¿Cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle?

¿Para qué queremos saber cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle? Fundamentalmente, por si algún día, por lo que sea, es intoxicado o envenenado, podamos reaccionar a tiempo. Hacer vomitar a un perro es el primer paso de los primeros auxilios que debemos aplicarles y saber cómo hacerlos es clave para que no tenga […]
AnimalesMascotas

¿Para qué queremos saber cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle? Fundamentalmente, por si algún día, por lo que sea, es intoxicado o envenenado, podamos reaccionar a tiempo. Hacer vomitar a un perro es el primer paso de los primeros auxilios que debemos aplicarles y saber cómo hacerlos es clave para que no tenga consecuencias nefastas.

Así, no sólo te vamos a mostrar cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle, sino que te vamos a mostrar dos formas de hacerlo. Además, te vamos a contar cuándo es recomendable llevarlo a cabo y cómo saber si nuestro perro ha sido envenenado o no. Dicho lo cual, si tienes una mínima sospecha, lo mejor es ir directamente al veterinario.

¿Cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle?

Antes de aprender cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle, debemos asegurarnos que ha ingerido algún elemento que le pueda dañar. Desde un objetos sólido a algún producto tóxico o, por qué no, algún veneno de alguien con mal corazón. Pasa más a menudo de lo que creemos.

Como hacer vomitar a un perro sin danarle con agua oxigenada

Eso sí, si desconocemos lo que haya tomado el perro, conviene no forzarle a vomitar. Si podemos, lo mejor es llamar o acudir al veterinario y que sea el especialista quien indique si la opción del vómito es correcta o es mejor optar por otra alternativa.

No es el único caso en que debemos evitar hacer vomitar al perro. Si nos encontramos en alguna de estas situaciones, mejor acudir a un centro veterinario:

  • Más de 2 horas – Si hace más de 2 horas que el perro ingirió el producto tóxico o el elemento peligroso, es tarde para hacerle vomitar. Su cuerpo habrá asimilado la sustancia y, fuera lo que fuera, estará ya en circulación por su cuerpo.
  • Derivado del petróleo – Si el producto consumido es gasolina, gasoil o disolvente, mejor no hacer vomitar al can.
  • Producto corrosivo – En caso que el perro haya tomado lejía, amoniaco, cal viva, ácido, líquido de batería de móvil o sosa cáustica, tampoco debemos inducirle a vomitar.
  • Pérdida de consciencia – Si el pero se ha quedado inconsciente o tiene convulsiones, debemos dejarlo sin vomitar. Lo mismo que si respira con dificultad u ofrece problemas para tragar.
  • Objeto punzante – Por último, si el elemento que se ha tragado es un objeto punzante, como un cuchillo, un clavo o un alambre, lo mejor es que no vomite para que no haya desgarro al salir. Si provoca una hemorragia interna, los daños pueden ser mucho peores.

Sea como sea, antes de hacer vomitar a un perro, debemos limpiarle la boca a conciencia y sacar los elementos que no hayan sido tragados. Para ello, le echamos agua fría en abundancia, intentando no meter las manos en la boca, pues el perro estará nervioso y puede reaccionar de forma imprevista.

Como hacer vomitar a un perro sin danarle veterinario

Por otro lado, conviene buscar una zona de sombra que, además, esté alejada de la zona donde haya comido el elemento pernicioso.

Si tenemos claro lo que el perro ha ingerido y, en este caso, ha sido aspirina, paracetamol, ibuprofeno o alguna planta como marihuana, sí es importante hacer vomitar al perro. Eso sí, siempre teniendo claro que obligarle a vomitar conlleva ciertos peligros para la salud y la integridad del can. Así, si podemos, mejor preguntar al veterinario para cerciorarnos.

Cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle: paso a paso

Si tenemos claro que el vómito es la mejor opción, tenemos que saber cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle: paso a paso. Para ello, contamos con dos opciones para llevar al vómito.

Cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle con sal

Lo de hacer vomitar a un perro sin dañarle con sal es una práctica que lleva décadas aplicándose. De hecho, es la fórmula que utilizan en clínicas veterinarias, por ser rápido y sencillo.

Como hacer vomitar a un perro sin danarle

Así, para aprender cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle con sal, necesitamos estos ingredientes:

  • 200 ml de agua
  • 3 cucharaditas de sal
  • Una jeringa sin aguja

Una vez tengas los ingredientes, debes seguir estos pasos para hacer vomitar a un perro sin dañarle con sal

  • Paso 1 – Mezcla la sal y el agua hasta que la sal se haya disuelto en el agua
  • Paso 2 – Coge la mezcla con la jeringa
  • Paso 3 – Abre la boca de tu perro y mete todo el agua con fuerza, para que salga a presión, hacia la garganta.
  • Paso 4 – Espera unos 10 minutos, vigilando a tu perro. Poco a poco, irás notando el malestar y como empieza a salivar más de la cuenta. Incluso hará por esconderse para que no le veas vomitar. Si no lo hace, puedes repetir la operación.

Cómo hacer vomitar a un perro sin dañarle con agua oxigenada

La otra opción para hacer vomitar a un perro sin dañarle es con agua oxigenada, en este caso, diluida. Para provocar el vómito con agua oxigenada, vas a necesitar estos ingredientes.

Como hacer vomitar a un perro sin danarle dolor

  • 200 ml de agua
  • Un vaso vacío
  • Agua oxigenada
  • Una jeringa sin aguja

Una vez tengas los ingredientes, debes seguir estos pasos para hacer vomitar a un perro sin dañarle con agua oxigenada. Eso sí, antes de lanzarte, debes conocer las medidas a aplicar. Y es que tienes que añadir 2 ml de agua oxigenada por cada kilo que pesa el perro. Así, si pesa 10 kilos, serán 20 ml de agua (unas cuatro jeringas)

Como hacer vomitar a un perro sin danarle con sal

  • Paso 1 – En el vaso vacío echa el agua oxigenada y el agua en la misma medida. Es decir, 20 ml de agua oxigenada y 20 ml de agua.
  • Paso 2 – Mezcla bien los dos elementos hasta que sea homogéneo
  • Paso 3 – Coge la mezcla con la jeringa y dásela de forma contundente, apuntan a la garganta.
  • Paso 4 – Esperaremos unos 15 minutos y notarás como el perro empieza a inquietarse, a salivar y a dar arcadas. Lo habitual es que vomite a la primera pero, si no lo hace, puedes repetir la operación una segunda vez. No se recomienda hacerlo una tercera vez. Lo mejor, en ese caso, es llevarle al veterinario.

También te puede interesar:

También te puede interesar