Escrito por

Extraer las uñas al gato

Extraerle las uñas al gato no es la única manera para evitar que te este te siga rayando todos los muebles de tu casa, existen otras muchas alternativas a este procedimiento quirúrgico. Las uñas de tu gato tienen muchas utilidades y la mayoría de estos se pasan por alto cuando antepones tus pertenencias. Estas herramientas gatunas no son sólo para destrozar y rayar. Son una herramienta para ellos multiusos que los gatos utilizan para muchas cosas, ya sea jugar, escalar, defenderse, e incluso expresarse.

 

A continuación os explicaremos las consecuencias para tu gato, de quitarle sus uñas o garras y por qué no deberías hacer esta mutilación a este precioso animal.

Esta operación no es como la cirugía plástica, que ayuda al gato, sino que la operación de extraer las garras a este animal implica más de lo que estás pensando. No sólo se quita la garra, sino que además el primer nudillo de cada dedo. Este acto es muy doloroso para el gato, sobre todo porque tiene que andar sobre sus garras para sostenerse en pie. Esta operación tiene que ver con la mutilación, ya que desfiguras y desmiembras esa parte del cuerpo, lo que le produce un dolor bastante fuerte. Es lo más parecido a una amputación, ya que ha menudo se quitan extremos del “dedo”. Además pueden llegar a destruir nervios que no crecen hasta pasados meses. El gato se ve obligado a andar sobre los muñones de sus dedos, que es muy doloroso para él.

Una pequeña aportación de anatomía os ayudará a comprender mejor lo desagradable que es este procedimiento. Las uñas de gato son más como dedos humanos ya que puede moverlas independientemente. Tiene ligamentos y tendones unidos a la garra dándole fuerza y función motor.

Alternativas que ofrecemos a la operación

Postes: Ponle un poste si te araña los muebles, intenta que sea lo menos parecido a los muebles de tu casa, para no confundirle.

Regáñale: Cuando tenga un comportamiento inadecuado, puedes motivarle jugando con el poste para que lo arañe y regáñale cuando arañe tus muebles.

Mantén las uñas del gato recortadas: Con esta acción le quitarás o suavizarás a tu gato la obsesión de arañar las cosas.

Usa cubreuñas: Ya dispones en el mercado de cubre uñas para que tu gato no destroce tus muebles. Cámbialas mensualmente o tantas veces como el animal lo necesite.