Gastroenteritis en perros: Síntomas, tratamiento ¿Cuánto dura?

Las gastroenteritis es una dolencia muy común tanto en los humanos como en los animales, en especial los perros y los gatos, de modo que vamos a ver cómo se desarrolla y cómo se puede curar en el caso que afecte a nuestro perro. Os hablamos ahora de la Gastroenteritis en perros: Síntomas, tratamiento ¿Cuánto […]

Las gastroenteritis es una dolencia muy común tanto en los humanos como en los animales, en especial los perros y los gatos, de modo que vamos a ver cómo se desarrolla y cómo se puede curar en el caso que afecte a nuestro perro. Os hablamos ahora de la Gastroenteritis en perros: Síntomas, tratamiento ¿Cuánto dura?.

Gastroenteritis en perros sintomas tratamient cuanto dura

Gastroenteritis en perros: Síntomas, tratamiento ¿Cuánto dura?

La gastroenteritis es una inflamación muy común del tracto digestivo causada por una serie de factores, como la mala ingesta de alimentos que afecta como decimos tanto a las personas como a los perros.

En el caso de que se produzca una gastroenteritis canina será porque se produce una inflamación del tracto digestivo que impide la absorción adecuada de alimentos y agua. Puede ser simple y temporal o requerir más cuidado dependiendo del estado nutricional y la edad del perro.

Causas de la gastroenteritis canina

Las causas de la gastroenteritis canina no son fáciles de detectar. En general, la ingestión de alimentos malos y plantas tóxicas son los principales responsables. El consumo de agua contaminada, comer basura y objetos no comestibles, algunos medicamentos, el contacto con otro perro enfermo y la infección viral, fúngica o bacteriana también causan esta enfermedad.

Sin embargo, a menudo no es posible determinar la causa de la inflamación, que puede ser numerosa. Afortunadamente, la gastroenteritis no es una enfermedad peligrosa. Los perros que la contraen la sufren durante unos dos días pero por suerte, luego se recuperan por completo.

Gastroenteritis en perros sintomas cuanto dura

Los síntomas de la gastroenteritis canina

Los signos clínicos más comunes para la gastroenteritis canina son vómitos, malestar general y diarrea, que pueden o no estar acompañados de otros síntomas como letargo, apatía, calambres abdominales, pérdida de apetito y sed.

Es normal que el perro vomite y evacue de vez en cuando para eliminar el contenido ingerido. Sin embargo, cuando los síntomas se vuelven constantes y frecuentes, y las heces se eliminan con sangre, se deben tomar medidas para prevenir la deshidratación. Como decimos, la enfermedad se puede tratar y curar perfectamente, pero ante cualquier síntoma como los señalados, es importante acudir al veterinario de inmediato, dado que con la falta de tratamiento se puede llegar a correr el riesgo de que el animal muera.

Tratamiento de las gastroenteritis canina

En algunos casos, se necesitan medicamentos para ayudar con el tratamiento, como detener el vómito, reducir el dolor o combatir la causa de la enfermedad, como por ejemplo los parásitos.

Como las causas del problema son muchas, el diagnóstico es bastante difícil. En casos más graves, se necesitan ultrasonidos, endoscopia, heces, sangre, orina y radiografías para averiguarlo.

Con respecto al tratamiento, es importante saber que la gastroenteritis no tiene cura, pero es posible aliviar los síntomas. Los casos más leves pueden resolverse en el hogar, ya que básicamente hace que el tracto gastrointestinal descanse para permitir que la irritación local sane.

En tales situaciones, se recomienda ayunar y mucha hidratación. Independientemente de la causa del vómito, no le ofrezcas al perro ningún alimento durante 24 horas. Este período ayudará al estómago a descansar y dejar de regurgitar. No elimines el agua en este período, solo la comida. Sigue con el ayuno si el animal sigue vomitando.

Después de 24 horas, es recomendable que comiences ofreciendo al perro comida lentamente y en pequeñas cantidades. Es importante no forzar el estómago de tu mascota durante la recuperación, por lo tanto, será bueno elegir aquellos alimentos que sean indicados para tratar esta dolencia como pueden ser por ejemplo, la sopa de pollo y probióticos para reponer la flora intestinal. Después de 2 o 3 días, probablemente el perro ya estará comiendo como antes y de hecho, le notarás mucho más activo.

Con respecto a la hidratación, es esencial proporcionar abundante agua para reemplazar todos los líquidos y sales minerales perdidas durante los vómitos y la diarrea . Mantenga siempre el bebedero de agua de tu mascota limpio y fresco. También puedes ofrecer una bebida isotónica diluida en agua para acelerar la rehidratación, pero siempre bajo la recomendación del veterinario que será quien nos indique el mejor isotónico para nuestra mascota.

Un consejo interesante es ofrecer alimentos que tengan mucho líquido en la composición, como sopas y frutas. Además de ser livianos y hambrientos, ayudan a combatir la deshidratación. De nuevo te recomendamos que lo mejor de todo es que consultes a un veterinario sobre estos cambios en la dieta.

Es importante consultar a su veterinario cuando se manifiestan signos de gastroenteritis, pero especialmente si los síntomas empeoran. La sangre durante la regurgitación y las deposiciones, los vómitos y la diarrea durante más de 2 días y ninguna mejora en la afección merecen atención inmediata. Además, si el perro es un cachorro, tal inflamación es muy peligrosa.

La resolución rápida del problema puede prevenir diversas complicaciones como la deshidratación, la desnutrición y la muerte canina.

Gastroenteritis perros sintomas tratamient cuanto dura

Prevención de la gastroenteritis canina

Las causas de la gastroenteritis canina no son fáciles de detectar. En general, la ingestión de alimentos malos y plantas tóxicas son los principales responsables de esta dolencia, de modo que de alguna manera es fácil prevenir que el perro acabe sufriendo de gastroenteritis.

De este modo, lo único que tenemos que procurar es proporcionar una dieta adecuada, mantener todas las vacunas del perro al día, y también como no, desparasitar al animal cuando sea necesario.

Por otro lado será bueno que tenga acceso a la basura, restos de comida y otros desperdicios tirados en el piso. Mantén limpio el ambiente del hogar, baña a tu mascota regularmente y controla la infestación de pulgas y parásitos.

Y como no, tenemos que evitar que los perros se coman las plantas cuando están jugando y paseando por el perro o por un bosque. En el caso de tener un jardín en el que tal vez puede que tengamos alguna planta que sea tóxica para el perro es mejor evitar que entre en contacto con ella.

Artículos de interés:

También te puede interesar