Lombrices en perro: síntomas, tipos, tratamiento y cómo se contagian

De igual forma que las garrapatas, es uno de los problemas que más sufren los perros (y también los gatos), las lombrices son también algo que puede afectar mucho la salud de nuestra mascota. Os hablamos a continuación, de las lombrices en perro: síntomas, tipos, tratamiento y cómo se contagian. Las lombrices, son unos gusanos […]
AnimalesMascotas

De igual forma que las garrapatas, es uno de los problemas que más sufren los perros (y también los gatos), las lombrices son también algo que puede afectar mucho la salud de nuestra mascota. Os hablamos a continuación, de las lombrices en perro: síntomas, tipos, tratamiento y cómo se contagian.

Las lombrices, son unos gusanos intestinales que sufren muchos perros y pueden causar varios problemas de salud. Por ello es importante saber de qué modo se contagian y cómo se pueden tratar.

Lombrices en los perros

Las lombrices o parásitos intestinales pueden infestar fácilmente a los perros mediante el consumo de tierra, agua, heces o alimentos contaminados de los huevos o esporas del parásito. Por ello, es un problema bastante común y fácil de tratar tras una pequeña visita al veterinario.

¿De qué modo podemos evitar entonces la infestación de lombrices en el perro? Después de todo, la mayoría de las mascotas tienden a hacer cosas que no deberían. Entonces, ¿cómo podemos impedirles comer algo que les llame la atención? ¿Y dónde corren el mayor riesgo de ser infestados con lombrices?

En el caso de ver como las heces del perro están infestadas de lombrices, es muy probable que el perro sufra una infección parasitaria. Puede que encontrar esos gusanos en las heces del perro puede ser bastante alarmante, pero no tenemos que ponernos nerviosos y pensar que este es un problema de salud que se puede tratar fácilmente con la ayuda de un profesional.

En la mayoría de los casos, no se trata de gusanos reales en las heces, sólo fragmentos blancos o pequeñas anomalías, de modo que tenemos que estar atentos a lo que vemos que hace el perro, pero también a su comportamiento ya que la mayoría de las infecciones parasitarias, se acompañan de señales físicas o cambios en la regularidad gastrointestinal.

Lombrices en perro síntomastratamiento y cómo se contagian

Tipos de lombrices en los perros

Aunque la mayoría de veces las lombrices que vemos en el perro suelen ser de color blanquecino o amarillento y además muy largas, lo cierto es que existen varios tipos de gusanos intestinales que pueden afectar a los perros. Los más comunes son nematodos, gusano látigo (Trichuris vulpis), anquilostomas y cestodos. Dado que solo algunos de estos no son visibles para el ojo humano, es importante realizar controles de rutina por parte del veterinario.

Nematodos

Los nematodos, también conocidos como lombrices intestinales (las más comunes) son un tipo de larvas que viven en los tejidos de un animal. Estos parásitos a menudo se transmiten de madres a cachorros de perros y gatos mientras aún están en el útero. Una vez nacidos, los gusanos también pueden transmitirse al cachorro a través de la leche materna si la madre está infectada . Los nematodos pueden permanecer latentes en los tejidos del perro durante mucho tiempo y regresar durante o después del embarazo.

Cuando un parásito infesta a un perro, se instala dentro del intestino delgado del cachorro y produce huevos. Después de un cierto período de tiempo, algunos de los huevos se propagan a través de las heces del perro y potencialmente también pueden infectar a otras mascotas. Los nematodos se transmiten comúnmente de un animal a otro a través del consumo de heces, por lo que es particularmente importante limpiar después de la evacuación.

Estos huevos también pueden vivir en el suelo durante años , otra forma en que los perros están infestados de gusanos intestinales cuando son mayores. En casos severos, los perros que albergan una gran cantidad de nematodos pueden sufrir obstrucción intestinal, lo que puede provocar complicaciones graves o incluso la muerte.

Gusano látigo

Aunque rara vez se encuentra en las heces de los perros, los gusanos látigo son otro parásito común que puede vivir dentro de las mascotas. Generalmente se encuentran en la persiana , la primera sección del intestino grueso de un perro.

Este tipo de parásito puede ser difícil de diagnosticar porque, a diferencia de los nematodos , que pueden poner hasta 2,000 huevos por día, los gusanos látigo que se encuentran en los perros solo pueden producir unos pocos huevos a la vez. Esto significa que incluso con varias muestras de heces, puede ser difícil diagnosticar una infestación de trichuris vulpi.

La mayoría de los perros infestados con el gusano látigo o trichuris vulpi han ingerido sus huevos a través del suelo u otras sustancias. Pueden estar infestados incluso si viven en una perrera o en un área con perros ya infestados.

En casos más ligeros, los perros con estas lombrices muestran pocos síntomas, sin embargo, si se convierte en una infestación, el perro puede experimentar diarrea con sangre o pérdida de peso.

Si crees que tu perro tiene estas lombrices, el veterinario puede realizar un examen de heces para buscar huevos.

Anquilostomas

También conocidos como Ancylostoma caninum, los anquilostomas son parásitos chupadores de sangre que pueden causar un daño significativo a los perros. Los anquilostomas se «enganchan» a la mucosa intestinal y succionan la sangre de los vasos dentro del tracto intestinal .

Este tipo de gusano o lombriz vive dentro del intestino delgado y puede transmitirse de la madre al cachorro a través de ambientes contaminados. A diferencia de otros parásitos, los anquilostomas pueden transmitirse a través del contacto directo con la piel , generalmente a través de las almohadillas en las patas.

Dado que estos parásitos se alimentan de la sangre de su huésped, causan anemia severa si el perro no recibe tratamiento. Otros síntomas son pérdida de peso, deshidratación o heces oscuras y con sangre.

Una vez que los anquilostomas han entrado en el cuerpo del perro, viajan al intestino delgado. A partir de ahí, comienzan a poner sus huevos y repiten el ciclo.

Cestodos

Entre los parásitos más comunes de los perros tenemos también los cestodos. Estos parásitos se transmiten cuando un perro ingiere una pulga infectada. Las pulgas adultas a menudo son portadoras de cestodos y generalmente se ingieren cuando un perro se limpia o se lame .

Los cestodos son parásitos blancos que se alimentan de los intestinos de un perro. Estos gusanos están compuestos de múltiples segmentos y pueden crecer entre 10 y 20 cm de longitud . En la mayoría de los casos, si un perro está infestado con cestodos, sus heces contienen segmentos que se han desprendido del parásito adulto. Estos segmentos tienen la apariencia de manchas blancas en las heces o el vómito.

Al igual que cualquier otro tipo de parásito, un perro infestado con cestodos necesita un examen físico para un diagnóstico correcto. Una vez que se ha identificado el tipo de parásito que está infestando al cachorro, el veterinario puede recetar un medicamento antiparasitario y un curso de tratamiento adecuado.

Lombrices en perro síntomas, tipos, tratamiento y cómo se contagian

Causas de las lombrices en los perros

Como se mencionó anteriormente, la mayoría de los perros se infestan con lombrices porque los ingieren sin darse cuenta. Ya sea en el suelo de la calle o en una fuente de agua estancada en el parque, hay muchos entornos en los que un perro puede ingerir accidentalmente parásitos o larvas .

Debemos tener en cuenta que las lombrices son un problema común para las mascotas. Aunque los casos más graves pueden ser fatales, la mayoría de los animales no muestran síntomas y no tienen problemas de salud significativos relacionados con la infestación.

Sin embargo, si nos preocupa que nuestro perro se infeste de lombrices, siempre hay que tener cuidado con lo que come. Aunque parezca imposible puede ser buena idea convertir esto en parte del adiestramiento o entrenamiento diario del perro. De hecho, será bueno que el perro solo coma de su tazón o bol.

Lombrices en perro síntomas, tipos, tratamiento cómo se contagian

Síntomas de las lombrices en los perros

Dependiendo del tipo de lombriz y la gravedad del problema, los perros pueden mostrar o no algunos signos. La mayoría de estos síntomas son bastante generales, lo que puede dificultar aún más el diagnóstico.

