Cómo limpiar las orejas a un cachorro paso a paso

La limpieza y la higiene de un cachorro es fundamental. Veréis que en un principio les puede resultar un ratito desagradable, del que intentarán huir, pero con un poco de mimo y de paciencia podrán acostumbrarse a sus ratitos de que los limpien sin mayor problema. Hoy nos vamos a centrar en cómo limpiar las […]

La limpieza y la higiene de un cachorro es fundamental. Veréis que en un principio les puede resultar un ratito desagradable, del que intentarán huir, pero con un poco de mimo y de paciencia podrán acostumbrarse a sus ratitos de que los limpien sin mayor problema. Hoy nos vamos a centrar en cómo limpiar las orejas a un cachorro paso a paso.

Como limpiar orejas cachorro

Cuándo limpiar las orejas a un cachorro

La limpieza de las orejas es fundamental a lo largo de toda la vida de un perro, pues partimos de la base de que el sistema auditivo es uno de los más sensibles y, en el caso de los perros, son capaces de alcanzar frecuencias mucho mayores a las nuestras. Por ello, es primordial que mantengas una higiene regular de las orejas de tu perro y, para ello, qué mejor que empezar desde cachorro para que ambos os acostumbréis y dominéis los sencillos pero importantes pasos que hay que realizar para mantener una limpieza saludable.

Con independencia de la raza de la que estemos hablando, uno de los aspectos básicos es que tengas en cuenta que la limpieza de las orejas debe de realizarse de forma regular. Eso sí, hay razas en las que hay que estar mucho más pendiente, sobretodo en aquellos que tienen las orejas caídas ya que el tamaño de las mismas impide que circule el aire con más facilidad, lo que puede conllevar un aumento de la proliferación de ácaros.

Por ello, para evitar que puedan llegar a desarrollar problemas o infecciones de oído es fundamental que les revises las orejas con frecuencia (color de la piel, color del cerumen, estado de la piel, etc.) así podrás asegurarte de que todo va bien. Y, por regla general, una vez a la semana como mínimo se debe hacer una limpieza de orejas en profundidad. En las razas que hemos mencionado anteriormente, que son más proclives al desarrollo de cerumen en el interior de la oreja, es importante hacer una limpieza diaria.

¿Te preocupa no ser capaz de ver las señales de que tu cachorro no está bien? No te preocupes. Tu veterinario va a guiarte y nosotros te vamos a dejar unos tipos útiles.

  • Tu cachorro tiene que tener la piel de las orejas rosada, en el caso de que esté enrojecido consulta con el veterinario.
  • Si tiene cera (su producción es natural pero debe de
  • Si el interior de la oreja huele mal, consulta.
  • Si ves que se rasca las orejas con frecuencia, revisa, y si no ves nada consulta.

Qué necesitas para limpiar las orejas a un cachorro

Para limpiar las orejas de tu cachorro no necesitas nada especial ni imposible de encontrar ni carísimo. Puedes utilizar gasas esterilizadas (una para cada oreja), puedes utilizar papel higiénico o papel de cocina siempre que tengan una textura y tacto suave. Sinceramente, más cómodo imposible.

Hay muchos artículos en el mercado para la limpieza de los oídos pero no necesitáis ningún tipo de líquido salvo que os lo diga el veterinario porque tenga algún tipo de infección. Si no, solo tenéis que utilizar las gasas (o el papel que hayáis escogido), realizar un masaje de limpieza – tenéis el vídeo en el siguiente apartado- y listo.

¿Bastoncillos de algodón? Completamente prohibidos, puesto que un pequeño movimiento del cachorro y le podemos hacer un daño irreversible y permanente en su canal auditivo.

A su vez, también he visto cómo en algunas páginas se recomienda el uso de suero fisiológico pero luego otros expertos avisan de que puede dar lugar a más proliferación de bacterias. También que otros dicen agua oxigenada y, en otras páginas de expertos, afirman que eso no es nada recomendable. Otros también recomiendan el uso de toallitas humedecidas para limpiar la cavidad, pero luego está el temor de generar demasiada humedad en la zona. ¿No sabes a quién creerte? Lógico. Lo mejor que siempre puedes hacer es consultar directamente con tu veterinario de confianza, que él sea el que te guíe en los cuidados a tu cachorro y plantéale todas tus dudas. Si no, ya te adelanto que con solo el uso de gasas esterilizadas -una para cada oreja- verás que el cerumen sale bien, sin necesidad de aplicar nada más, y sin temor a hacerle daño.

Cómo limpiar las orejas a un cachorro paso a paso

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la limpieza de las orejas no le va a resultar agradable, así que tienes que mantenerte sereno, tranquilo y muy paciente. No es una cuestión personal contigo, es que no le va a gustar y tienes que acostumbrarle desde muy pequeño a este ratito de limpieza. Cuando veas que vas a perder los nervios, aléjate un poco, respira todo lo que necesites y vuelve a intentarlo.

Como ya hemos mencionado antes, se trata de una limpieza muy delicada puesto que estamos hablando del oído, y se pueden producir lesiones con facilidad si uno no está centrado y relajado. A su vez, tienes que seguir las pautas indicadas por el veterinario y como regla fundamental No limpies la cavidad del oído. Nunca. De esta parte se encargará el veterinario con todos los instrumentos y práctica que tenga a su alcance. Solo limpia la parte interna de la oreja, reitero, no la cavidad.

Limpia la parte interna de la oreja y siempre desde dentro hacia afuera, desde el interior hacia el exterior, para que la suciedad no caiga dentro.

Os dejo un vídeo en el que vais a poder ver cómo quitar el exceso de cerumen natural de una manera no dañina, sin adentrarse en el conducto auditivo y haciéndolo con mucha suavidad para dejarle las orejas limpias:

Como habéis podido ver en el vídeo, se trata de poder hacer esta limpieza con mimo, cuidado y suavidad, incluso podéis hacerle un suave masaje con la gasa para que se pueda ir acostumbrando a este ritual de cuidado y le resulte agradable, relajante. A su vez, es fundamental que una vez hayáis acabado la rutina de limpieza le alabéis, le deis unos buenos mimos y hasta la próxima.

También te puede interesar