Los alimentos que no puede comer tu gato y posibles enfermedades

A la hora de alimentar a tu mascota, debes procurar darle siempre aquella comida que sea la adecuada tanto para su dieta como para su salud en general. En el caso de los gatos, sabemos que tienen su comida específica, pero en el caso de que tengas la "tentación" de darle algo de lo que […]
AnimalesMascotas

A la hora de alimentar a tu mascota, debes procurar darle siempre aquella comida que sea la adecuada tanto para su dieta como para su salud en general. En el caso de los gatos, sabemos que tienen su comida específica, pero en el caso de que tengas la «tentación» de darle algo de lo que tú comes habitualmente, debes tener muy presente los alimentos que no puede comer tu gato y posibles enfermedades.

No es solo que si alimentas a tu gato con alimentos que no son adecuados, puedes provocar que acabe sufriendo de obesidad, sino que puedes también hacer que se resienta su salud o la de algunos de sus órganos internos. Veamos entonces qué alimentos es mejor evitar en los gatos y las posibles enfermedades que pueden sufrir si los comen.

Los alimentos que no puede comer tu gato

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades gato comiendo

Veamos  los alimentos que es mejor evitar en los gatos dado que todos ellos pueden afectarles y algunos incluso, de manera letal.

Chocolate

El chocolate no solo es peligroso para los perros. Los gatos tampoco deberían comerlos. Recuerda que el chocolate contiene teobromina, un compuesto que su metabolismo no puede eliminar, que altera el sistema nervioso de perros y gatos y puede dañar su corazón. Demasiado chocolate puede tener graves consecuencias y, en el peor de los casos, provocar la muerte de tu mascota.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades Frutas de pepita y hueso

Frutas de pepita y hueso

Los huesos o semillas de manzanas, albaricoques, peras, uvas, cerezas, etc., son tóxicos para los gatos debido al glucósido cianogénico que contienen. Este agente puede envenenar a los animales.

Atún enlatado

Aunque no va a pasar nada por darle a tu gato un poco de atún enlatado de vez en cuando, llenar su tazón con él regularmente no es una buena idea en absoluto. El atún enlatado contiene demasiada sal y puede causar serios problemas renales a largo plazo . Además, el atún enlatado no contiene taurina. Sin embargo, este ácido es muy importante para el corazón y la vista de los gatos.

Finalmente, los gatos están locos por el atún, es posible que no quieran comer nada más si comienzas a dárselo y te costará mucho que quieran comer otra cosa.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades ajos cebollas

Cebollas crudas y ajo

Las cebollas crudas y el ajo son tóxicas para los gatos porque contienen derivados del azufre que actúan sobre los glóbulos rojos del animal provocando vómitos, anemia y taquicardia.

Patatas, repollo y nabos

Estas verduras son malas para los gatos porque cuando fermentan en el estómago les provocan gases y diarrea.

Además, cuando están crudas, las papas contienen oxalato de calcio, un cristal iónico que daña el tracto urinario en los animales y puede causar cálculos renales.

Los champiñones

Algunos hongos son venenosos y pueden causar problemas hepáticos y neurológicos o, en el peor de los casos, provocar la muerte.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades aguacate

Aguacate

El aguacate contiene persina, un elemento venenoso que puede dañar el corazón y los pulmones de los animales. El aguacate también es rico en grasas, lo que puede causar inflamación del páncreas.

Las nueces

El alto contenido de fósforo de las nueces y su difícil digestión en los animales hacen de las nueces otro alimento a evitar.

Las nueces de macadamia también pueden causar fiebre alta, debilitar al animal y aumentar su frecuencia cardíaca. En cuanto a la nuez moscada, pueden provocar alucinaciones si se ingieren en cantidades demasiado grandes.

Leche

No, en contra de lo que se piensa alimentar a un gato con leche no es una buena idea en absoluto. Algunos gatos son alérgicos a ella y cuando son destetados, los gatos ya no producen suficiente lactasa para digerir adecuadamente la lactosa en la leche.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades cafe

El café

No dejes que tu gato ni beba un sorbo de café. De hecho, la cafeína puede acelerar su ritmo cardíaco. Solo se necesita una pequeña cantidad de café para envenenar a un felino.

