¿Cómo afecta la cuarentena a las mascotas?

La cuarentena debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, puede provocar ansiedad y en algunos casos extremos incluso depresión tanto a nosotros como a nuestras mascotas. Veamos ahora cómo afecta la cuarentena a las mascotas y qué hacer para que no se les haga demasiado pesada. Aunque creas que a tu perro o a […]

La cuarentena debido a la crisis sanitaria por el coronavirus, puede provocar ansiedad y en algunos casos extremos incluso depresión tanto a nosotros como a nuestras mascotas. Veamos ahora cómo afecta la cuarentena a las mascotas y qué hacer para que no se les haga demasiado pesada.

Como afecta la cuarentena las mascotas

Aunque creas que a tu perro o a tu gato la cuarentena apenas le afecta, dependerá de las rutinas que tenga nuestra mascota establecidas para darnos cuenta que estos días en los que pasamos todo el día en casa quizás le veas qué ha cambiado en su manera de ser o comportarse. La cuarentena también afecta a las mascotas y nosotros te desvelamos de qué manera.

¿Cómo afecta la cuarentena a las mascotas?

Como afecta la cuarentena a las mascotas

Dependiendo del tipo de mascota que tengas en casa, es posible que hayas notado que la cuarentena por el coronavirus le ha afectado en mayor o menor medida. Claro, no será lo mismo tener un hámster o una tortuga que un perro o un gato, pero incluso animales que crees que no se ven afectados, puede que reclamen más atención o que se muestren algo más activos o apáticos (dependiendo de su carácter) por el simple hecho de tenernos todo el día en casa.

Si nos centramos en perros y gatos, seguro que habrás notado como ambos quieren pasar más tiempo a nuestro lado, ya sea que estemos trabajando, limpiando el dormitorio o cocinando. Puede que los veas observando todo lo que haces, o que sencillamente se tumben a tu lado y se pongan a dormir. Puede que pienses que esa es una actitud normal, pero si te fijas, te darás cuenta que estás más pendientes de ti que otros días en los que sueles estar en casa (como por ejemplo durante el fin de semana).

El comportamiento de las mascotas durante la cuarentena

Durante la cuarentena nuestras costumbres han cambiado .Ya no nos levantamos para irnos a trabajar o a estudiar, por lo que al ver que nos quedamos en casa todo el día y apenas salimos, tu perro o tu gato puede llegar a sentirse extrañado. Piensa que él debe estar acostumbrado a que lo pasees por la mañana y te vayas o a que le dejes preparado su cajón de arena y te despidas hasta la tarde. Ahora ya no hay despedidas y esto se puede traducir en que tu perro o gato estén felices y con ello quieran pasar todo el día a tu lado, o todo lo contrario. Es decir, puede que se pongan a vigilarte para comprobar si realmente te vas a quedar o si en algún momento vas a irte.

Los que tengan perro o gato, sabrán lo atentos que están siempre con respecto a lo que hacemos. Incluso cuando parece que no nos hacen caso y que son bastante independientes, basta con que salgamos de casa, para ver como se levantan y van a la puerta para comprobar que nos hemos ido para bien ( y de este modo hacer lo que quieran o sencillamente relajarse) o para mal (en el caso de perros que se dedican a ladrar o llorar o gatos que invierten el tiempo a solas en rayar el sofá o subirse a los muebles).

Y no solo esto. Durante el estado de alarma por la crisis sanitaria que vivimos, nuestras mascotas también habrán cambiado sus costumbres. Quizás ya no paseas a tu perro cuatro veces al día, o ya no lo llevas al parque a que juegue durante una hora o tal vez tu gato compruebe que ya no puede escapar por la ventana tanto como suele hacer. Hemos de procurar que esas rutinas y otras, se mantengan y de este modo lograr que aunque se sienta extrañada, nuestra mascota no sienta que encima debe acostumbrarse a una «nueva vida» porque en algunos casos, especialmente en perros o gatos que son mayores, esto se puede traducir en que se muestren más tristes e inactivos.

Como afecta la cuarentena a mascotas

Cómo ayudar a nuestra mascota a pasar la cuarentena

Puede que los primeros días de cuarentena tu perro o gato se sintió raro al ver que estábamos todo el día «encerrados», pero en este sentido, nuestra mascota ya se habrá adaptado e incluso se muestre feliz, pero en cuanto a otras rutinas, como salir a correr, hacer ejercicio o los horarios de las comidas, debemos intentar que todo se cumpla como de costumbre.

Es decir, debes jugar con tu perro o jugar con tu gato más que de costumbre para que no esté todo el día tumbado y eso se traduzca en apatía o que engorden sin más. El hecho de no salir a la calle tanto como les gustaría puede que les pongas nerviosos, por lo que debemos procurar (en el caso de los perros), al menos uno o dos paseos cortos y cerca de casa (según lo establecido en el estado de alarma). Quizás no les de tiempo a husmear como suelen hacer e incluso veas que algún que otro pipí lo acaban haciendo en casa. En este sentido, no debes enfadarte o castigarles. Piensa que ellos no entienden bien a que se debe los cambios repentinos en su rutina de paseos y necesitarán un tiempo de adaptación.

Por otro lado, está el hecho de que tal vez tu perro ya no socialice con otros perros, si bien apenas hay gente en la calle y es conveniente respetar la pauta indicada por las autoridades de mantener al menos metro y medio de distancia con otras personas. Ante esta situación, es posible que con paseos más cortos y sin ver a nadie, tu perro se sienta algo triste. Lo mismo podemos decir con los gatos, que aunque puede que estén más acostumbrados a estar todo el día en casa, que duda cabe que muchos de ellos salen al balcón o incluso se pasean por las ventanas de los vecinos. Puede que ahora ya no tengan acceso o sencillamente los podamos controlar mejor ante cualquier «escapada» algo que puede traducirse en enfado o incluso rebeldía por parte de nuestra mascota.

No dudemos entonces en premiar a nuestras mascotas por lo bien que se portan estos días. Además darles mimos y caricias e incluso pasar más tiempo durmiendo con ellos o tumbados en el sofá. Algo que sin duda, les relajará y les permitirá pasar tiempo de calidad con su dueño. Por otro lado, no estará de más que les demos algún «snack» o alimento que le guste como premio cuando nos hagan caso, cuando hagan sus necesidades en apenas unos minutos o sencillamente cuando veamos que sienten más apáticos de la cuenta. Seguro que así llamaremos su atención para que se muevan un poco.

Por último, respetemos también su espacio y dejemos que estén tumbados en su cama o colchón cuando lo deseen. Puede que nosotros, y más si tenemos hijos pequeños, queramos escapar del aburrimiento estos días jugando y «molestando» de más a nuestra mascota, pero ellos no son juguetes y si están tranquilos durmiendo o sencillamente tumbados no tenemos porque estar todo el día encima.

Artículos de interés:

También te puede interesar