Como regla general, siempre es necesario tomar nota de todos los cambios físicos o de comportamiento del perro. Aunque sea mínimo, incluso los síntomas más leves pueden indicar un problema subyacente más grave que está creando inconvenientes para su amigo peludo.

Los síntomas más comunes causados ​​por lombrices incluyen:

  • Tos
  • Vómito
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Pérdida de peso
  • Hinchazón
  • Letargo
  • Irritación de la piel
  • Gusanos visibles en las heces o vómitos
  • Cabello mate
  • Dolor abdominal

Si tu perro sufre alguno de estos síntomas, llévalo al veterinario para un examen exhaustivo.

Cómo determinar la presencia de lombrices

Aunque la mayoría de estos parásitos no causan daños graves, es mejor comenzar el tratamiento antes de que el problema empeore.

El veterinario comenzará el examen tomando y analizando una muestra de heces. Algunas lombrices, como los cestodos, se encuentran en las heces, que también pueden contener huevos que han llegado a través del intestino. El veterinario también busca segmentos de parásitos debajo de la cola del perro, un signo común de la presencia de cestodos. Habrá que tener en cuenta además, que los nematodos y los cestodos son los dos parásitos que se encuentran en las heces , lo que significa que son más fáciles de diagnosticar.

Sin embargo, cuando se trata de gusanos látigo y anquilostomas, es más importante analizar los síntomas manifestados por el perro o cualquier cambio en la regularidad gastrointestinal. Si las heces son diferentes de lo habitual o el perro ha perdido peso, podría significar que sufre una infestación intestinal causada por parásitos.

Si las lombrices están causando inflamación dentro del intestino , entonces el veterinario también puede solicitar un ultrasonido . Esto lo ayudará a comprender mejor lo que sucede dentro del intestino y la gravedad de la situación.

Tratamiento de las lombrices en los perros

Aunque a nadie le gusta ver a su cachorro infestado de parásitos, tenemos que recordar que hay muchas opciones disponibles para una recuperación rápida. Después del diagnóstico y la prescripción del tratamiento, el perro comenzará a mostrar las primeras mejoras al cabo de una semana y, en la mayoría de los casos, sanará completamente después de un mes.

En primer lugar, se prescribe un agente antiparasitario, generalmente un antibiótico. Estos medicamentos antiparasitarios se administran mediante inyección y en forma de píldoras. El producto puede variar según varios factores, como la edad del perro, la gravedad de la infestación y el tipo de parásito. Una vez que se tengan en cuenta todos los factores, el veterinario podrá recomendar un medicamento específico que funcione mejor en su perro.

En el caso de que el perro también tenga inflamación, el veterinario puede recetar un medicamento antiinflamatorio. Incluso si el perro muestra una mejora en unos pocos días, posiblemente haya que tratar el tratamiento durante más tiempo para garantizar una recuperación completa. Lo peor que puedes hacer es suspender el tratamiento prematuramente y volver a hacer pruebas unas semanas después del diagnóstico inicial.

Lombrices en perro síntomas, tipos, tratamiento

Como prevenir las lombrices en los perros

Aunque es casi imposible controlar todo lo que come su perro, será importante controlar la actividad diaria al aire libre y evitar que coma lo que no debería. Recuerde que la mayoría de los parásitos se pueden transmitir de un perro a otro o de un perro a un ser humano, así que hay que tener cuidado con la salud de todas sus mascotas.

Si los cestodos son los que más le preocupan, habla con el veterinario sobre un plan de prevención de pulgas. Hay una gran selección de medicamentos y productos preventivos en el mercado, por lo que es fácil agregarlos a la rutina diaria de su perro.

Finalmente, es esencial llevar al perro al veterinario para chequeos regulares. Incluso si es solo una o dos veces al año , es la forma más fácil de mantener sano a tu perro. Como se mencionó anteriormente, los parásitos no siempre manifiestan síntomas, por lo que las visitas al veterinario son un componente crucial para la salud y la longevidad del perro.

Artículos de interés:

También te puede interesar