Escrito por Tendenzias

Por qué mi perro tiene los ojos rojos

Seguramente nos pasemos el día acariciando y mimando a nuestro perro, jugando con él y observando cualquier tipo de señal, que nos pueda advertir que algo, no va bien. Señales que si no le damos su debida importancia, pueden con el tiempo agravarse. Este es el caso de los ojos rojos en los perros, la mayoría de las veces no suele revestir gravedad, pero no está de mas observarlo y en caso necesario, acudir al veterinario para que nos de un diagnóstico claro de Por qué mi perro tiene los ojos rojos.

Por qué mi perro tiene los ojos rojos

Puede ser que una mañana te levantes, vayas a saludar a tu perrete, si antes no ha venido el o ella a levantarte y te das cuenta que tiene los ojos rojos, que los mantiene cerrados e incluso lleno de legañas. Buscamos posibles causas, alguna alergia o quizás la arena del parque de perros. Seguramente con unos mimos y unas gotitas de suero fisiológico, en un par de días esté como nuevo pero, ¿y si el color rojo de sus ojos persiste?.

Las señales son muy claras y visibles, toda la parte blanca o parte de ella, del globo ocular se vuelve de color rojo, como si estuviera irritado, provocando que a tu perro le cueste abrirlos y sea ese el motivo por el que pasa la mayor parte del tiempo con los ojos cerrados. La mayoría de las veces no es esta la única manifestación, sino que viene acompañada de la segregación de una sustancia amarillenta o verdosa y viscosa que conocemos como legañas.

Por qué mi perro tiene los ojos rojos | Causas

Cuando observamos que nuestro perro tiene los ojos rojos, este enrojecimiento está afectando a una estructura concreta del globo ocular, en este caso observaremos rojeces en la parte blanca del ojo, conocida como epiesclerótica y esta condición de enrojecimiento se conoce médicamente como epiescleritis, un término que indica inflamación de esta estructura ocular.

Las causas puede ser variadas, hemos comentado algunas, como alergias o irritación, pero vamos a ver todas las posibles causas que pueden provocar la aparición de esas rojeces. Una vez que descartamos las posibilidad de una simple irritación, que desaparecerá por si sola, ahora tenemos que encontrar el por qué de los ojos rojos en los perros y puede ser la consecuencia de sufrir enfermedades como:

Epiescleritis

Se trata de una inflamación que puede ser generalizada por todo el globo ocular, se trata de un aumento de grosor de la capa más superficial de la esclerótica, también puede presentarse como un pequeño bulto inflamado. No debéis preocuparos por que vuestro perro pueda sufrir epiescleritis, es benigna y cura rápidamente con el tratamiento adecuado.

Si nuestro perro sufre epiescleritis tendrá unos síntomas muy característicos como son:

  • Abultamiento o nódulo en el ojo o un aumento del grosor en la esclerótica
  • La parte blanca del globo ocular se torna de un color rosa o amarronado
  • Irritación y enrojecimiento
  • El perro tiende a mantener el ojo cerrado
  • Se aprecian síntomas de malestar y molestias, no para de tocarse con la pata

Se trata de una inflamación de los vasos sanguíneos y su tratamiento es por medio de esteroides.

Glaucoma

El glaucoma es otra de las enfermedades que afecta tanto a humanos como a animales, se trata de una inflamación del ojo motivada por una presión ocular. El glaucoma es una enfermedad que provoca dolor e inflamación en el ojo, generando un daño progresivo en el nervio óptico, provocando una disminución de la vita hasta llegar a la pérdida total.

Esta enfermedad puede darse en un ojo o en los dos y pueden deberse a causas genéticas o anatómicas, también pero en menor medida, producida por golpes o por enfermedad.

En el glaucoma, el humor acuoso que es el líquido responsable de las lágrimas y de mantener al ojo hidratado se renueva constantemente, de esta forma se mantienen las propiedades ópticas. Este líquido o humor acuoso se crea en la parte interna del globo ocular y se elimina por la parte delantera.

