Los 10 trucos más inteligentes para gatos

Cuando pensamos en enseñar trucos a animales, el primero que viene a la cabeza es el perro. Delfines, focas o pájaros son los siguientes en pasar por la mente, de la mano de zoológicos y especialistas, obviamente. Pero, ¿por qué nadie piensa en los gatos? ¿Quién dice que Misifú no puede hacer lo mismo que […]
AnimalesMascotas

Cuando pensamos en enseñar trucos a animales, el primero que viene a la cabeza es el perro. Delfines, focas o pájaros son los siguientes en pasar por la mente, de la mano de zoológicos y especialistas, obviamente. Pero, ¿por qué nadie piensa en los gatos? ¿Quién dice que Misifú no puede hacer lo mismo que Firulais? Te vamos a demostrar que es posible con los 10 trucos más inteligentes para gatos

Los 10 trucos más inteligentes para gatos portada

Los 10 trucos más inteligentes para gatos

No nos vamos a engañar, los trucos fáciles para enseñar a tu perro son mucho más sencillos de llevar a cabo que con los gatos. Eso no quita para que un felino pueda convertirse en el rey del espectáculo casero, de la mano de los 10 trucos más inteligentes para gatos

Acudir a tu llamada

Los 10 trucos más inteligentes para gatos relajado

Empezar los 10 trucos más inteligentes para gatos por uno sencillo, parece lo más responsable. En este caso, algo que parece sencillo pero que, en ocasiones, es imposible: llamar a tu gato y que venga.

Las cosas como son, para que esto pase, el gato debe saber que va a recibir algo a cambio. Por lo general, comida. Y ése será el secreto para enseñarle a acudir a tu llamada. Eso sí, cuando practiques, busca momentos en los que el gato esté operativo. Es decir, que no acabe de comer, esté tirado al sol o durmiendo.

Para enseñarle, cuando veas que el gato obedece, di en voz alta un mandato que él asocie a esa acción: «Ven aquí«, puede ser una sencilla. Cuando esté junto a ti, dale un premio y cámbiate de sitio entre 8-10 veces. Al día siguiente, lo mismo. Y así hasta que vaya a ti, guardes el premio y siga a tu lado.

Dar la pata

Los 10 trucos más inteligentes para gatos saludo

Dar la pata también es uno de los 10 trucos más inteligentes para gatos más fáciles de enseñar. La mecánica supone coger un premio con tu mano, enseñárselo y esconderlo en tu mano. Di el comando elegido, por ejemplo ‘Patita‘, y no hagas nada hasta que no levante su pata para tocar tu mano, cuando debes darle el premio.

En caso que intente comérselo con la boca, dile que no. Si lo haces de forma habitual, en pocos días relacionará el comando con la acción y podrás ir retirando las recompensas. Verás que lo coge muy rápido.

Sentarse

Los 10 trucos más inteligentes para gatos atrás sentado

Enseñar a tu gato a sentarse ya es otro nivel. Y verás que es también muy sencillo. Basta con coger el premio y ponérselo encima de la cabeza. En muchos casos, de forma automática, se sentará sobre sus patas traseras para cogerlo. Si lo hace, haz una señal que le refuerce, como decirle ‘Bien‘. Una vez tienes el mecanismo, toca mejorarlo.

Si se mantiene unos segundos sentado, dale otro premio. Y cuando domine ambas acciones, comienza a relacionarlo con un comando, como por ejemplo: ‘Sentado‘. No lo dudes, es uno de los 10 trucos más inteligentes para gatos

Tumbarse

Los 10 trucos más inteligentes para gatos tumbado

Para que tu gato se tumbe, lleva el premio al suelo y tu gato acabará por tirarse al suelo. A partir de ahí, refuerza la posición de recostado, premiando con señales acústicas los aciertos y dándole premio cuando toque.

Una vez domine los principios, puedes empezar a meter el comando ‘Tumbado‘ para dominar otro de los 10 trucos más inteligentes para gatos

Chocar los cinco

Los 10 trucos más inteligentes para gatos choca esos cinco

El high five es uno de los top 10 trucos más inteligentes para gatos. Eso sí, conviene que ya sepa dar la patita, para adelantar trabajo. Y es que desde la posición de dar la patita, debes subir tu mano hasta que el gato te haga el gesto de chocar los cinco. Cuando lo haga, haz una señal acústica como aviso y dale un premio.

Lo mejor es que para chocar los cinco, no hará falta comando, sino que en algunos casos bastará con levantar la mano para que el gato te la choque. Muy cool todo.

Rodar por el suelo

Los 10 trucos más inteligentes para gatos rodar

Si tu gato ya domina el tumbarse, basta con que pases tu mano por encima suya, eso sí, lentamente para darle tiempo a girar y seguir tu mano con la mirada. Es importante que, en ese momento, no lleves premios en la mano, aunque le debes dar uno en cada acierto que tenga. Cuando haga el giro completo, dale otro premio y activa la señal acústica. A partir de ahí, o meter la orden ‘Croqueta‘ o activas uno de los 10 trucos más inteligentes para gatos con la mano en el suelo.

Salto

Los 10 trucos más inteligentes para gatos

En este caso, estamos ante uno de los 10 trucos más inteligentes para gatos más exigentes. Un truco que requiere complicidad y mucho entrenamiento. Comienza sujetando un aro y haciendo que pase por él, poniendo el premio al otro lado. Ve subiendo la altura del aro y haz que salte para pasar por él. Cuando lo haga con naturalidad, quita el aro y mete el comando ‘Salta‘ para que lo haga a tu orden.

Slalom

Los 10 trucos más inteligentes para gatos premio

El slalom consiste en que el gato se mueva entre tus piernas mientras vas caminando, haciendo el símbolo de infinito. Para que se mueve hacia donde quieres, motívale con un premio, llevándole por donde tú quieras. El slalom es exigente y tardarás tiempo en dominarlo. De hecho, es el más complicado de los 10 trucos más inteligentes para gatos.

Giro sobre sí mismo

Los 10 trucos más inteligentes para gatos buenas

Con el premio en la mano, ponlo delante del hocico del gato y cuando vaya a cogerla, empieza a moverla haciendo que gire en círculos sobre sí mismo. Cuando lo haga con naturalidad, meteremos el comando ‘Gira‘ para que lo asocie. Es uno de los 10 trucos más inteligentes para gatos más llamativos.

Traer un juguete

Los 10 trucos más inteligentes para gatos juguete

Sí, al igual que un perro, un gato es capaz de ir a por un juguete y traerlo. Para hacerlo, usaremos un juguete de sus favoritos pero que sea blando, para que lo coja con la boca y no se haga daño.

Lo primero es mostrarle el juguete, moverlo y ya verás que toma posición de acción. Tira el juguete lo más lejos que puedas y espera a que vaya corriendo y lo traiga, aunque habrá ocasiones en las que tendrás que ir tú a por el juguete. Si lo trae, dale premio y repite hasta que lo automatice.

También te puede interesar