Cómo hacer una alfombra olfativa casera paso a paso | DIY

Los perros son animales sumamente inteligentes y aunque podemos utilizar todo tipo de juegos para desarrollar su inteligencia como por ejemplo el famoso "kong" , que además les suele distraer mucho cuando están solo, parece que la última tendencia son las alfombras que esconden pequeños premios o "chuches" para nuestras mascotas. Veamos a continuación, cómo […]
AnimalesMascotas

Los perros son animales sumamente inteligentes y aunque podemos utilizar todo tipo de juegos para desarrollar su inteligencia como por ejemplo el famoso «kong» , que además les suele distraer mucho cuando están solo, parece que la última tendencia son las alfombras que esconden pequeños premios o «chuches» para nuestras mascotas. Veamos a continuación, cómo hacer una alfombra olfativa casera paso a paso.

Qué es un alfombra olfativa y para qué sirve

Como hacer alfombra olfativa

El sentido del olfato es sin duda, el más desarrollado en los perros. Se dice que la nariz de los perros es perfecta en lo que respecta a recibir todo tipo de sensaciones y olores cuando pone en marcha su olfato. De hecho es capaz de percibir distintos olores a la vez, e incluso capturar más olores con cada olfateo de la misma muestra. Por ello, parece que las alfombras olfativas para perros se han convertido en uno de sus «juguetes» favoritos. 

Esta es una alfombra sencilla, que puede estar elaborada de materiales como el poliéster y que sirve para guardar o esconder en su interior pequeños «snacks» que el perro tendrá que buscar utilizando su olfato. Esta es también, una alfombra perfecta para esos perros que suelen comer con mucha ansiedad y apenas mastican. La comida se puede guardar entre las distintas hebras o tiras trenzadas de la alfombra de manera que el perro tendrá que ir buscando su pienso poco a poco para de este modo ingerirlo de una forma más pausada.

La alfombra olfativa suele tener además una base de plástico de manera que cuando el perro la utilice para buscar sus «snacks», no se arrugue y tampoco se mueva demasiado.

Ideas para hacer una alfombra olfativa

Como hacer una alfombra olfativa

En el mercado podemos encontrar infinidad de alfombras para que el perro busque su comida, que además se venden en distintos tamaños, pero si tenemos trozos de tela o de ropa vieja en casa, podemos intentar hacer nuestra propia alfombra olfativa.

Lo único que tenemos que hacer es disponer varias telas de tela que sean largas, y cuyo tamaño o longitud variará en función del tamaño del perro. Las atamos en distintos puntos de manera que a partir de los nudos, la alfombra se vaya formando y que además, tengamos huecos para esconder los premios o «snacks» que queramos darle al perro.

Por otro lado, podemos hacer una alfombra olfativa de perros a partir de una rejilla de plástico como las que se venden para colocar encima los platos o vasos para que se vayan secando una vez los hemos fregado. Este tipo de rejillas van muy bien para crear la base de nuestra alfombra. Una vez la tengamos, lo único que vamos a tener que hacer será cortar trozos de trapillo para de este modo ir atándolos con distintos nudos a través de los orificios de la base de plástico, podemos hacer tiras más o menos largas, en función de las habilidades olfativas de nuestro perro o si queremos que les cueste más o menos encontrar la comida.

Por último, también podemos hacer una alfombra olfativa de perro a partir de tela, pero cosiendo distintos trozos a modo de bolsillos de manera que nuestra mascota tenga que buscar ahí la comida.

Cómo enseñar a tu perro a usar la alfombra olfativa

Como hacer una alfombra olfativa perro

Una vez hayamos acabado de hacer nuestra alfombra olfativa, y coloquemos la comida entre los distintos huecos, nuestro perro los buscará casi de forma automática, pero si no es así, podemos comenzar a enseñarle a usar su alfombra colocando aquellos «snacks» que sepamos que más le gustan ya sea por ejemplo trozos de zanahoria o trozos de salchicha. Seguro que se anima y comienza a olfatear en busca de su recompensa.

Podemos además comenzar colocando trozos que sean bastante grandes para que los encuentre fácilmente, pero una vez ya sepa usar la alfombra podemos reducir el tamaño de los trozos y poner una cantidad variada y limitada de «snacks», para que vaya buscando a partir de recibir distintos olores.

Artículos de interés:

También te puede interesar