Posibles enfermedades por no dar la comida correcta a tu gato

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades gatos

Ya hemos visto de qué maneras pueden afectar los distintos alimentos que es mejor evitar en los gatos, pero hablemos con más detalle de las posibles enfermedades que pueden derivar en el caso de no alimentar de forma correcta a nuestra mascota.

Alergias

Entre las enfermedades felinas ligadas a la alimentación, ciertamente existen las alergias. Algunas proteínas y determinados ácidos grasos , de hecho, pueden provocar intolerancias o procesos alérgicos incluso de cierta gravedad. Esto, obviamente, ocurre especialmente en los ejemplares más sensibles.

Sin embargo, afortunadamente, hoy en día hay muchos alimentos preenvasados ​​en el mercado diseñados para ser equilibrados e hipoalergénicos . A estas alturas, el grado de conocimiento de nuestros amigos de cuatro patas y la atención son tales que garantizan que el cuidado de nuestra mascota sea el adeucado.

La alergia alimentaria puede presentar síntomas especialmente en la piel . En estos casos notaremos rojeces o manchas más o menos localizadas y trastornos respiratorios.

Existen varias pruebas de alergia que el especialista puede realizar para obtener un cuadro clínico completo y saber con exactitud qué alimento ha sido el que le ha provocado la alergia.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades gato mesa

Diarrea persistente

La diarrea es uno de los signos más comunes de problemas gastrointestinales. Esto se aplica tanto a los cuadrúpedos como a los bípedos. Puede ser síntoma de intoxicación, alergia o presencia de parásitos intestinales . Cuando se relaciona con la dieta, también puede deberse a un exceso de proteína o grasa.

Incluso la mala calidad de los alimentos y el almacenamiento inadecuado del producto pueden tener efectos similares. Así como un cambio brusco en la nutrición y la introducción de alimentos cocidos.

Si queremos probar nuevos alimentos, esto debe hacerse de forma paulatina, según las dosis recomendadas y con la autorización del veterinario . También en este caso evitamos improvisar como expertos nutricionistas, no lo somos.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades gato

Gastritis

Sin duda, la gastritis es una de las enfermedades felinas más comunes relacionadas con la mala alimentación . De hecho, esto puede depender de la reacción a los antígenos bacterianos , de la proliferación de gusanos y de una posible intolerancia alimentaria.

Evidentemente, la calidad de la comida es primordial. Pero también es importante saber cómo se debe almacenar el producto. Generalmente la regla es: en lugares secos y alejados de fuentes de calor, de modo que podamos evitar la aparición por hongos y bacterias, responsables del envenenamiento incluso en cierta medida.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades comida

Inflamación del esófago

Una mala alimentación del gato puede hacer también que tenga inflamación del esófago, que se manifestará con salivación excesiva, pérdida de apetito, dificultad para tragar, tos y regurgitaciones, de modo que tendremos que llevar a nuestra mascota al veterinario de inmediato. La gravedad de los síntomas está estrechamente relacionada con el grado de inflamación del esófago. También pueden no ser particularmente notables y persistir durante semanas o incluso meses, o presentarse en forma aguda y ser particularmente graves.

Alimentos que no puede comer tu gato posibles enfermedades gato negro

Colitis

La colitis es una de las enfermedades de los gatos relacionada con una mala nutrición y es una causa muy común de diarrea y otras dolencias intestinales. que suele ser provocada por el último tracto del sistema digestivo.

El intestino grueso , de hecho, contrariamente a lo que uno podría imaginar, juega un papel fundamental en la digestión y el metabolismo de nuestros amigos de cuatro patas. De hecho, una infección puede provocar cambios en la reabsorción habitual de agua y electrolitos, provocando alteraciones en la motilidad.

Como ocurre con la mayoría de las enfermedades, si podemos proporcionar un historial médico detallado al veterinario de confianza, podría tener elementos importantes para formular el diagnóstico exacto.

Dependiendo de la duración, la colitis puede ser aguda o crónica . En el primer caso se manifiesta repentinamente y persiste durante unos días; en el segundo, la duración de los síntomas varía desde un mínimo de tres semanas en adelante.

También te puede interesar