AnimalesMascotasby Tendenzias

Cuidado del acuario en casa

¿Te gustan los acuarios? Te contamos todo acerca del cuidado del acuario en casa para que puedas tener a tus peces en las condiciones ideales.

Cómo cuidar un acuario: elegir plantas

Publicidad en pruebas 43180

Cuando nos preguntamos cómo cuidar un acuario debemos tener en cuenta que mantenerlo en perfecto estado será importante para que podamos disfrutar de su presencia en nuestro entorno. Ello exigirá que, por nuestra parte, nos centremos en aprender a tener en cuenta una serie de detalles que tendremos que ir asimilando.

Prueba vídeo 1

Estos detalles abarcarán desde cómo colocar los diversos elementos en el interior del acuario, ya sea en el caso de plantas, hasta los tiempos que habremos de emplear a la hora de limpiarlo. Y es que lo que pongamos dentro y la limpieza serán dos cosas fundamentales que no debemos dejar pasar cuando tenemos un acuario.

Publicidad en pruebas 43362

Saber cómo cuidar un acuario exigirá de nuestra parte tener también plantas naturales muy bien elegidas. Si no conocemos muy de cerca el mundo de los acuarios y las plantas lo mejor será que lo preguntemos en el establecimiento donde hayamos comprado los peces. Y es que en las tiendas de peces siempre nos sabrán orientar en ese sentido. Ellos nos sabrán indicar cuáles son las plantas que presentan un aspecto saludable según el tipo de acuario que tengamos.

Un acuario con plantas marchitas y descuidadas solo nos traerá dolores de cabeza y nos dará a entender que estamos ante un espacio que carece de la atención que requiere todo soporte que vele por la vida de los animales domésticos.

Publicidad en pruebas 43630

Otro aspecto que también debemos tener en cuenta cuando nos preguntamos cómo cuidar un acuario tiene que ver con el tipo de plantas. Y es que, aunque a primera vista lo parezca, no todas las plantas serán fundamentales para nuestro acuario. Aparte que, por un lado tenemos lo que son las plantas naturales y, por el otro, las plantas artificiales.

Prueba vídeo 2

En lo que respecta a las plantas naturales indicar que cumplen la función específica de eliminar los desechos expulsados por los peces, además de aportar oxígeno al agua, eliminando asimismo el CO2. En cuanto a las plantas artificiales indicar que estas cumplen una función de carácter ornamental en exclusiva.

Cómo cuidar un acuario. Otros factores a tener en cuenta

Prueba vídeo 3

No hace falta ser un experto para saber que las plantas acuáticas son muy delicadas. Es por ello que ponemos mucho énfasis cuando destacamos la importancia de saberlas elegir. Y es que es muy importante que tengamos claro antes cuáles serán las que se adapten mejor a nuestro acuario.

Por eso debemos tener en cuenta las dimensiones, así como también qué tipo de peces tenemos, el tipo de agua, si la temperatura ambiente será la correcta para éstas, tanto si son iguales o de distinta clase. En ese sentido no nos debemos dejar guiar por la apariencia. Y es que cuando vemos un acuario que tiene plantas muchas veces se ven atractivas a través de la vidriera, pero no siempre las plantas atractivas son las más indicadas para un acuario en particular. A la hora de elegir se debe tener en consideración que sean plantas que no se sequen y que tampoco se marchiten. Desde luego, tampoco deberán perjudicar a los peces con los que conviven.

Cómo cuidar un acuario: Mantenimiento

Si nuestro acuario está bien construido menos veces nos haremos la pregunta de cómo cuidar un acuario, ya que exigirá menos mantenimiento que un acuario construido sin tener conocimiento de qué cosas se requiere hacer primero y qué cosas son fundamentales a tener en cuenta.

