AnimalesMascotasby Tendenzias

Cuál es el gato más raro y extraño del mundo

Existen gatos tremendamente bonitos y llamativos, aunque también es cierto que existen razas un tanto curiosas y que pueden no gustar tanto al resto de las personas. Un buen ejemplo es la conocida como raza Cornish Rex, que no es víctima de un estilista que experimentó con la solución ondulada de su pelo… Posee un […]

Existen gatos tremendamente bonitos y llamativos, aunque también es cierto que existen razas un tanto curiosas y que pueden no gustar tanto al resto de las personas. Un buen ejemplo es la conocida como raza Cornish Rex, que no es víctima de un estilista que experimentó con la solución ondulada de su pelo… Posee un pelo corto y ondulado producto de una mutación natural espontánea, hasta el punto de convertirse en una auténtica “ocurrencia” en el mundo de los gatos. ¿Cómo es y por qué sus características lo convierten en el gato más extraño y raro del mundo?.

Se tiene constancia de que el primer Cornish Rex conocido apareció en Cornwall en el año 1950. Por aquel entonces, como suele ocurrir con las razas poco comunes o inusuales, un gato callejero dio a luz a una camada que incluía un gatito que era un poco diferente a los demás. Nació con una mutación natural que le hizo tener un pelaje más bien rizado. Y, cuando maduró, se apareó con su madre -por recomendación de un genetista-, lo que dio como resultado la llegada de dos gatitos más con el pelo rizado en una nueva camada.

Sin embargo, no fue hasta la década de los 60 cuando se descubrió que el Cornish Rex fue causado por un gen recesivo, lo que significa que ambos padres deben portar el gel. Cuando ese primer gatito, de nombre Kallibunker, fue criado conjuntamente con gatos birmanos, siameses y británicos de pelo corto, los gatitos tenían pelaje normal, pero portaban el gen recesivo.

A partir de ahí, se produjeron diferentes cruces que aumentaron y fortalecieron el pequeño acervo genético de la raza, aportando además colores y patrones adicionales verdaderamente llamativos y característicos.

Y no hay duda que es un tipo de raza especial que cuenta con una serie de características básicas que lo distinguen a la perfección del resto de mininos.

Por ejemplo, posee un pelaje suave, corto y ondulado, lo que le convierte en una auténtica rareza en comparación con la mayoría de gatos, que suelen caracterizarse precisamente por disponer de un pelaje algo más grande (ya sean de pelo corto, medio o grande). Además, también su cabeza es bastante llamativa: posee forma de huevo, con orejas y ojos grandes, bigotes rizados y patas traseras inusualmente largas.

Además, es un gato tremendamente inteligente y muy activo, al que le encanta participar en todo aquello que están haciendo los dueños: subirá al punto más alto de la casa para inspeccionar y observar, robará comida y jugará a buscar cosas, lo que realmente atraerá la atención y los aplausos del resto de miembros de la familia.

Es un gato que siempre se encuentra en movimiento, así que no pienses que es un minino tranquilo que disfrutará de la serenidad y el sosiego. Además, es un gato que “dice lo que piensa”. Puede que no hable castellano, pero definitivamente sabe cómo expresarse con una mirada, un gesto o una respuesta vocal.

Es una excelente opción para familias con niños o con otras mascotas, gracias a su naturaleza alegre y extrovertida. De hecho, es un excelente gato de terapia, gracias al placer que siente al ser tocado, acariciado y abrazado. Además, aunque es cierto que puede resultar un tanto extraño en cuanto a su apariencia, la realidad es que se ve muy elegante. Y aunque parezca que es delgado, cuando lo coges es sorprendentemente pesado.

Su temperatura corporal, por otro lado, es la misma que la de cualquier otro gato. Sin embargo (y esta es otra de sus características básicas), debido a que posee un “abrigo” más bien ligero, se siente especialmente cálido al tacto cuando lo tocamos.

En cuanto a su salud, por lo general es un gato saludable. Aunque su pelaje no le ofrece mucha protección contra los rayos del sol, por lo que no deberás dejarlo tomar el sol al aire libre. También puede ser propenso a la miocardiopatía hipertrófica y a la luxación de la rótula (una condición en la que una o ambas rótulas pueden salirse de su lugar y causar dificultad para caminar).

También te puede interesar