Escrito por Tendenzias

Remedios para las picaduras de Chinches

El ‘Cimex Lectularius’, conocido vulgarmente como chinche o chinche de cama (de ‘bed bug’ en inglés), es un insecto que se nutre de la sangre de humanos y otros animales de sangre caliente. Suele habitar en colchones, sofás y otro tipo de mobiliario, y su actividad es principalmente nocturna.

Los chinches son de color rojo y marrón, tienen una forma oval y aplastada, no tienen alas y tienen unos pelos microscópicos que hace que parezca que tienen franjas en el cuerpo. Una de las creencias falsas más comunes en relación a los chinches es que se cree que son invisibles al ojo humano, cuando en realidad miden aproximadamente medio centímetro (5mm) y no se mueven lo suficientemente rápido como para escapar de la vista de un observador atento.

Estos insectos suelen comenzar su actividad una vez ha caído el sol. Normalmente alcanzan a sus víctimas trepando a las camas o los sofás, aunque también pueden trepar por la pared hasta el techo y dejarse caer sobre las personas o animales, ya que son capaces de percibir tanto el calor como el dióxido de carbono que desprendemos.

El chinche perfora la piel de su víctima con dos tubos huecos que tiene en su boca. Por uno de los tubos absorbe la sangre del huésped y por el otro inyecta una saliva que contiene anticoagulantes y anestésicos. Suelen tardar unos 5 minutos en efectuar la picadura. La víctima no siente la picadura hasta pasados unos minutos por los anestésicos que el chinche inyecta, lo cual hace que sea muy complicado pillar al bicho ‘in fraganti’ (además de que por lo general la víctima suele estar durmiendo durante el acto). Las picaduras suelen agruparse en líneas o grupos, y pueden encontrarse en diferentes partes del cuerpo de la persona.

Cómo son las picaduras de chinches

Las picaduras de chinches suelen ser similares a las de mosquito, marcas de color rojo con hinchazón e intensos picores. Se distinguen de las picaduras de pulgas porque no presentan un punto rojo en el centro de la picadura. Aun así, tienen una característica similar a las picaduras de las pulgas y es que estas aparecen también alineadas o en grupo, no suele haber una sola picadura. Esta última característica se da porque el insecto es molestado mientras pica, y se mueve a un punto cercano para seguir alimentándose. Otra razón para picar en línea es que el chinche haya dado con una vena y vaya picando a lo largo de ella.

Qué hacer con las picaduras de chinches, ¿son peligrosas?

Al contrario que las pulgas, los chinches no transmiten enfermedades, con lo que en principio no son peligrosos.

De todas formas, la reacción del cuerpo de cada persona ante las picaduras de chinche es diferente y depende de muchos factores, como el tipo de piel, etc. En algunas personas los síntomas ni siquiera llegan a manifestarse, mientras que otras pueden sufrir malestar, náuseas, ansiedad, estrés, insomnio y hasta reacciones alérgicas que obligan a la víctima a acudir al hospital.

Lo que no se debe hacer es rascarse la piel, ya que algunas personas empeoran la situación de las picaduras hasta el punto de contraer infecciones en la piel.

Remedios naturales para las picaduras de chinches

En los casos más extremos, como cuando las picaduras cubren grandes superficies de la piel, la víctima sufre episodios de ansiedad, insomnio, náuseas o producen alergia a la víctima es necesario acudir al médico para recibir el tratamiento apropiado.

De todas formas, la mayoría de los casos de picaduras de chinches no suelen ser graves y se pueden tratar tanto con fármaco como con remedios naturales. Nosotros siempre recomendamos la segunda opción, ya que es más natural y no nos exponemos a químicos ni a posibles efectos adversos.

Existe una larga lista de remedios caseros para las picaduras de pulgas, aquí recopilamos los más efectivos y conocidos:

Vinagre

El vinagre tiene un efecto antiséptico y limpia las picaduras. Es conveniente enfriar el vinagre en la nevera, porque el frío provoca un efecto antiinflamatorio y alivia el escozor.

Aloe vera

El aloe vera hace a la vez de antiséptico, calmante y cicatrizante, idóneo para las picaduras de chinche. La mejor opción es cortar una penca de aloe vera, esparcir el gel sobre la zona afectada y esperar a que la piel absorba el líquido.

Cáscara de limón

También se puede hervir una cáscara de limón en un cuarto de litro de agua, dejar que se enfríe (ya que el agua caliente puede no ser recomendable), y posteriormente aplicar el líquido sobre las picaduras con un algodón.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Bicarbonato sódico

Otra opción es mezclar bicarbonato sódico con algunas gotas de agua hasta crear una pasta y aplicarla sobre la zona afectada. Se tiene que dejar el mejunje sobre la zona durante unos 15 minutos para calmar las molestias y el picor.

Sencillo, solo se debe preparar una infusión de té, tanto verde, o negro, o de manzanilla, o como lavanda, dejar que se enfríe e impregnar las picaduras con la ayuda de un algodón o una gasa.

También te puede interesar:

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Contacta con nuestra experta veterinaria
Top 6
artículos
Síguenos