Escrito por Tendenzias

Qué son las pulgas y cómo tratarlas

Alguna vez paseando por zonas de campo, un molesto picor nos asalta, miramos y ¡oh, cielos una pulga!. Si tenemos perro seguro que estamos más familiarizados con ellas, invertimos gran cantidad de dinero en collares, pastillas, sprays o pipetas. Y es que el problemas de las pulgas como el de las garrapatas, es un problema que va más allá de una simple molestia, además puede ser la causante de enfermedad de carácter infeccioso. Qué son las pulgas y cómo tratarlas, serán los puntos fundamentales de este artículo en el que además, conoceremos los riesgos a los que nos exponemos cuando una pulga decide alimentarse con nuestra sangre.

Qué son las pulgas

Las pulgas o sifonápteros, que es su nombre científico es un insecto pequeño de entre 1,5 y 3,3 milímetros, desprovistos de alas y cuya forma de vida se basa en la parasitación. Estos pequeños parásitos externos, se alimentan de la sangre caliente de los mamíferos. Mediante enormes saltos, consiguen saltar de un huésped a otro sin ningún problema.

Estos saltos los puede realizar gracias a sus articulaciones, éstas poseen una proteína altamente elástica llamada resilina, una proteína que también poseen las articulaciones de otros insectos de grandes saltos como los saltamontes o las langostas. Ésta proteína actúa como una especie de resorte que impulsa a la pulga a grandes distancias.

Las pulgas pueden afectar a:

  • Humanos
  • Perros
  • Gatos
  • Conejos
  • Ratas, ratones y conejos

Características

Se tiene la constancia de que es capaz de saltar una longitud equivalente a 38 veces su propio tamaño. Existen muchas especies de pulgas, hasta el día de hoy se han catalogado aproximadamente 1900 especies.

Las pulgas serán capaces de esperar hasta que encuentre en su camino un huésped del que alimentarse. En este momento la pulga realizará un salto suficiente como para alcanzar a su futura víctima. Una vez alcanzado el objetivo, la pulga comenzará a caminar entre el pelo, sujetándose al cabello del huésped gracias a las pequeñas espinas que abundan por todo su cuerpo y que funcionan como un velcro. Una vez alcanzada la zona, introducirá los tubos adaptados para la succión y comenzará a alimentarse.

Las picaduras de las pulgas, normalmente suelen localizarse tanto en las piernas como en los tobillos, se formará como una especie de elevación o pápula en la piel y provocará picor.

Como hemos comentado, la pulga puede transmitir enfermedades infecciosas, por lo que si una picadura de pulga se infecta puede provocar fiebre alta e incluso estados de anemia, siendo recomendable acudir al médico.

Enfermedades que causan las pulgas

La picadura de las pulgas, normalmente no suelen pasar de una molestia similar a la que puede provocar un mosquito, pero éste picor podría ser mas intenso, si además la víctima es alérgica a la saliva anticoagulante de la pulga. 

Las enfermedades que pueden transmitir las pulgas variarán dependiendo en la zona del planeta en el que te encuentres. No obstante en la mayoría de las ocasiones la picadura provocará una erupción cutánea de color rojo, abultada en el que se podrá observar la picadura, justo en el centro del abultamiento. Estos abultamientos serán los que produzcan el picor.

Sin embargo, un animal que se alimenta a lo largo de su ciclo vital de distintos huéspedes, puede transmitir fácilmente enfermedades muy graves como pueden ser:

  • Tifus Murino
  • Peste Bubónica
  • Hemobartonelosis
  • Tularemia, fundamentalmente en conejos y roedores.
  • Tenia. Fundamentalmente en perros y gatos, ya que es imprescindible comerse la pulga para que la tenia colonice al ser humano.
  • Microplasmosis. Afecta a perros y gatos, las pulgas de gato pueden causarles anemia, apatía, falta de apetito, fiebre y cansancio. En los perros, esta enfermedad ataca a sus órganos de reproducción, reduciendo considerablemente su fertilidad.
  • Dermatitis alérgica a la picadura de pulgas (DAPP)

Enfermedades como el tifus o la peste bubónica, pueden ser transmitidas en países donde existan esas enfermedades como puede ser en algunas regiones del Sur de América y del continente africano.

Pulicosis

Es el nombre que recibe la picadura de la pulga en los animales domésticos como son los perros y los gatos, siendo las principales responsables la Ctenocephalides canis y la del gato Ctenocephalides felis.

Esta picadura como ya hemos comentado provocará en la mayoría de los casos:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Picor en nuestras mascotas. Provocada por el mordisco de la pulga para acceder a la sangre y provoca un abultamiento en la piel, irritación, picor e incluso quemazón. El color de la piel cambiará a rojo y en algunos casos puede llegar a perder el pelo en la zona de la picadura.
  • Alergia. No todos los animales, al igual que las personas, tienen la misma reacción ante la picadura de la pulga, se trata de las mascotas alérgicas. Si una pulga pica a un perro o gato alérgico, la picadura provocará una inflamación alérgica en la piel, es decir, dermatitis. Ésta comenzará a irritarse y provocará distintas reacciones en tu perro, en primer lugar se rascará con desazón por el picor que le provoca, con las uñas se hará heridas y éstas le escocerán y picarán más, todo este círculo, puede llevar a tu mascota a una grave infección.
  • Anemia. En los casos más graves, casos en los que los perros o gatos pueden llega a tener cientos de pulgas, éstas podrá provocar una anemia seria que pude llevar al perro hasta la muerte.
  • Mal humor. No es raro pensar que la picadura de las pulgas puedan hacer cambiar el humor de nuestra mascota, si siente picores constantes, su carácter se volverá algo más nervioso, enfadado, irascible o molesto.

Cómo tratar la pulicosis

Lo mejor siempre será prevenir y esto se puede hacer realizando controles periódicos a nuestras mascotas. Siempre que vengamos de un paseo, sobre todo en zonas rurales o semi rurales, debemos de tener la precaución de examinar a nuestro perro o nuestra mascota. Las casas en los pueblos son un cultivo de pulgas maravilloso, gracias a la ganadería y animales de granja, las pulgas encuentran en nuestros lugares de descanso, un lugar ideal para alimentarse.

Existen una serie de tratamientos preventivos a la infestación de pulgas, estos pueden ser:

  • Baños o soluciones
  • Polvos insecticidas
  • Collares
  • Antiparasitarios sistémicos de administración oral, comprimidos
  • Pipetas

Existen en el mercado gran cantidad de medicamentos capaces de luchar contra las pulgas que atacan a nuestra mascota. Cada medicamento puede estar indicado para acabar con la pulga en un periodo determinado, ya sea matando los huevos y las larvas o bien matar a las pulgas adultas.

Existen distintos tipos de aplicaciones, unas pueden ser tópicas y otras para ingerir. Si nuestra mascota es reacia a tragar pastillas, lo mejor es que optemos por una solución líquida o de administración tópica. Aunque como siempre os recomendamos, todo lo relacionado con la salud de nuestras mascotas deberán ser consultado con nuestro veterinario.

También te puede interesar:

Esperamos en AnimalesMascotas, que este artículo te haya servido de ayuda, te haya resuelto dudas y te animes a utilizar métodos preventivos, para así asegurar la buena salud de tu mascota. En este sentido  hemos seleccionado unos enlaces de nuestra página, que esperamos que te gusten.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

AnimalesMascotas

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos