Garrapatas en los gatos: que enfermedades transmiten, síntomas y como eliminarlas

Con la llegada del verano y del calor, uno de los problemas a los que se enfrentan nuestras mascotas son las pulgas y también las garrapatas. Normalmente suelen darse siempre consejos para quitar las garrapatas a los perros, pero este es un problema que puede afectar también a los gatos de modo que vamos a […]
AnimalesMascotas

Con la llegada del verano y del calor, uno de los problemas a los que se enfrentan nuestras mascotas son las pulgas y también las garrapatas. Normalmente suelen darse siempre consejos para quitar las garrapatas a los perros, pero este es un problema que puede afectar también a los gatos de modo que vamos a hablaros de las garrapatas en los gatos: que enfermedades transmiten, síntomas y como eliminarlas.

Garrapatas en los gatos que enfermedades transmiten sintomas como eliminarlas

Garrapatas en los gatos: que enfermedades transmiten

Garrapatas en los gatos que enfermedades transmiten

Las garrapatas son un tipo de parásito, relacionado de forma distante con las arañas, que se adhiere, a través de partes de su boca, a la piel de perros, pero también a la de gatos y otros animales. Una vez que están bien unidas, inyectan saliva y chupan sangre. Cuando se adhieren, son bastante pequeñas y planas y no están bien adheridos a la piel del animal.

Comienzan entonces a alimentarse e hincharse en las siguientes dos horas: su tamaño aumenta y toma una forma redondeada hasta que alcanza el tamaño de un guisante. En general, las garrapatas se encuentran en el césped, cerca de arbustos y árboles, y también en algunos jardines.

Las garrapatas pueden transmitir varias enfermedades, la más importante de las cuales es la enfermedad de Lyme así como la borreliosis o la babesiosis.

Afortunadamente, los gatos se infectan mucho más raramente que los perros o los humanos, aunque los gatos con sistemas inmunes débiles a menudo son presa de estas enfermedades. Además, no debe olvidarse que las garrapatas que hayan infectado al gato también pueden atacar a otros animales o a las mismas personas.

Síntomas de las garrapatas en los gatos

Garrapatas en los gatos sintomas

Las garrapatas como ya os hemos explicado suelen ser planas y pequeñas cuando se adhieren a la piel del gato, pero a medida que comienzan a chupar su sangre se vuelven mucho más grandes ya que se hinchan como un globo, hasta que se pueden ver muy bien entre el cabello del felino.

De hecho, si a tu gato le ha picado una garrapata, lo notarás casi de inmediato ya que al acariciar a tu mascota notarás como si tuviera un pequeño bulto, generalmente localizado en zonas como el cuello, o las patas, o también, detrás de las orejas, ya que es donde hay más pliegues de piel y es donde se concentra más sangre, aunque algunas veces también se pegan en el hocio.

Cuando notemos ese bulto, tan solo hará falta mover el cabello del gato un poco, fijarse con cuidado y comprobar, que la garrapata solo muestra su cuerpo hinchado ya que la cabeza estará insertada dentro de la piel.

Al margen de notar que tal vez el gato se rasca más que de costumbre o que frota su cabeza contra alguna superficie, normalmente la picadura de garrapata no da síntomas al gato.

De este modo debemos cuidar mucho las salidas que haga el gato. Normalmente el problema de las garrapatas suele afectar más a los perros, porque es más fácil que estos corran o paseen por zonas como parques, el césped o montes en los que hay garrapatas, pero en el caso de tener un gato que suele «escaparse» de vez en cuando, es importante tenerlo controlado y también comprobar que no tiene nada adherido a su cuello, patas u hocico.

También es posible que vivamos cerca de una zona boscosa o cerca de la naturaleza, de modo que es más fácil que el gato acabe con alguna que otra garrapata y como no, si somos aficionados a alimentar a los gatos callejeros, es posible ayudarles eliminando las posibles garrapatas que pueden tener en su cuerpo.

Cómo eliminar las garrapatas en los gatos

Garrapatas en los gatos como eliminarlas

Eliminar las garrapatas en los gatos no es para nada complicado, aunque tenemos que saber cómo hacerlo para poder quitar la garrapata al completo sin dejar la cabeza o la boca enganchada a la piel del gato, ya que a la larga podría producirle una infección.

Si no nos vemos con la capacidad de eliminar las garrapatas por nosotros mismos, es mejor acudir al veterinario, aunque la verdad es que solo hacen falta unas pinzas para poder eliminarla sin problema.

La garrapata debe eliminarse sin tirar del molesto parásito hacia afuera, sino moviendo con las pinzas poco a poco, ya que el animal se ancla a la piel del gato girando sobre sí mismo. Es mejor además, coger la garrapata lo más abajo de esta, o también por el trozo de cabeza que veas que sobresale y cerca de la piel del gato.

En el caso de no tener unas pinzas, existe un truco que puede ser bastante efectivo, consiste en rociar a la garrapata con aceite, de modo que no pueda seguir chupando la sangre. Veremos entonces como la garrapata se inflará más todavía, de modo que nos será más fácil eliminarla cogiéndola con un algodón. De hecho, es posible que la propia garrapata se suelte sola y con ello, no nos costará nada quitarla de la piel del gato.

Una vez hayamos quitado la garrapata, es importante también saber cómo curar la herida que haya provocado en la piel del gato. Para ello bastará limpiar la zona con un poco de suero fisiológico abundante y una gasa limpia, o también podríamos utilizar un poco de yodo diluido siempre en agua.

La visita al veterinario también es útil para otro factor: de hecho, podría suceder que los parásitos hayan transmitido alguna enfermedad, y se puede hacer una prueba, para asegurarse de que esto no haya sucedido.

Como todos sabemos teniendo una mascota en casa, un chequeo es barato, rápido y nos permite proteger la salud de nuestro gato durante mucho tiempo.

Muy importante, es añadir además, que si eliminamos la garrapata por nosotros mismos, no la debemos aplastar nunca en el suelo: podemos matar la garrapata, pero los huevos que tenga pueden eclosionar y son microscópicos, por lo que no lo veremos, es posible que el suelo acabe infestado con larvas de garrapatas, que luego se convertirán en adultos.

Entonces, cuando la hayamos quitado, tenemos que quemarla o tírarla en alcohol y dejar por un tiempo para destruir los huevos.

Prevención de las garrapatas

La prevención es fundamental para evitar no tanto la presencia de estos parásitos como las enfermedades que pueden transmitir.

Para prevenir a los gatos de las garrapatas, y también de las pulgas, hay productos repelentes, generalmente viales para poner en la espalda del gato una vez al mes, que se extienden sobre la piel y molestan a los parásitos.

Artículos de interés:

También te puede interesar