AnimalesMascotasby Tendenzias

Los perros más grandes del mundo

Si te gustan los perros, no podrás resistirte al encanto de estos grandullones, porque vamos a mostrarte Los perros más grandes del mundo. Y atención, porque si los perros pequeños enamoran, los perros gigantes conquistan con sus centímetros de cuerpo, de pelo y de bondad. Son todo corazón. Dogo alemán Dice el refrán que no […]

Si te gustan los perros, no podrás resistirte al encanto de estos grandullones, porque vamos a mostrarte Los perros más grandes del mundo. Y atención, porque si los perros pequeños enamoran, los perros gigantes conquistan con sus centímetros de cuerpo, de pelo y de bondad. Son todo corazón.

Dogo alemán

Dice el refrán que no es tan fiero el león como lo pintan. Y nosotros decimos que lo mismo sucede con los perros que, por su gran tamaño tendrían que dar miedo y, sin embargo, cuando los conoces, descubres que su cuerpo no es lo más grande sino su corazón noble y humilde. Los perros son como niños grandes y los perros más grandes del mundo tampoco son una excepción.

Conoce más en profundidad al dogo alemán:

Tal vez sus dimensiones asusten un poco, pero el dogo alemán es un animal que incluso resulta temeroso en ocasiones. De esto tenemos un claro ejemplo en “Giant George”, un perro que entró en el libro Guinness de los Récords por su altura, pues medía nada menos que 110 centímetros acordes a sus 111 kilos de peso. Paradójicamente, este gran danés tenía miedo de otros perros y de el agua.

Los perros de esta raza suelen medir unos 80 centímetros de cruz y pesar unos 62 kilos. Lo malo es que suelen vivir pocos años, siendo su esperanza de vida de tan solo 6 u 8 años. Una lástima.

San Bernardo

Otra raza perruna que nos encanta y que vive en nuestra memoria es el San Bernardo porque ha protagonizado escenas de ternura en niños de medio mundo por medio del cine. Películas como Beethoven mantuvo frente a la pantalla a muchos de nosotros durante décadas, y en ellas nuestro personaje favorito era cómo no, ese perro grandote de 90 kilos de peso y 80 centímetros de cruz que volvía loca a su familia humana.

Los San Bernardos son perros listos, pero necesitan de un entrenamiento paciente para aprender a comportarse.

Mastín Napolitano

300 años A.C ya eran perros muy codiciados, tanto que Alejandro Magno los pidió y tuvieron que ser llevados a Grecia procedentes de la India. Todo lo que tienen de pesados y fornidos estos animales lo tienen de lealtad también, porque pese a su aspecto, son muy dóciles. Miden unos 70 centímetros de cruz y pesan unos 60 kilos.

Cuidar de un mastín napolitano exige esfuerzo, eso sí, porque necesitarás darle mucho espacio  para que se mueva y que duerma a gusto, además de que necesita de baños frecuentes debido a su delicada piel, y tendrás que alimentarlo muy bien, pues comen incluso más de kilo y medio de alimento diario.

Conoce al mastín tibetano:

Por otro lado, es una raza que puede entrenarse, pero que exige de un entrenador con conocimientos avanzados.

Leonberger

Su presencia impone, no vamos a negarlo. Pero más allá de sus 75 kilos de peso y sus 80 centímetros de alto, no hay nada más que describa a este can como peligroso. Más tranquilo imposible. Además, es una belleza de perro, muy musculoso y con un pelo pardo y largo que gusta de acariciarlo.

Bullmastiff

Algo más pequeño que los anteriores, pues tan solo mide unos 60-68 centímetros de alto, pero este perro mezcla de mastín inglés y de bulldog inglés es un animal bonito que ejerce como excelente perro guardián. Muy inteligente, es un can fiel y obediente. Lo único es que tienden a ser obesos, así que necesitan que se les vigile mucho la dieta.

Por otro lado, a diferencia de otras razas que hemos visto, el bullmastiff es fácil de mantener limpio y basta con asearlo una vez al mes y cepillarlo un par de veces por semana.

Tosa Inu

No es muy alto pero su peso te va a generar expectación, porque el tosa inu puede pesar unos 100 kilos. Es un perro muy sociables y juguetón, sin embargo, apenas ladra, así que resulta ideal para tenerlo de guardián y al mismo tiempo compañero de juegos de los más pequeños de la casa. Si le haces el proceso de socialización pertinente, podrás relacionarlo con otros perros sin problema alguno.

Terranova

Perfecto para ser entrenado, este perro canadiense es muy usado en labores de rescate acuático. Tiene un pelo muy denso, y un carácter amable y tranquilo. Suelen medir de 60 a 80 centímetros a la cruz y pesar 70 kilos.

Perro lobo checoslovaco

Comparados con los que hemos visto son relativamente pequeños pero estos perros tienen una grandeza que queda patente en cuanto les miras.

Se trata de una raza híbrida entre lobos y pastor alemán.Y de una belleza impresionante. Son grandes cazadores y necesitan de un entrenamiento profesional y avanzado para ser adiestrados. Que sus 65 centímetros de cruz y sus escasos 25 kilos no te confundan, son perros descomunales si dejan rienda suelta a su fiereza.

Dogo de Burdeos

65 centímetros y 65 kilos y, cuando tratas con él te encuentras al animal más manso del mundo. Este perro de procedencia francesa es un buen protector para los niños y le gusta mucho vivir cerca de la familia.

Lebrel escocés

Alto, esbelto y de aspecto muy simpático. Así es como resulta ser esta raza de perro británico que ya se usaba en la Edad Media para cazar ciervos y era el predilecto de las clases altas. Es puro amor de cánido y muy sociable.

Dogo del Tíbet

Tiene origen chino y ruge como un león. Los asirios ya lo usaban para la guerra, y los romanos también. Es un perro muy bueno que llega a medir 80 centímetros y a pesar unos 70 kilos. Pero también son muy territoriales, por lo que debemos tener cuidado, en especial, con los extraños, pues el perro podría atacarles si considera que están invadiendo su terreno sin permiso.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Los perros más grandes del mundo:

También te puede interesar