Escrito por Tendenzias

Perros en Celo: Cuánto dura y consejos

Si tienes perro, seguramente ya sepas de que hablamos cuando tratamos un tema tan interesante como es el celo en lo perros y cuando decimos perros, queremos decir perros en general, tanto hembras como machos. Seguramente nadie preste atención al periodo de celo que los machos también sufren y que pueden llevar a situaciones un tanto comprometidas e incluso peligrosas. Hoy vamos a tratar en este artículo un tema tan importante como es el de los Perros en Celo: Cuánto dura y consejos que puedes seguir, para que esta etapa sea lo más llevadera posible.

Perros en Celo: Qué es

El perro en su etapa de cachorro comienza un periodo de maduración tanto externos, con cambios como el tamaño o el peso y otros cambios internos, como es la mejora de sus defensas o la maduración de ciertos órganos como pueden ser los órganos reproductivos. 

Esta maduración de los órganos sexuales, se dan tanto en machos como en hembras, en el momento en el que éstos órganos han madurado y se encuentran preparados para la reproducción, es cuando llega la etapa del celo. 

Por lo que resumiendo, podemos definir el celo como la etapa en la que el perro se encuentra preparado para la reproducción. El celo como ya hemos dicho, se produce tanto en machos como en hembras, aunque no lo hacen a la misma velocidad.

Las hembras se desarrollan antes que los machos, por lo que el impulso a comenzar su actividad sexual, suele aparecer entre los 6 y los 24 meses de vida. Por el contrario los machos disfrutan más de la etapa “infantil”, siendo maduros sexualmente alrededor de los 2 ó 3 años.

Con la llegada del celo, el perro experimenta distintos cambios, en parte debido a la carga hormonal, que serán necesario saber reconocer. Cambios a nivel psicológicos o de comportamiento, donde la amistad puede tornarse en enemistad, unos aspectos que debemos reconocer para poder intervenir a tiempo.

Perros en Celo: Cuánto dura

El período del celo no lo viven igual las hembras y los machos, pero no olvidemos que ambos pasan por éste proceso. En este punto queremos hacer diferenciación entre el celo en las hembras y el celo en los machos, quizás los grandes desconocidos.

Cuánto dura el Celo en las Perras

El celo en las hembras duran aproximadamente entre 5 y 10 meses, aunque cada perrita tendrá su ciclo menstrual que no tiene porqué durar lo mismo, como ocurre con las humanas, los intervalos pueden variar y la duración del celo también. 

Las perritas tendrán el celo durante toda su vida. Por lo que un síntoma de que nuestra perra sufre algún tipo de disfunción será que cese su celo durante mucho tiempo o bien todo lo contrario, que su menstruación dure mucho más de 21 ó 23 días. Estos síntomas deberían hacerte acudir a un veterinario, posiblemente se retrase por la edad o quizás por una alimentación insuficiente o por algún tipo de problema genético. Sea cual sea el problema, se podrá poner una solución.

Las reglas exactas no existen, cuando leemos que el celo se produce cada 6 meses, es falso, cada perra lleva su propio ciclo y pueden influir distintos factores.

En cuanto a las razas, éstas también pueden influir en cuanto al celo, generalmente las razas pequeñas suelen alcanzar la madurez sexual antes que las razas grandes. Las razas pequeñas y como orientación simplemente, suelen manifestar su primer celo entre los 5 y los 8 meses de edad. Las razas grandes suelen alcanzar la madurez sexual entre los 11 meses y el año de vida.

La duración aproximada del celo será de entre 2 y 4 semanas o 23 días y suelen producirse dos veces al año. Como recomendación, os diremos que lo mejor es anotar las fechas tanto de inicio como de finalización del celo de tu perrita, porque aunque como hemos visto, no es una ciencia exacta, si que es verdad que podrás preveer la fecha del próximo celo y también para controlar que no exista ninguna anomalía que deba ser consultada con el veterinario.

Las perras durante el período del celo, pasan por 4 etapas fundamentales y éstas son:

  • Poestro: Dura aproximadamente entre 7 y 10 días, la vulva se inflama, aparecen pequeñas pérdidas sanguinoletas, aunque en esta fase la hembra rechazará al macho.
  • Estro: Dura entre 5 y 15 días, la perra deja que los machos la huelan, este gesto significa que ha empezado la ovulación. En esta etapa cesan las pérdidas sanguinolientas aunque la vulva permanecerá inflamada.
  • Diestro: Esta fase dura aproximadamente 60 días, siempre que en la fase Estro la perra no haya sido montada. En caso de embarazo, la fase diestro se convertirá en la más larga entre 110 y 140 días, que es el período de gestación y lactancia.
  • Anestro: Esta fase es la de descanso sexual, no es fácil estimar su duración puesto que es el período que pasa desde la finalización del Diestro y el inicio del próximo celo.

Para que una perra se quede preñada, la monta se deberá realizar entre los días 8 y 15 de cada ciclo, que son los días de ovulación, en el período Estro.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cuando las perras entran en celo, notarás distintos cambios tanto físicos, de los que ya hemos hablado de alguno, como de comportamiento, estos síntomas son:

  • La perra se mostrará mas ansiosa y nerviosa
  • Orinará con mayor frecuencia
  • Vulva inflamada
  • Aumento del tamaño de las mamas
  • Sangrado
  • Se mostrará menos cariñosa con sus dueños
  • Sabremos que comienza la ovulación cuando la perra se vuelva más juguetona y amistosa con los machos

Cuánto dura el Celo en los Perros

Los perros macho, pasan este período del celo de forma distinta al de las hembras, ellos no llevan ningún tipo de ciclo. El celo de los machos se inicia en cuanto perciben en el aire las feromonas y partícular de olor que desprenden las hembras que si se encuentran en celo.

