Perros Guía – Razas, Precios y Entrenamiento (Discapacidad Visual)

Los perros siempre han estado relacionados con el ser humano. Desde ayudar con los rebaños y cuidar los terrenos, a hacer compañía y dar cariño a sus dueños. Pero, ¿y si además de disfrutar de su compañía, nuestra mascota se convierte en nuestros ojos? Queremos presentarte a los Perros Guía - Razas, Precios y Entrenamiento […]
AnimalesMascotas

Los perros siempre han estado relacionados con el ser humano. Desde ayudar con los rebaños y cuidar los terrenos, a hacer compañía y dar cariño a sus dueños. Pero, ¿y si además de disfrutar de su compañía, nuestra mascota se convierte en nuestros ojos? Queremos presentarte a los Perros Guía – Razas, Precios y Entrenamiento (Discapacidad Visual) porque son animales que resultan imprescindibles.

Un perro capaz de guiarnos en nuestro camino, avisándonos cuando exista un obstáculo e incluso desviándonos del trayecto si encuentra una zanja. Todo esto se lo debemos a los Perros Guía, entrenados para estar al servicio de una persona invidente, de ser su guía y ser capaz de tomar ciertas decisiones en beneficio de su amo. Conozcamos que razas son las más idóneas, como poder conseguir uno y cómo se entrenan para algún día ser un Gran Perro Guía.

Cómo son los perros guía

Lo primero es saber cómo son los perros guía. Se les ha llamado de muchas formas: perro guía, lazarillo o perro de asistencia. Lo cierto es que son perros adiestrados para guiar y ayudar a personas con algún tipo de deficiencia. Así, existen perros entrenados para la asistencia en el hogar, perros que nos acercan los teléfonos, abre cajones y nos traen lo que les pedimos: perros que prestan asistencia para personas con movilidad reducida.

En nuestro, caso vamos a centrarnos en los perros que prestan asistencia a las personas invidentes o con deficiencias visuales graves. Reconocidos legalmente como perros de asistencia, le permite tener una serie de derechos y privilegios, como puede ser poder entrar en cualquier establecimiento o medio de transporte público.

Los primeros perros guía que se utilizaron fueron Pastores Alemanes, en Gran Bretaña. Se trataba de cuatro perros que fueron entregados a unos veteranos de la Primera Guerra Mundial, que por metralla habían perdido la visión. Cuatro años mas tarde, se creó la primera asociación de perros guías, que además contaba con un instructor militar ruso, de forma permanente. Corría el año 1933.

perro-guia-perros-guia-anos-5

Desde entonces hasta ahora, se ha ido perfeccionando las técnicas, los entrenamientos, buscando las camadas más apropiadas se pueden encontrar cachorros con excelentes condiciones para una vida de amor, cuidados, juego y servicio.

Conoce el Golden Retriever:

Cómo conseguir un Perro Guía

¿Quieres saber cómo conseguir un perro guía? En España, la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), es la que desde un primer momento, se dieron cuenta de la necesidad de este tipo de perros guía fueran accesibles a las personas invidentes. Es la propia ONCE la que entrena y certifica la mayoría de los perros guías españoles

El mayor problema es el elevado coste de un adiestramiento distinto y especial. Un perro guía se hace desde cachorro, pasando por distintas etapas que ahora veremos. Costes que una organización como la ONCE, puede asumir, pero que para un particular significaría una cantidad muy importante.

Para poder acceder a un perro guía, deberemos dirigirnos a la Organización ONCE, más próxima a nuestro domicilio. Será allí donde se iniciaran los trámites para que podamos acceder a un perro guía.

perro-guia-cachorros-once-2

A partir de aquí, tendremos que pasar una serie de trámites como son: análisis médico, psicológico, rellenar un cuestionario en presencia de los asistentes sociales y nos solicitarán una fotografía.

Todos estos datos serán remitidos a la Fundación ONCE del Perro-Guía, quién será quien admita la solicitud, pasando así a una lista de espera, que suele ser de unos dos años.

Los instructores de la escuela del Perro-Guía, asignarán el perro en función al perfil físico y psíquico. Ahora solo queda el periodo de adaptación entre el solicitante y el perro asignado.

Serán 3 semanas las que conviviremos con el perro asignado dentro de las instalaciones de la Fundación ONCE. En esta adaptación, aprenderemos a fiarnos totalmente de nuestro perro, como actuar en cada situación cotidiana, qué cuidados debe recibir nuestro nuevo compañero, así como su alimentación.

Una vez terminado el curso, el perro se entrega sin ningún tipo de coste, ya que se trata de un perro en usufructo. Es decir, si el dueño fallece o no cuida debidamente al animal, la ONCE volverá a hacerse cargo del perro.

Entrega de Perros Fundación Once

Superado el proceso de adaptación, el usuario y el perro guía, regresaran junto con un instructor, al lugar de residencia del usuario. Allí se practicará in situ, distintos recorridos por la ciudad.

A partir de este momento, todos los gastos ocasionados de seguro del perro-guía, higiene, alimentación, veterinario, etc, pasarán a ser costeados por el propio usuario, que comenzará a vivir una vida totalmente independiente y con un nuevo amigo.

Conoce a los perros más famosos:

Las mejores razas para un Perro Guía

Según la efectividad valorada por los usuarios, las mejores razas para un perro guía son el cruce de Labrador y Golden. Le siguen el Labrador Retriever, Golden Retriever y Pastor Alemán.

También se han utilizado o utilizan, aunque en menor medida, Border Collie, Flat Coated, Curly Coated, Leomberger, Pastor Belga, Boxer, Collie Rough, Caniche Gigante, Rodesian o Mestizos. En España se intentó adiestrar al Pastor Vasco, pero los resultados no fueron los esperados.

perros-guia-razas

Dentro de la selección, se tiene en cuenta las condiciones físicas de sus progenitores, conocer la ausencia de taras genéticas, el carácter, la talla final que puede alcanzar, el tipo de pelo, la dominación, motivación, agresividad o concentración. Son factores a tener en cuenta a la hora de seleccionar un perro determinado.

Adiestramiento de un Perro Guía

En lo que respecta al adiestramiento de un  perro guía, éste comienza desde que el perro nace, a las 7 semanas de vida aproximadamente.

  • Test inicial – El perro seleccionado deberá pasar un test inicial, que será el que le considere apto o no como perro guía. A partir de ahí, el cachorro deberá socializar, la mejor forma es a través de familias de acogida, que el perro pueda vivir en un ambiente familiar y viva situaciones cotidianas de una casa.

  • Enseñanzas básicas – Aprenderá a ser limpio y sumiso, aprenderá a ser sociable, a no tirar del arnés, a no romper cosas, controlar sus pises y cacas, a viajar en transporte público, a entrar en todo tipo de establecimientos y a obedecer de forma natural. Una de las cosas que las familias de acogida tiene prohibido es jugar a la pelota, ya que podría asumirlo como algo normal y poner en un futuro en riesgo la vida de la persona invidente.
  • Contrato – Las familias de acogida deberán firmar un contrato por el que se comprometen a educar al cachorro siguiendo unas instrucciones concretas, además de devolverlo a la escuela cundo ésta lo necesite.

perro-guia-cachorros-entrenos-2

  • A los 4 meses – En los 4 primeros meses, se le enseñará a obedecer órdenes y a desobedecer para mantener a salvo su vida y la de su amo.
  • Con 8 meses – A los 8 meses pasará un reconocimiento médico exhaustivo, donde se le harán escáners, radiografías y analíticas. Así se podrá detectar posibles lesiones. Se le realizará un estudio psicológico canino para observar sus condiciones psicológicas y poder descartar al que no cumpla el perfil.
  • Anulando el instintoTambién con 8 meses tendrá que tener anulado cualquier instinto de caza, protección y guarda.
  • Al año – Al año, cuando el perro ya está habituado a un ambiente familiar, volverá de nuevo a la fundación. Allí continuarán con su adiestramiento y serán castrados.