En algunas ocasiones estos conductos pueden resultar dañados u obstruidos y por lo tanto no eliminar todo el líquido. El exceso de líquido es el que provoca el aumento de presión dentro del ojo y un daño en el nervio óptico que es irreversible. Los síntomas más comunes son:

  • Ojos enrojecidos
  • Visión borrosa o poca visión
  • Dolor fuerte
  • Náuseas, vómitos
  • Irritabilidad y agresividad

Uveítis

Se trata de una inflamación e irritación de la úvea, encargada de suministrar el flujo sanguíneo a la retina. Pueden ser producto de un trauma o como una reacción ante una infección. En algunos casos se trata de una enfermedad causada por trastornos autoinmunitarios, donde es el propio sistema inmunitario del perro ataca y destruye el tejido sano por error. Su tratamiento es a base de esteroides, que rebajarán la hinchazón y aliviará los síntomas que sufre el perro.
Los síntomas más característicos son:

  • Pérdida de visión o visión borrosa
  • El animal vera “moscas” o pequeñas luces
  • Dolor en los ojos y por lo tanto no parará de tocarse
  • Ojos rojos
  • Sensibilidad a la luz

Conjuntivitis

Normalmente la conjuntivitis suele venir provocada por una infección o un trauma. Se trata de una hinchazón o inflamación de la membrana mucosa que están recubriendo el interior de los párpados. Hay casos en los que sólo se aprecia la inflamación y otros en los que esta inflamación también tiene asociada una infección.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Los síntomas más comunes en caso de conjuntivitis son:

  • Ojos rojos
  • Presencia de legañas
  • Molestias ante una luz fuerte
  • Dificultad para abrir el ojo
  • Exceso de lágrimas
  • Molestias en el animal que no dejará de tocarse con la pata

El tratamiento que deberemos seguir y tras pasar por el veterinario, será limpiar bien el ojo con suero fisiológico y una gasa, retirando los restos de legañas y después administrar antibióticos tópicos, que ayudarán a reducir la inflamación,

Neoplasia

Es un tipo de tumor que afecta a los ojos tanto de perros como de gatos. En los perros la mayoría de las neoplasias son palpebrales y  proceden de la glándula meibomio. Se hace evidente cuando el tumor crece rozando la cornea, lo que causa irritación. Pero la neoplasia puede darse en distintas partes del ojo:

  • Neoplasias palpebrales
  • Neoplasias conjuntivales y membrana nictitante
  • Neoplasias de córnea y esclerótica
  • Neoplasias intraoculares
  • Fondo de ojo y nervio óptico
  • Neoplasias orbitarias

El tratamiento para estos tipos de tumores dependerá de la rapidez de actuación, cuanto antes se detecte mejor pronóstico tendrá. Primero deberá extirparse por medio de cirugía, el tumor, tras una evaluación exhaustiva y viendo las posibilidades de operación. Una vez extirpado puede que requiera láser o quimioterapia.

Si el tumor es cogido a tiempo, se puede salvar tanto el ojo como la visión, las oportunidades de salvar ambos se van desvaneciendo según el tumor avance.

Por qué mi perro tiene los ojos rojos | Tratamiento

Como hemos visto, existen distintas causas por las que nuestro perro puede amanecer un día con los ojos rojos. Por norma general suele tratarse de conjuntivitis, les encanta jugar y revolcarse por la tierra, juegos que suelen tener unas consecuencias molestas para nuestro peludo durante un par de días.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Como norma general, siempre hay que acudir a nuestro veterinario y que sea él quien valore el estado de nuestro amigo. Pero la experiencia dicen que es un grado y sabréis perfectamente cuando se trata de una conjuntivitis. La forma de tratar los ojos de los perros, siempre llevarán un ritual de limpieza y luego tratamiento.

  1. Limpiar el ojo con suero fisiológico. Podéis ser generosos con el suero, ya que se trata de quitar cualquier resto de hierba o tierra que haya podido quedar bajo el párpado.
  2. Con una gasa limpia, retiramos el exceso de suero y los restos de legañas que pueden quedar en el lagrimal. Esta operación se realizará con sumo cuidado, ya que si queda algún resto y frotamos enérgicamente podemos dañar el cristalino.
  3. Aplicar el tratamiento que el veterinario nos haya recetado.

Normalmente, las afecciones oculares suelen tratarse con colirios o pomadas oftálmicas, que contrendrán dentro de sus componentes con antiinflamatorios para bajar la inflamación o hinchazón del ojo y analgésicos para evitar el dolor.

La mayoría de los colirios utilizados suelen llevar entre sus componentes cortisona, que es sin duda uno de los antiinflamatorios más potentes del mercado, por lo que también tendremos cuidado con los efectos secundarios.

El tratamiento se deberá iniciar y terminar cuando el veterinario nos indique a pesar de notar mejorías en el ojo. Es importante no suspender antes de tiempo el tratamiento para evitar que las posibles infecciones se hagan resistentes.

También te puede interesar:

En AnimalesMascotas esperamos que este artículo haya sido de tu interés, pero si quieres seguir investigando, te dejamos unos enlaces de nuestra página con temas muy interesantes que seguro te van a gustar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos