Escrito por

Las características del Demonio de Tasmania: un animal en el peligro de extinción

El Demonio de Tasmania es uno de los animales mas raros y únicos que hay en todo el mundo. Es posible que lo hayas escuchado llamar también por el nombre de Diablo de Tasmania, y es que el Sarcophilus harrisii, su nombre científico, es mas conocido de lo que piensas, ya que Taz, de los Looney Toones, era un demonio de Tasmania.

Sin embargo, a pesar de ser un animal único, diferente y reconocido, se trata de una especie animal que está en peligro de extinción. A continuación te contamos los motivos y también algunas características del Demonio de Tasmania.

Las características del Demonio de Tasmania

Este animal vive en la misma isla de la que recibe el nombre, Tasmania, y en algunas islas pequeñas que la rodean. Suelen situarse en zonas secas, donde las lluvias son muy bajas a lo largo del año, como bosques secos y algunas zonas costeras con matorrales donde esconderse, siempre van a preferir ocultarse en una zona seca a una húmeda, además de vivir cerca de las carreteras, para aprovecharse de los animales atropellados y poder alimentarse de carroña. Al ser una especie con un hábitat tan reducido, está considerada como una especie rara y protegida.

Marsupial

Una de las curiosidades de este animal, es que se trata de un mamífero marsupial, una especie de mamíferos que tienen unas particularidades diferentes, como llevar a sus crías en una bolsa que tienen desarrollada en su vientre, y algunas ponen huevos. Este mamífero puede llegar al metro de longitud y llegar a pesar un peso cercano a los 12 kilos, aunque las hembras suelen ser algo mas pequeñas. Si nos fijamos en su aspecto, tiene un cuerpo pequeño y compacto, con extremidades cortas, aunque con las largas algo mas largas para permitirles correr por su habitar a 13 km/h; la cola del final, la que usan para estabilizarse en el momento de correr y para almacenar grasa, es casi la mitad del cuerpo y pueden llegar a vivir 5 años en su hábitat natural.

Agresividad y Fuerza

Anteriormente os dijimos que Taz, de la Warner Bros, era un demonio de Tasmania y si recordáis al personaje, tenía mucha agresividad. Pues no se equivocaban al darle ese carácter al personaje, ya que el Demonio de Tasmania es un animal muy agresivo, y aunque siempre que vean algo peligroso intentaran huir y no enfrentarse a él, aunque siempre que se les amenaza se lanzan a morder, por eso no es aconsejable acercarse a ellos. Además, hay que tener en cuenta que se trata de uno de los animales con la mordedura mas potente del mundo, sobre todo con respecto a su tamaño y peso, gracias a su grandes colmillos y su cuello fuerte.

Alimentación

Los demonios de Tasmania se tratan de animales que hacen vida por la noche, son nocturnos,  aunque eso no quiere decir que duerman todo el día, sino que se tratan de animales que duermen muy poco tiempo a lo largo del día, así que son estos momentos cuándo aprovechan y van a cazar en busca de alimentos. Pero estos animales no solamente cazan, en muchas ocasiones suelen buscar animales muertos o se quedan con los restos de otros animales, y es que son carroñeros, de hecho gracias a su fuerte mandíbula pueden comerse hasta los huesos. Si necesitan cazar, pueden buscar cualquier especie desde anfibios y reptiles, hasta peces, insectos y animales de un tamaño pequeño.

El Demonio de Tasmania en peligro de extinción

A pesar de ser un animal resistente y fuerte, con una capacidad de adaptación rápida y fácil, que comen casi de todo. Sin embargo, siempre se ha tratado de una especie en peligro al vivir en un espacio tan concreto y pequeño. Además, en los primeros años al descubrirse la especie, donde no había tanta conciencia, eran cazados por los habitantes de la zona, debido a que sus rebaños sufrían ataques, además del miedo que les ocasionaba. En la actualidad sus mayores enemigos son los atropellos, ya que en muchas ocasiones en busca de carroña y al acudir a las carreteras, son ellos los que terminan atropellados. Otro problema son los zorros, una especie que no es autóctona y que alguien soltó en esa zona y han cogido como hábitat los mismos sitios donde viven los Demonios de Tasmania, mermando algo su población.

Sin embargo la mayor preocupación de todas viene de hace poco tiempo y es que el Demonio de Tasmania ha empezado a sufrir cáncer. Este problema ya pudo verse hace unos años, sin embargo a vuelto a brotar recientemente afectando a muchos individuos de su población. En su caso, se pueden observar unas marcas, lesiones y bultos en la zona de la boca y el hocico, llegando a transformarse en tumores, además de ser un tipo de cáncer que se lo traspasan unos a otros, provocándoles la muerte de muchas maneras diferentes. Por ese motivo, varias organizaciones se han puesto en marcha para luchar contra esto y para intentar salvar al Demonio de Tasmania de la extinción.

Esperemos que el Demonio de Tasmania se recupere y pueda volver a vivir con tranquilidad, como otras especies de animales de las que os hablamos en animalesymascotas.com.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos