AnimalesMascotasby Tendenzias

Las claves para elegir un buen veterinario

Saber qué cuidados principales requiere un animal doméstico, ya sea un perro, un gato o también un animal exóticos es algo clave si queremos tener un animal en casa, pero será necesario además procurar que este reciba la atención médica necesaria. Veamos ahora cuáles son las claves para elegir un buen veterinario. Las claves para […]

Saber qué cuidados principales requiere un animal doméstico, ya sea un perro, un gato o también un animal exóticos es algo clave si queremos tener un animal en casa, pero será necesario además procurar que este reciba la atención médica necesaria. Veamos ahora cuáles son las claves para elegir un buen veterinario.

Las claves para elegir un buen veterinario

Desde el momento en que contamos un nuevo miembro animal en nuestra familia, cualquiera que sea la especie, debemos darle todas las condiciones que necesita para vivir feliz a nuestro lado.

Las visitas periódicas al veterinario son uno de los puntos clave en la salud de cualquier animal y de hecho, es posible que durante el primer año de vida de nuestra mascota, tenga que acudir varias veces, algo que se puede dar también en los últimos años de su vida, cuando es más probable que el animal comience a tener diversas enfermedades o complicaciones de salud.

Por ello es realmente importante que elijamos a un buen veterinario, que además sea experto en el tipo de animal que tenemos en casa. Imagina que tu mascota no es un perro o un gato, sino un animal exótico o un roedor. Necesitarás encontrar un veterinario que sea experto en este tipo de animales para que pueda proporcionarle siempre la mejor atención, pero además también es esencial tener en cuenta otras claves para que acertemos a la hora de elegir a nuestro veterinario.

Elige un veterinario legal

Esta es sin duda la clave número uno y aunque os sorprenda, tenéis que saber que por desgracia, hay muchos » veterinarios falsos » y clínicas que no están legalizadas. La función de la justicia es detectar estos casos de fraude, pero todos los dueños de mascotas deben saber que estos casos existen y pueden estar más cerca de lo que piensas.

Solo un veterinario tiene la preparación y la práctica necesarios para realizar actos médicos en animales. No lleves a tu perro a un veterinario que no tenga la titulación visible al cliente o que te haga ofertas que son dignas de sospecha.

A la hora precisamente de sospechar, puedes fijarte en:

  • Vacunas aplicadas sin sello y fecha de aplicación
  • Te da los medicamentos sin receta
  • Precios muy por debajo del promedio

Ubicación

La cuestión de la ubicación de la clínica veterinaria u hospital es relativa. Idealmente, una clínica cerca de casa es mejor para evitar el estrés de viajar con el animal y el tiempo que podemos tardar en llegar a la clínica en caso de emergencia. Sin embargo, conducir algunos kilómetros adicionales puede valer la pena para obtener mejores servicios. Siempre tendrás que evaluar los pros y los contras.

Piensa además que muchas clínicas tienen servicio a domicilio. Si tienes un animal con problemas para caminar o estrés por viajar, esta puede ser una excelente opción.

Visita las instalaciones

Otra de las claves para elegir un buen veterinario es solicitar directamente en la clínica, antes de ir con tu mascota, visitar las instalaciones. La mayoría de las clínicas te mostrarán las instalaciones sin problemas (por supuesto, no debe esperar una visita guiada por todo el hospital, especialmente si es un día ocupado y si no has reservado antes). Seguramente te explicarán todas las condiciones que tiene la clínica . Aprovecha la oportunidad de preguntar qué servicios de emergencia están disponibles, cuántos veterinarios trabajan en la clínica, qué especialidades veterinarias tienen y como no, los precios.

¿Por qué es importante preguntar sobre las condiciones? Mientras más equipo tenga la clínica, mejor para tu mascota. Será mucho más conveniente realizar pruebas adicionales en la clínica misma que tener que moverse cuando realmente existe una emergencia. Sin embargo, la mayoría de las clínicas que no tienen un servicio en particular tienen acuerdos con otras instalaciones. Este no es un factor determinante, pero es importante ser considerado como todos los demás que mencionamos.

Además, hacer una visita a las instalaciones te servirá también para que puedas ver o comprobar que tal es el tratamiento del veterinario con los animales que están visitando en ese momento.

Especialidad

La especialidad del veterinario es esencial. Cada vez más, la medicina veterinaria se está moviendo hacia la especialización, al igual que la medicina humana. Antes de pensar en la especialización en cardiología, neurología, etc., piensa en el animal en cuestión.

Si tienes un reptil, no es la mejor opción para llevarlo a un veterinario de caballos. Encuentra un veterinario que sea especialista en tu mascota . Hoy en día hay clínicas exclusivas de animales exóticos, clínicas exclusivas felinas, etc. Algunas clínicas ofrecen servicios para muchos animales diferentes. Debes asegurarte de que tu mascota reciba atención de un experto en esa mascota.

Si tu mascota tiene un problema específico, como por ejemplo uno de cardiología, sería beneficioso consultar a un especialista en esta área. Por supuesto, el precio de un especialista probablemente será más alto, pero ¿existe una mejor inversión que la salud de su mascota?.

Urgencias las 24 horas

El servicio de urgencias las 24 horas es importante debido a que nunca se sabe cuando tu mascota necesitará atención inmediata. Si tu clínica preferida no lo tiene, debes entonces pensártelo dos veces.. Al igual que los otros factores, no debes excluir una clínica si no cuenta con este servicio, pero es esencial que esté preparada y tenga un número siempre disponible para algún momento de angustia.

Precio

El precio no debe ser un factor determinante para elegir un veterinario sin embargo, es importante. De todos modos, has de saber que comparar precios de servicios médicos es extremadamente complicado porque en la práctica varían mucho. Una clínica puede incluso ofrecer precios de vacunación más baratos y ser más caros cuando necesita hospitalización urgente, por ejemplo.

Además, ¿vale la pena pagar 30 euros por el servicio de un profesional menos competente que uno que cobra 60? ¡La salud de tu mascota no tiene precio! Esto no significa que un veterinario que cubra menos sea un profesional peor que uno que cobra más. Cada caso es un caso y por eso lo que debe priorizar es la calidad. La mayoría de los veterinarios siempre presentarán un presupuesto antes de continuar con cualquier tratamiento. Desafortunadamente, no todos pueden permitirse un tratamiento, pero la mayoría de veterinarios por el bien de la mascota se adaptan y de hecho será fácil que te dejen pagar el tratamiento a plazos.

Sé un buen cliente

Si quieres que tu veterinario te trate bien, también debe ser un buen cliente. Ser un buen cliente no solo significa ser un buen tutor de tu mascota. Debes promover y fomentar una buena relación con tu veterinario. Después de todo, el veterinario se acabará convirtiendo en la persona que trate a tu mejor amigo.

Escucha atentamente todos los consejos y sugerencias de tu veterinario. Si te dice o aconseja algo, es porque es importante que lo escuches y lo apliques. A veces, el veterinario te está dando mucha información al mismo tiempo y tienes problemas para mantenerte al día … ¡díselo! ¡Un buen veterinario no tendrá problemas para ralentizar la información o incluso escribirla! Además, no seas tímido para preguntar con la frecuencia que sea necesario.

También te puede interesar