Para un macho el olor de las feromonas femeninas se hacen irresistible, hipnotizante y sumamente embriagador y será este olor el que le empuje a buscarla. Es por eso muy habitual ver una perrita paseando atada y una colección de machos detrás, esperando a que ella lo acepte.

Pero cuando se trata de celo, tanto machos como hembras sufren cambios, ellos también se transforman, llegando a cambiar su carácter, estas alteraciones pueden ser:

  • Frustración y Agresividad: Cuando el macho entra en celo, la producción de testosterona (hormona masculina), se dispara incrementándose además la producción de otra hormona menos conocida, pero igual de importante que la testosterona que es el cortisol.

El cortisol es la principal causante del estrés y por lo tanto de la irritabilidad, frustración y agresividad. Este es el principal motivo por el que muchos perros viven en un estrés continuo, que además puede derivar en otro tipo de problemas psicológicos. Por otro lado, el perro que pretende a una hembra en celo, no permitirá que otro macho le quite su espacio, por lo que perros con un carácter afable y cariñoso, se pueden volver agresivos con otros machos.

  • Depresión: Si un perro es rechazado, en algunos casos puede sufrir depresión, quizás el simple hecho de no poder llegar hasta ese rico olor que le llevará a la perrita de sus sueños. Esta depresión puede manifestarse con comportamientos como el dejar de comer, llorar, fatiga o incluso  aullidos.
  • Necesidad de escaparse: Como hemos visto anteriormente, las hembras en celo orinan más a menudo, por lo que el perro macho tenderá a seguir el olor que deja en el orín la hembra, por lo que sin importarle demasiado sus dueños, el intentará buscar a la responsable de ese agradable olor y si para ello tiene que cruzar calles, lo hará.
  • Marcaje indebido: Un perro que sienta en el aire las feromonas femeninas, sentirá mayor necesidad de marcar, esto puede llegar a ocasionar problemas, sobre todo en casa, ya que no le importará marcar rincones en casa, algo que jamás se le hubiera ocurrido hacer si no fuese por el influjo de las feromonas.
  • Confusión: Ésta viene marcada ante estados de estrés, el perro puede que no te haga caso y te ignore o bien se encuentre distraído o confuso. Un comportamiento que nos lleva a pensar que nuestro perro se ha vuelto rebelde, cuando simplemente es una reacción ante el celo.

Perros en Celo: Consejos para tratar los perros en celo

Obviamente el primer consejo que podemos daros es la Esterilización, tanto en perros como en perras. Si no tienes pensado que tu perra tenga cachorros tanto si es hembra como macho, ésta es la mejor opción.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Consejos para evitar que a tu perra la persigan los machos

  • No dejes sola a la perra, si ésta se encuentra en la fase Estro, puede ser que sea ella la que se escape buscado un macho guapetón.
  • Si convives con un perro macho, la recomendación es que los mantengas apartados durante el tiempo de aceptación mínimo, ya que éstos, como ya hemos visto pueden cambiar su carácter si no puede acercarse a ella.
  • Ten cuidados con puertas y ventanas abiertas, es posible que tu peludita quiera escapar.

Consejos para evitar que a tu perro la persiga a las hembras

En los machos, a pesar de estar castrados, siguen teniendo su olfato en perfectas condiciones y el aroma que antes le parecía delicioso, no ha cambiado y le sigue pareciendo irresistible, la diferencia radica en que ahora no tiene hormonas que le revolucionen o le hagan agresivo, por lo demás seguirá deseando conocer a esa chica que emana esos aromas deliciosos.

Cuando sepas de la existencia de una perrita en celo, cerca de tu perro, intenta llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Pasea a tu perro con correa. Como acabamos de comentar, los machos seguirán siguiendo a una hembra en celo, aunque su monta no termine en cachorritos.
  • Organiza sus salidas al parque. Intenta cambiar los horarios de salida al parque si conoces cuales son los horarios de los dueños de la perrita que esté en celo.
  • Cambia tu itinerario de salidas. Otra opción es cambiar los lugares habituales de juego, si sabemos de la existencia de una perra en celo, lo mejor será cambiar el parque del juego, de esta forma evitarás que tu perro salga corriendo en busca del olor.
  • Educa a tu perro. Si educas a tu perro correctamente, podrás controlar esos impulsos de escapar, órdenes básicas como “No, Quieto o Ven”, serán de gran utilidad aunque cuando se trata de amor, sabemos que no hay órdenes de nadie.

También te puede interesar:

Esperamos desde la redacción de AnimalesMascotas que este artículo haya sido de tu interés, que haya podido solventar algunas dudas o que te haya hecho reflexionar sobre las posibles soluciones definitivas. No obstante, si quieres conocer curiosidades, razas, cuidados, tratamientos, enfermedades, juegos, etc. de tus mascota, te recomendamos que visites nuestra página web, sirva como muestra los siguientes enlaces que seguro te encantarán.

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Contacta con nuestra experta veterinaria
Top 6
artículos
Síguenos