un inodoro. Esto incluye los efluentes de los fregaderos de la cocina y el baño, las duchas y los inodoros, las lavadoras y los lavavajillas. Tienen menos organismos potencialmente causantes de enfermedades, o patógenos, que el agua de los inodoros, por lo que son más fáciles de tratar para su reutilización.

Las aguas grises pueden reciclarse in situ en una casa, condominio, oficina u hotel, y pueden utilizarse para tirar de la cadena (de ahí el nombre de agua negra), para regar el jardín o el césped, o para los cultivos. La reutilización de las aguas grises suele diseñarse en un sistema de recogida de aguas pluviales como forma de hacer que el agua recogida llegue más lejos, ya que puede utilizarse más de una vez. Por ejemplo, el agua de lluvia recogida podría filtrarse y almacenarse, y utilizarse primero en la ducha o en la lavadora, y luego las aguas grises de estas actividades podrían recogerse y utilizarse para regar los jardines.

El uso de aguas grises también reduce la cantidad de aguas residuales que hay que recoger y tratar si el alcantarillado es limitado.

Beneficios continuos

La recogida de agua de lluvia tiene una serie de beneficios más allá de la reducción de la demanda de recursos locales de agua dulce. Al recoger el agua de lluvia durante una tormenta, se reduce la escorrentía de las aguas pluviales, que puede saturar los sistemas locales de alcantarillado y hacer que los contaminantes locales lleguen a los ríos y arroyos, lagos y estanques, y al océano.

La recogida de agua de lluvia también puede reducir la erosión en entornos especialmente áridos en los que es habitual, y reducir las inundaciones en zonas bajas.

Por supuesto, si pagas el agua de una fuente municipal, recoger tu propia agua te ahorrará dinero en la factura del agua.

Los beneficios de esta práctica han sido reconocidos en muchas ciudades del mundo que ahora exigen o fomentan los sistemas de recogida de agua de lluvia. Por ejemplo, las Bermudas, las Islas Vírgenes de EE.UU. y Santa Fe (Nuevo México) exigen ahora un sistema de recogida de agua de lluvia en todas las viviendas nuevas, y Texas ofrece una exención fiscal para la compra de sistemas de recogida para fomentar esta práctica. Ciudades de Australia, Kenia, China, Brasil y Tailandia utilizan sistemas de recogida de agua de lluvia a gran escala, y el aeropuerto de Fráncfort (Alemania) recoge agua de lluvia para utilizarla en sus aseos y jardines.

Usos del agua de lluvia recogida

Usos externos

Jardines y paisajes
Piscinas
Agua para el ganado
Trabajos domésticos como lavar el coche o el perro
Elementos de agua como baños para pájaros o fuentes
Agua de supresión de incendios o de emergencia

Usos internos

Lavadora
Lavavajillas
Bañera, baño o ducha
Aseo
Fregadero de servicio

Formas de recoger el agua de lluvia

Hay muchas formas de recoger el agua de lluvia, desde el simple bricolaje hasta los sistemas más complejos. La cuestión más importante es para qué va a utilizar el agua. Esto determinará el grado de filtrado y supervisión que se necesita, así como la complejidad y el coste del sistema.

Un sistema básico que recoge el agua de lluvia de un tejado a través de canalones y un barril o depósito es ideal para su uso en el exterior para regar las plantas u otras tareas de exterior. Estos sistemas no requieren mucho más mantenimiento que el típico de los canalones.

El siguiente nivel de complejidad es el agua doméstica â para fregaderos, duchas, lavadoras e inodoros (o al aire libre para una piscina). El agua recogida para estas necesidades requerirá un buen filtro básico o dos (y estos filtros deben ser revisados y cambiados regularmente). El agua debe guardarse en una cisterna resistente a las bacterias (que puede estar en la superficie o bajo tierra), y necesitarás una bomba para llevar el agua a donde debe ir. Esta agua deberá utilizarse con regularidad; si no se utiliza durante mucho tiempo, proliferarán las bacterias, a menos que se trate químicamente o de otra manera. También tendrás que asegurarte de que el agua no entra en contacto con el plomo, los metales pesados o la madera tratada con conservantes de tu tejado si éste sirve de cuenca de recogida.

Los mejores materiales de cubierta que se utilizarán para recoger el agua de lluvia son la pizarra, el aluminio y el hierro galvanizado. Por último, tendrá que instalar tuberías en su casa para llevar el agua de lluvia almacenada a los electrodomésticos o grifos en los que desee utilizar el agua. Los costes de todos estos elementos variarán en función de su sistema de fontanería existente.

Sistema de agua potable

El mayor nivel de complejidad de un sistema de recogida de agua de lluvia es la creación de agua potable. Estos sistemas incluyen todos los gastos mencionados anteriormente, incluida la determinación de la zona de recogida segura, el filtrado, el almacenamiento seguro, el bombeo y la filtración o el tratamiento adicionales, así como las tuberías y bombas adicionales.

La filtración de este tipo de sistemas puede costar hasta 20.000 dólares y requiere un buen mantenimiento, ya que cualquier sustitución descuidada del filtro podría comprometer la calidad del agua y provocar enfermedades e incluso la muerte. Sin embargo, esta inversión podría hacer que su casa o edificio fuera autosuficiente, y si en su zona hay agua de lluvia suficiente, podría significar que no necesita conectarse a un suministro de agua de la ciudad o cavar un pozo, lo que también podría suponer un ahorro de dinero.

Hay un número creciente de empresas y profesionales que pueden trabajar con usted en cualquiera de los sistemas mencionados, y asegurarse de que está obteniendo la combinación de filtros, almacenamiento, monitores, bombas y tuberías que necesita para su ubicación y necesidades de agua.

Cuando se trata de la seguridad del agua dentro de su casa (especialmente del agua potable), incluso si quiere hacer el trabajo de montar el sistema usted mismo, tiene sentido consultar a un profesional para que le oriente.

También te puede interesar