Vómito amarillo en perros causas y tratamiento

Los perros se han convertido ya en un miembro más de la familia y por este motivo, su salud nos preocupa. Una de las causas por la que llevamos a nuestros perros a consulta suelen ser los problemas intestinales, la mayoría por diarreas o vómitos. Normalmente son males menores, problemas que tienen más que ver […]
AnimalesMascotas

Los perros se han convertido ya en un miembro más de la familia y por este motivo, su salud nos preocupa. Una de las causas por la que llevamos a nuestros perros a consulta suelen ser los problemas intestinales, la mayoría por diarreas o vómitos. Normalmente son males menores, problemas que tienen más que ver con la ingesta de alimentos no adecuados. Cuando nos alarmamos de verdad es cuando estos vómitos presentan un color amarillo, un tipo de vómito bastante frecuente. El vómito amarillo en perros, causas y tratamiento adecuado para su recuperación.

Causas del vómito amarillo en perros

Que nuestro perro vomite un líquido de color amarillo nos puede alarmar aunque realmente lo que está indicando es que su estómago está vacío. El hígado produce y secreta un líquido de color amarillo que recibe el nombre de bilis, éste es almacenado en la vesícula biliar para después ser liberado en el intestino delgado. La bilis ayuda a descomponer las grasas de los alimentos en ácidos grasos, por lo tanto ayudan a la digestión de los alimentos.

Cuando nuestro perro come, se estimula la contracción de la vesícula biliar, liberando parte de este fluido, volviéndose a llenar cuando el estómago esté vacío. Si nuestro perro tiene el estómago vacío puede sufrir un reflujo duodenal. La bilis sube hacia la garganta, provocando la irritación de la mucosa, teniendo como consecuencia el vómito.

Normalmente se presenta con una especie de espuma, esta espuma es parte de la mucosidad estomacal. A este tipo de vómito se le llama vómito bilioso.

Qué Causa el Vómito Amarillo en los Perros

Las causas pueden ser varias como son:

  • Un cambio repentino en la dieta del perro, normalmente cuando se alarga el tiempo entre comidas. Motivo por el que es más frecuente este tipo de vómitos por la mañana, ya que es el período en el que el perro pasa más horas sin comer.
  • Efectos secundarios de una medicación
  • Estrés
  • Una dieta basada en pienso de baja calidad, con alto contenido químico

Esto es lo más habitual, sin embargo también puede tener una causa más grave como son:

  • Enfermedades gastrointestinales. El que nuestro perro vomite un líquido amarillo pude deberse a algún problema de tipo digestivo, como son las enfermedades inflamatorias. Entre éstas las más habituales son gastristis, que es una inflamación en la mucosa que recubre el estómago, muy común entre los perros. Otra veces puede estar provocada por exceso de acidez en el estómago, cuando es por acidez, el perro suele vomitar unas horas después de haber comido.

Otras enfermedades gastrointestinales que pueden conllevar el vómito amarillo pueden ser provocada por úlceras, infecciones provocadas por parásitos o en el peor de los casos algunos tipos de cáncer.

  • Obstrucción del intestino. La mayoría de la veces provocadas por la ingesta de huesos, juguetes o cualquier objeto que el animal pueda haber ingerido. Estos elementos provocan una obstrucción en el estómago y como consecuencia de ésto, los vómitos se vuelven biliosos después de haber vomitado la comida que se encuentra en el estómago. En estos casos notaremos como el perro no tiene tanta energía y posiblemente sufra dolor estomacal fuerte.

  • Alergias Alimentarias. Si el perro es alérgico a algún componente de su alimentación, puede sufrir vómitos de color amarillo. Normalmente se producen cuando le hemos cambiado el tipo de comida. Siendo los alimentos que más alergias provocan en los perros, los lácteos, trigo, maíz, soja, pescado, cordero y el cerdo.
  • Inflamación del Páncreas o Pancreatitis. Al inflamarse el páncreas, se liberan una serie de sustancias entre las que se encuentran las enzimas. Ésta generan una inflamación localizada cuyas consecuencias pueden ser mortales para el animal en los casos más graves. No obstante, cuando un perro sufre pancreatitis provocada por comer alimentos grasos, los vómitos suelen aparecer entre 24 y 48 horas después de haber comido.7

  • Enfermedad del hígado. En este caso se produce cuando existe una alteración en los procesos metabólicos que se producen en el hígado. Esta alteración puede reflejarse tanto en el aparato digestivo como en el sistema nervioso y renal. Comúnmente cuando su origen es por alguna enfermedad hepática, los vómitos suelen venir acompañados de diarreas. También es frecuente que las heces de sean de color arcilloso debido a la obstrucción de los conductos biliares y/o alteraciones de la coagulación.

Tratamiento para el vómito amarillo en perros

Hasta ahora hemos visto cuáles son las causas que pueden provocar los vómitos amarillos en los perros. Como hemos visto, existen distintas causas que pueden provocarlos, por lo que es conveniente acudir al veterinario para que éste nos de un diagnóstico.

Como hemos visto, existe una diferencia entre los vómitos amarillos provocados por alguna enfermedad y los que se deben a tener el estómago vacío. Como hemos dicho ante la duda, debemos acudir al médico, sin embargo en los casos leves podemos hacernos cargo en casa.

Si nuestro perro es adulto, goza de buena salud y no hay otros síntomas asociados al vómito amarillo, podemos recurrir a una dieta blanda durante unos días. En casos más graves, su tratamiento requerirá de tratamiento médico como son antibiótico, fluidoterapia, analgésicos y en algunos casos, cirugía.

En los casos leves podemos seguir las siguientes recomendaciones:

  • Después de que el perro haya vomitado, dejaremos que su aparato digestivo descanse durante unas horas, nunca excediendo las 12 horas. Para mejorar su estado podemos hidratarle proporcionándoles cubitos de hielo cada 3 ó 4 horas. Si el perro no vomita, comenzaremos a administrarle agua líquida, aproximadamente 1/4 de vaso o 1/2 vaso de agua, dependiendo de su tamaño.

  • El primer alimento sólido que tome será en pequeñas cantidades y varias veces al día, siendo recomendable la ingesta de arroz o patata cocida. También podemos darles carne picada cocida evitando las grasas, requesón y caldo de pollo, todos los aliementos serán sin sal y sin cebolla.
  • A medida que notamos que nuestro perro comienza a recuperarse, podemos ir aumentando la cantidad a ingerir y reduciendo el número de tomas. Para que nuestro perro vuelva a su dieta habitual, deberemos ir mezclando, durante un par de día, esta dieta blanda con su dieta habitual.

Si los vómitos amarillos siguen existiendo o bien se acompañen de otros síntomas, suspende la dieta blanda y acude con el al veterinario.

También te puede interesar:

También te puede interesar