En la medida que el espacio que le hayamos asignado al acuario se nos haga familiar, sabremos cual la situación de este pequeño hábitat creado por nosotros. También sabremos a qué se deben ciertos cambios en el lugar o si surgen alteraciones en el comportamiento habitual de algunos peces. Y eso, muchas veces, es un indicador de que el acuario no está bien equilibrado.

Consejos básicos de cómo cuidar un acuario

Cabe señalar que cuando tenemos un acuario nuestra relación con el agua será diferente. Un detalle que no debemos dejar pasar es que está relacionado con el agua limpia. Algo que es esencial para evitar que nuestro acuario nos de problemas. Lo que los especialistas suelen en ese sentido recomendar es que se cambie 1/3 de agua cada dos semanas. El método que se suele utilizar para ello y el que habitualmente se sugiere es el de sifonaje, es decir, aspirar el agua: esto nos permitirá eliminar con suma facilidad los desperdicios sólidos, que son los que pueden contaminar el agua.
Los cristales también deberán relucir impecables y transparentes. Su limpieza se sumará a la limpieza habitual que hacemos de casa.

Se recomienda limpiar el cristal de forma delicada y haciendo uso de un raspador. Las plantas manchadas por las algas las deberemos limpiar a mano.

Más sobre peces y enfermedades:

Trasladando el suelo gracias a una campana transparente se puede hacer la limpieza, lo que se efectuará para extraer desperdicios. Esto viene muy bien para la circulación de agua.

Se deberá asimismo abonar las plantas con hierro orgánico

No debemos olvidar la limpieza de filtros. Si lo que tenemos es un acuario de agua salada lo tendremos que hacer una vez al mes como mínimo; en caso de que tengamos un acuario de agua dulce, la limpieza tendrá que hacerse dos veces cada tres meses.

Como podréis ver un acuario requiere de tiempo, atención pero, sobre todo, de cierto conocimiento. Todo irá en función del tipo de acuario que tengamos o que queramos tener, del espacio que dispongamos y del tipo de peces que hayamos decidido incluir en nuestro pequeño espacio acuático. En cualquier caso, tener un acuario siempre será una experiencia gratificante, como sin duda lo será conocer de cerca todas las necesidades que requieran los peces que nos harán compañía por un tiempo determinado en la vida.

Tipos de acuario según su mantenimiento

Si eres amante de la acuariofilia tienes un hermoso mundo ante tus ojos que te permitirá mucha horas de entretenimiento, de aprendizaje y de contacto con la naturaleza acuática en tu propia casa. Además, esta afición ofrece amplias posibilidades, no solo por la gran variedad de especies de plantas y peces, así como de otras criaturas acuáticas puedes encontrar, sino porque puedes elegir entre dos tipos de acuario, los de agua salada y tropical o agua caliente, por un lado. Y los de agua fría por otro.

Los peces de agua caliente o tropical suelen ofrecer espectáculos realmente bellos, pero su mantenimiento es mayor y más costoso. Por el contrario, los acuarios de agua fría son ideales para principiantes, ya que apenas requieren mantenimiento y podemos tenerlo en una pecera pequeña. El punto negativo del acuario salado es que admite menos variedad de especies de peces. No obstante, también son bellos.

Veamos cómo cuidar cada uno de estos acuarios y así podrás decidir con más conocimiento con cuál de ellos te quedas. Hay quien se inicia con uno y lo va cambiando con el tiempo. O también puedes tener dos acuarios, si tanto te gustan. Eso sí, exigen una buena inversión, de tiempo y de dinero, porque la acuariofilia no es barata.

Cómo cuidar un acuario de agua fría

Si no tienes mucho espacio o quieres empezar con un acuario poco ambicioso, los acuarios de agua fría pueden ser pequeños. Esas típicas bolas de cristal que encontramos incluso en tiendas de chino o en mercadillos para meter uno o dos pecesillos, puede valernos. Aunque lógicamente si pensamos en la comodidad del animal, no es lo ideal. Los recipientes de plástico pequeño también son buenos habitáculos para peces de agua fría.