Entrenamiento de los Perros Guía

  • Otro año de entrenamiento – Ahora contamos con aproximadamente otro año de entrenamiento, donde se reforzará la obediencia básica que ya había sido aprendida en la casa de acogida. Se le acostumbrará al nuevo arnés que tendrá que llevar cuando esté con una persona invidente, aprenderá a cruzar la calle en línea recta, evitar obstáculos, señalizar puertas, escaleras o bordillos de acera.
  • Refuerzos con premio – Todos los ejercicios de entrenamiento será reforzados con premios, la ausencia de premios en la ejecución de un ejercicio, le hará saber al perro que su ejecución no ha sido correcta. Nunca se empleará la fuerza o el daño al animal.

Un buen perro guía no puede distraerse con NADA

  • Observación – Durante este segundo año, se observará el comportamiento del animal, descartando los perros muy lanzados o miedosos. Se les someterá a pruebas de audición, para conocer su sensibilidad auditiva, aceptando a los perros que mejor se sobrepongan del susto inicial.
  • Fase de acoplamiento – Tras todo este periodo de un año de entrenamiento, pasamos a la fase de acoplamiento, cuando ya se le asigna el perro a una persona invidente y ambos tienen que aprender a acoplarse y complementarse. En estas tres semanas, las personas aprenderán a manejar al perro, qué órdenes y comandos tiene que darle y en qué grado de autoridad debe hacerlo.

perro-guia-cachorros-perros-guia

  • Vuelta a casa – Después se trasladará este entrenamiento al lugar de residencia de la persona invidente. Se trabajarán rutas por la ciudad, accesos a los transportes públicos u otras necesidades.
  • Vida conjunta – A partir de este momento, perro y dueño comenzarán una vida juntos e independientes. No obstante, se facilitará un manual de consejos, derechos, obligaciones e instrucciones, órdenes de control de movimiento. Por ejemplo, el comando ‘haz’, le indicará al perro guía cuando debe hacer sus necesidades.

  • Reemplazo – Cuando la perra enferme o pierda capacidades por culpa de la edad, aproximadamente entre los 8 y los 10 años, será reemplazado por otra. El futuro del primer perro pasará por encontrar una familia que quiera adoptarlo. Así, se mantendrá en las mejores condiciones, como un perro normal de compañía, al fin y al cabo se trata de un perro jubilado.

Perros guía jubilados

Lo adelantábamos hace apenas un párrafo: ¿qué pasa con los perros guía jubilados? Cuando los perros guías ya están mayores para dar servicio con eficacia, son jubilados de su labor. Ellos también se merecen un buen descanso y, entonces, se les busca una buena familia que quiera disfrutar de su compañía y premiarles por toda la buena labor que han estado haciendo.

Esto sería lo ideal, la adopción responsable de personas que amen a los animales y sepan darle a estos animales cuidadores la vida que ellos merecen en su etapa final. Muchas veces son los cuidadores y entrenadores quienes deciden quedarse a estos perros. Incluso la propia familia de la persona con discapacidad, aunque sabiendo que su perro ya no podrá hacerle las veces de guía y de bastón como ha venido haciéndole durante los años precedentes

También te puede interesar:

Galería de imágenes Perros Guía – Razas, Precios y Entrenamiento (Discapacidad Visual)

AnimalesMascotas

También te puede interesar:

También te puede interesar

7 Comentarios en “Perros Guía – Razas, Precios y Entrenamiento (Discapacidad Visual)”

  1. gladys alcaraz dice:

    me gustaria contactar con ustedes,soy de Paraguay.les mando mi correo. gracias! saludos.

  2. Pingback: El mejor amigo del hombre -a cualquier edad-
  3. Pingback: Discapacidad y rehabilitación en perros
  4. Pingback: Discapacidad y rehabilitación en perros | TengoMascotas.com
  5. Pingback: Discapacidad y rehabilitación en perros | Blog de Mascotas
  6. Pingback: Lazarillos: La mejor compañía para personas invidentes
  7. Pingback: Lazarillos: La mejor compañía para personas invidentes | Blog de Mascotas