Si te lo puedes permitir, compra un acuario. Los hay desde 15 y hasta 300 litros. A más espacio, más peces puedes meter, pero en una pecera redonda pequeña no se te ocurra meter más de 1 o 2 peces. ¿Cuáles especies son aptas para estas peceras? Ojo de burbuja y Orandas.

Aprende a cuidar peces de agua fría:

Las peceras pequeñas requieren de un cambio de agua cada tres o cuatro días. El agua podemos comprarla embotellada o utilizar agua del grifo dejándola unas 24 horas para que elimine el cloro. Otro factor esencial es la luz. Mejor poner el acuario en una habitación donde la luz para aprovechar este recurso natural. Si lo tienes en una habitación a oscuras, necesitarás poner luz artificial unas cuantas horas al día, no más de ocho.

Si tienes un acuario, busca un buen sistema de filtrado. Tenerlo, te permitirá espaciar el cambio de agua unos 2 o 3 meses. Esta es la frecuencia habitual en acuarios de unos 60 litros. Aunque conviene hacer cambios parciales de unos 7 litros cada semana, y el filtro siempre encendido, salvo al momento de la limpieza. Por otro lado, procura que tu filtro tenga material filtrante que sea biológico. El cambio de agua parcial nos ayudará a equilibrar el ph, el cual debemos controlar para saber si la alcalinidad o acidez del agua es la correcta. Venden unos test de control de ph para hacerlos en casa.

Además, el oxígeno es fundamental para la salud de los peces. Y la temperatura, la cual no debe ser inferior a 18 grados, ya que entonces los peces tendrán poca actividad si hace demasiado frío.

Si quieres introducir plantas acuáticas, tendrás que aplicarles un buen sustrato de fondo. Las plantas aportan oxígeno y refugio a los peces, además de decorar. Aunque eso sí, exigen cuidado. Escoge plantas resistentes, como las anubias, porque los peces las mordisquearán.

Cómo cuidar un acuario de agua dulce

El acuario de agua dulce o caliente exige los mismos cuidados que ya hemos visto para el agua fría, con la diferencia de que si bien a un pez de agua fría lo puedes mantener en una mini pecera, a los peces de agua dulce tendrás que controlarles mucho más la temperatura y colocarle un calentador cuando llegue el invierno. La luz adquiere aún mayor importancia cuando hablamos de un acuario de agua dulce.

Al tratarse de un agua más cálida, el microclima será más rico, y es más sencillo que proliferen microorganismo. Por eso, los niveles de nitritos, amoniaco, nitratos, GH, KH y PH deben ser más vigilados. Es más fácil que aparezca la verdina debido al calor. Tendrás que mantener una temperatura de entre 22 y 27 grados.

Conoce al Betta:

Este tipo de acuario admite una amplia variedad de peces diferentes. Pero ojo, ten cuidado de no introducir especies que sean incompatibles entre sí, y recuerda que los peces se comen los unos a los otros. Pueden convivir, Mollys, Plattys, Guppys, estas especies pueden criar en cautividad. Y otros muchos peces, pero hay algunos especialmente agresivos que atacarían a los más pequeños o a los peces de colores llamativos, por ejemplo, el pez Betta, debe estar solo o aislado.

Con las plantas, asegúrate de llevar a casa plantas que sea aptas para el agua templada o caliente.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Cuidado del acuario en casa

0.00 - 0 Votos

2 respuestas a “Cuidado del acuario en casa”

  1. Cuidado del acuario | Noticias de mascotas dice:

    […] http://animalesmascotas.com/cuidado-del-acuario/ Comparte esta noticia: […]

  2. Los acuarios y las piedras del fondo | Blog de Mascotas dice:

    […] ver nadar a los peces mientras hacen piruetas en el agua cristalina. Muchas veces se pueden ver acuarios impresionantes, muy coloridos y con muchas piedras pequeñas que lo […]